Vanmarcke, de espaldas a la mala suerte


Se acabó, no vuelves a cruzarte en mi camino, este es mi año y no voy a permitir que nadie me lo impida. 

Parecía ser el propósito que lanzaba Sep al comenzar 2016

Así de claro y así de simple, Sep Vanmarcke empezaba este 2016 con ilusión y con ganas de una vez por todas demostrar su potencial en la primavera sin dejar que la mala suerte que tanto le ha lastrado los últimos años apareciese. Una octava plaza en la E3, segundo en Wevelgem y tercero en Flandes dan motivos para creer que el ciclista nacido en Cortrique le ha dado por fin la espalda a la mala suerte.

image
@lottojumbo.nl

Para situarnos bien en la historia, tenemos que remontarnos a 2010, concretamente al 28 de marzo de 2010, cuando se disputaba la septuagésimo segunda edición de la Gent-Wevelgem. Ese día el austriaco Bernhard Eisel levantaba los brazos en la línea de meta imponiéndose a un joven belga de 21 años que corría en las filas del Topsport Vlaanderen llamado Sep Vanmarcke. Allí empezó todo, los equipos WT empezaron a fijarse en esa joven promesa belga que estaba llamada a ser uno de los referentes en las clásicas de primavera en los siguientes años, pero desgraciadamente no acabó de ser así. Desde entonces, pinchazos, averías, o simplemente malos días no le han permitido acabar de rematar y sumar una merecida victoria en alguno de los monumentos. A pesar de encontrar pequeños oasis de buenos resultados como en 2013 donde rozó la victoria en Roubaix quedando segundo, o en el mismo Tour de Flandes de 2014 repitiendo la tercera posición que logró en domingo, Sep no ha acabado de tener un buen año en esta época de la temporada, pero parece ser que ha dicho basta.

image(1)
@CorVos

2015 fue un año gris, no le salió nada. Todo empezó en la Omloop cuando dos pinchazos en momentos cruciales de la carrera le dejaron fuera de combate en la disputa de la victoria final, finalizando en quinta posición. Otra quinta posición en la E3 y una sexta en Gante parecía que indicaban que este sería el año del belga, pero de nuevo la mala suerte se le apareció en Flandes cuando un ataque en la parte delantera del pelotón en el Taienberg, le pilló en la parte trasera del pelotón mal colocado y vio como se le escapaba las opciones de ganar. Finalmente, en la Paris Roubaix acabó de rematar la primavera de Sep con un pinchazo en uno de los momentos decisivos de la carrera, terminando finalmente 11º en el infierno del norte.

image(2)
@CorVos

Entonces llegó 2016 y decidió cambiar de mentalidad, nada de Omloop, nada de Kuurne, nada de clásicas previas, solo centrarse en las grandes y en no tener ese lastre de los últimos años. En la E3 una gran octava plaza, en la Gent Wevelgem demostró su gran estado de forma al llegar con el cuarteto de cabeza pero siendo superado por Sagan en el sprint finalizó segundo. Y llegó el turno de Flandes. Las cosas no empezaron bien, aparecieron esos fantasmas del pasado en los primeros kilómetros del día cuando una caída le obligó a tener que remontar junto a sus compañeros para volver con el gran grupo, pero esta vez era diferente. Todo esto pasaba en momentos intrascendentes de la carrera y no en situaciones claves como en las ediciones anteriores, y a medida que veíamos como Greg Van Avermaet, Demare o Benoot tenían que poner pie a tierra por caídas, Sep Vanmarcke las esquivaba todas y seguía en el grupo de adelante, este era su día.

Y de repente empezó la épica. Michal Kwiatkowski atacaba a 32 kilómetros de meta seguido de Peter Sagan y de un Vanmarcke que vio oro en ese ataque y no dudó ni un segundo en secundarlo. Abrieron hueco y se unieron a la fuga del día, hasta que en el Kwaremont, Sagan tomó el mando de la situación y decidió apretar, siendo el propio Sep el único que fue capaz de lograr mantener el ritmo del campeón del mundo. El final lo conocemos todos, un hachazo de Sagan en el Paterberg que acabó soltando al belga, y que dio paso a la posterior victoria de Sagan, una segunda posición de Cancellara y una meritoria y gran tercera posición de Vanmarcke para cerrar el podio.

image(3)
@lottojumbo.nl

No logró la victoria, de hecho, el belga no gana desde el 5 de septiembre de 2014 cuando venció en una etapa del Tour de Alberta, pero esta vez fue diferente. Esta primavera no es como las otras. Tras sendos podios en Gante y Flandes, las miradas están puestas al horizonte donde ya asoma el infierno del norte, ¿el objetivo? GANAR, porque este año si, este año Sep le ha dado la espalda a la mala suerte.

Escrito por:
@DaniEscribano27

Sin comentarios

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar