Una primavera sin Espartaco

Juntos, hemos recorrido un largo camino, librado muchas batallas, conseguido grandes victorias…
Ahora, en vez de embarcar rumbo a nuestras casas allende los mares, hemos de volver a luchar.

Para unos será una maniobra caprichosa del destino, para otros una larga maldición que protege a las carreras legendarias de aquellos que osan enfrentarse a sus plusmarcas, y para algunos no será más que una simple coincidencia. Opiniones, supersticiones y  comentarios habrá para todos los gustos, pero el hecho es que en menos de tres semanas, las dos grandes leyendas de las clásicas del pavés, han visto cómo sus objetivos principales del año se iban al traste al mismo tiempo que sus huesos impactaban con el suelo.

Hace veinte días nos lamentábamos de una caída tonta que nos privaría de ver en acción a Tom Boonen en las carreras que lo han convertido en mito vivo del ciclismo. Hoy, con una tremenda sensación de déjà vu, despedimos el sueño de ver a Fabian Cancellara batiendo la barrera de los tres triunfos en el Tour de Flandes, o igualando a Tommeke y a De Vlaeminck con las cuatro victorias en París-Roubaix.

Paradójicamente, sucedía durante la disputa de la E3 Harelbeke, la prueba fetiche de Tom Boonen, que Espartaco también había vencido ya en tres ocasiones. Se transitaba por uno de los primeros tramos de pavés de la jornada, el de Haaghoek, en una zona en descenso, cuando, por culpa, al parecer, de una botella atravesada en el camino, un frenazo brusco provocaba una terrible montonera en el pelotón. Aún sin imágenes en directo, permanecíamos atentos a lo que pudiera suceder con los grandes nombres que se habían ido al suelo. Boom, Degenkolb, Cancellara, Amador, Langeveld, Erviti… la lista de nombres era larga.

sptdw107_670
Foto: Tim de Waele

Minutos después la noticia se confirma; Fabian Cancellara se retira de la prueba con claras muestras de dolor. Empiezan a rodar los rumores, muchos comentan que el propio Espartaco habría dicho “se acabó la primavera para mí”, mientras se subía al coche del equipo. Los ciclistas veteranos, conocen su cuerpo mejor que nadie, y si era cierto que lo había dicho, era muy difícil que se equivocara. Poco después se comentaba: “el suizo es baja segura para la Gante-Wevelgem y seria duda para el Tour de Flandes”. La cosa se ponía fea.

Por la tarde, saltaba la noticia que ya todos nos temíamos, adiós a la temporada de clásicas. La caída, contra los adoquines que tantas alegrías le han dado, había producido la fractura en dos huesos de las vértebras. Un palo para Espartaco, y un gran golpe para todos los aficionados a las piedras, que disfrutamos con las exhibiciones de El Expreso de Berna en el norte de Europa.

Será difícil una primavera sin ver al suizo reventar a todos, por más que los equipos se alíen para controlarlo. Echaremos de menos sus exhibiciones poniendo en jaque a cada uno de sus rivales. Un ciclista que despierta admiración entre los aficionados por su brillante manera de vencer y por su carisma y elegancia deportiva. Sin duda volverá para terminar el año con fuerzas renovadas, y por qué no, alcanzar un maillot arcoiris de fondo en carretera que tanto ansía y que en Richmond podría tener al alcance de su mano si llega en buena forma.

En los mentideros del ciclismo algunos hablan de posibles retiradas a final de año de Boonen y Cancellara, lo que supondría que no veríamos más sus legendarios duelos sobre el pavés, pero nos resistimos a ello, y esperamos que este parón forzoso termine pronto y sirva de impulso para un nuevo gran duelo, más épico si cabe, en 2016. Como decía el Espartaco de Stanley Kubrick en la cita de la mítica película de 1960 con la que empezamos este artículo, antes de veros embarcar, esperamos volver a veros luchar.

flanders_10_CANCELLARA_BOONEN

Mientras tanto, disfrutaremos como siempre de las carreras y de las piedras, aunque los adoquines del Oude-Kwaremont y el Paterberg o de Mons-en-Pévèle y el Carrefour de l’Arbre, notarán la ausencia de los dos más grandes clasicómanos de la última década.

 Escrito por:
@VictorGavito

Sin comentarios

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar