Wietse Bosmans, el renacido.

En el panorama de ciclocross internacional actual, los jóvenes tienen mucho que decir, y son, para qué engañarnos, los verdaderos protagonistas y artífices de una nueva revolución que cada vez consigue atraer la atención de más y más personas, ayudando así a engrosar el público interesado en un deporte que hasta hace pocos años se encontraba bastante anclado en la frontera belga-holandesa.

Muchos son los ‘crossers’ que lideran esta revolución, empezando por Wout Van Aert o Mathieu Van der Poel y siguiendo por Lars Van der Haar, Michael Vanthourenhout o Laurens Sweeck. Pero estos no son el único presente y futuro del ciclocross. Una larga lista se va perfilando, con nuevos nombres y sorpresas que asoman cada temporada y seguirán incluyéndose, como los de Jens Adams, Quinten Hermans, Eli Iserbyt, Yannick Peeters… No obstante, ya tendremos tiempo para hablar largo y tendido sobre estas nuevas generaciones en otra ocasión.

wietse-bosmans-2

Hoy no vamos a generalizar, sino que nos centraremos en una figura, en uno de esos corredores que disponen del talento necesario para dedicarse a este deporte y obtener grandes resultados. Hoy hablamos de Wietse Bosmans, un ‘crosser’ belga, nacido el 30 de diciembre de 1991 en Brasschaat, en la provincia de Antwerpen. El belga, que desde las categorías inferiores siempre destacó y se presentaba como uno de los relevos generacionales de mayores garantías en la selección belga, ha saboreado la dulzura de la victoria, entre otras cosas es dos veces campeón de Bélgica de ciclocross (junior y Sub23), y ha conocido el éxito, sobretodo en su etapa como Sub23, en la que logró la plata en los mundiales 12′ y 13′ y fue la sombra y en muchas ocasiones, el quebradero de cabeza de Lars Van der Haar. Sí, señores, nada más y nada menos que el principal rival del ‘petiso’ holandés, que es a día de hoy, uno de los 5 mejores corredores del mundo en la especialidad. Pero la carrera de Bosmans no es todo alegría y color. Hagamos pues, un breve repaso desde su salto al profesionalismo.

Su primera temporada con los profesionales data del 2013-14. Un año de adaptación complicado, en el que tendría que verse las caras con los mejores Sven Nys y Niels Albert, que por aquel entonces no daban cabida a nadie más en sus batallas particulares. No obstante, el corredor del entonces BKCP-Powerplus, y por tanto, compañero de Niels Albert, supo hacerse un hueco y obtener resultados destacados. Terminó 8º en el Superprestigio de Zonhoven, un circuito que según el propio corredor “es lo mejor de la temporada“. Por sus cualidades, destaca en los recorridos más lentos y técnicos, circunstancias que se dan a la perfección en las arenas de Zonhoven. Seguiría su progresión al alza en las semanas posteriores, con grandes actuaciones en Hamme-Zogge (4º), donde fue capaz de regular e ir de menos a más, apareciendo en las últimas vueltas de la nada como si de un veterano se tratara, y en Hasselt (8º). Mantendría un nivel regular el resto del año, aprovechando carreras de la categoría C2 para acumular buenos puestos y experiencia. Pero sin duda, su séptimo puesto en la Copa del Mundo de Nommay y el Top10 logrado en el mundial de Hoogerheide (10º) pusieron el broche a un gran año.

wietse-bosmans-1

La temporada siguiente (2014-15), lamentablemente, no empezaría como terminó la anterior. Un inicio con luces y con sombras. Con algún buen resultado y con otras carreras en las que, fatigado, se veía obligado a abandonar. Fue la temporada en la que conseguiría su primer podio en profesionales, en el Waaslandcross de Sint-Niklaas (3º), pero también fue un año negro, un año de reflexión, y un año doloroso para la joven promesa belga. Tras analizar los motivos de su bajo e irregular rendimiento, dieron con la causa principal, la enfermedad de Lyme. El 13 de octubre de 2014, el corredor belga notificaba públicamente que padecía dicha enfermedad. También conocida como borreliosis de Lyme, es una enfermedad infecciosa trasmitida, ahorrándonos el lenguaje técnico, por la picadura de una garrapata. Tiene tres fases reconocidas, temprana (1ª semana, con síntomas similares a una gripe -hay personas que no los muestran-), de diseminación temprana (aparece varias semanas o meses después con síntomas como: dolores en articulaciones, fatiga, bloqueo auriculoventricular, etc), y crónica. El corredor trató de regresar a la competición, anunciando que se había recuperado de la enfermedad, pero poco tiempo después se vio obligado a parar de nuevo, reconociendo que se encontraba en el estadio tardío de la enfermedad, o lo que es lo mismo, la fase crónica. A esta etapa se puede llegar meses o incluso años después de la picadura si no se ha recibido el tratamiento adecuado en los inicios. En esta fase ya la bacteria se ha diseminado por todo el organismo y los síntomas son más extremos, pudiendo llegar a producir artritis permanente, problemas cardíacos, fatiga extrema, …

Ante esta situación, Wietse Bosmans se veía obligado a tomar un parón, un descanso necesario para recuperarse. Iniciaba así un periodo muy duro de aceptación, pero siempre con el optimismo avalado por los médicos de poder recuperar en un futuro su gran nivel. Modificó totalmente su calendario, reduciendo muchísimas carreras, y nunca perdió la perspectiva de sus objetivos durante el tratamiento  para volver, como el mismo dijo, “más fuerte de nuevo“.

Precisamente fue en octubre de 2015, cuando fue capaz de autoconvencerse y decir basta. Una decisión que resulta complicada para un hombre que dedica su vida a la bicicleta, pero que sin duda, fue clave para su posterior recuperación. Un año apartado del barro, al menos en la competición, pero que le ha permitido regresar como un hombre nuevo. Atrás quedan los malos momentos y los dolores. Y ahora Wietse tiene la intención de devolver con resultados todo el apoyo que ha recibido por parte de sus seguidores, familia y un equipo, el Beobank-Corendon que lo ha protegido durante todo este tiempo y lo va a dar de nuevo la oportunidad que merece. Por el momento, en este 2016, Bosmans se está dedicando a acumular puntos para mejorar su posición en el ranking, con el objetivo de a medio plazo poder estar regularmente entre los 5 mejores en las carreras. Ya ha sido capaz de terminar tercero en el Radcross de Illnau, y en el Berencross de Meulebeke (2º) dio una auténtica exhibición junto con su apreciado compañero Mathieu Van der Poel. La primera victoria cada vez está más cerca, y seguro que será una pequeña y muy merecida recompensa para este ‘gladiador del barro‘.

wietse-bosmans-3-podio

Este último fin de semana, en su circuito predilecto (Zonhoven), rodaba en cabeza con los mejores, cuando después de 5 vueltas, dio su brazo a torcer y no pudo terminar la carrera. Como el mismo afirma: “simplemente se me apagó la luz por el calor“. Así que esperamos que únicamente fuera ese su único contratiempo y no regresen viejos fantasmas del pasado.

Wietse Bosmans. Una historia de coraje, de superación, de éxito y de dificultades, pero sobretodo de perseverancia, de entrega, y de ejemplo, de ejemplo de cómo se lucha contra viento y marea, por un sueño.

Escrito por:

Álvaro Bartolomé Quevedo

Fuentes:

wietsebosmans.com

Asociación de Lyme ALCE

2 comentarios
  • Barcena
    Publicado a las 13:50h, 19 octubre Responder

    Es importante reseñar que Lyme es la punta del iceberg de algunos de los problemas que ha sufrido. El primero, en marzo de 2013, precisamente en la antesala de su primer año élite, cuando se pegó un castañazo en moto que le dejó la rodilla hecha un cromo y que le tuvo dos meses (hablo de memoria) en el dique seco, con lo que eso supone de cara a la preparación de una temporada. El siguiente fue en noviembre, cuando estaba recuperando parte de su mejor nivel, se metió esta castaña en Koksijde (https://www.youtube.com/watch?v=tpdS8MimUgg) en la que se reventó la cara y fue llevado al hospital con conmoción cerebral.

    Mucho tiempo perdido, a decir verdad, para él. Con que pegue ramalazos de clase me doy por contento, pero me parece a mi que ese ciclista que tenía que tomar el testigo de Albert no volverá. Espero equivocarme

    • Road And Mud
      Publicado a las 14:02h, 19 octubre Responder

      Así es, Barcena. Muchas gracias por leernos y por aportar con tu comentario.

      Lo que comentas es cierto. En este breve artículo hemos querido reseñar este hecho al considerarlo el de mayor entidad desde su paso al ciclocross como competición profesional, y como un hecho curioso en la trayectoria de este ciclista, que no es tan habitual como un accidente, que desgraciadamente muchos corredores sufren a lo largo de su carrera deportiva.

      Como bien dices, será complicado alcanzar el nivel de expectativas que se depositaban en él, pero habrá que darlo un voto de confianza, y como dices tu, ojalá equivocarse.

      Un saludo.

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar