Tour de Francia 2017 – Previa etapa 15. Laissac Séverac L’Eglise-Puy en Velay, 189 kms

En nuestra guía decíamos…

A estas alturas de carrera las fuerzas ya van justas, y aunque no será el Tour más duro, en cuanto al recorrido se refiere, que hayamos visto a lo largo de la historia, la exigencia será máxima y la fatiga ya será un condicionante más de la prueba. En esta ocasión, en la etapa previa a la segunda jornada de descanso, los corredores afrontarán una etapa calificada como media montaña, en la que nuevamente una fuga numerosa podría tener una gran oportunidad. Sea de montaña o media montaña, lo que está claro es que la dureza está presente, los 4 puertos que tenemos, dos de ellos de primera categoría, serán factores clave del devenir de la etapa. El primero al poco de comenzar, dentro del primer tercio de etapa, y el último de ellos la Col de la Peyra Taillade, 8 kilómetros al 7,4%. Coronarán a 30 kilómetros a meta e intercalados entre este y la línea de llegada una nueva cota, de menos de 2 kilómetros hará retorcerse a los corredores encima de la bicicleta.


HORARIO

Horario de salida:  13:10 h.

Horario de llegada (aprox): 17:47 h / 18:17 h.

TV: Directo en Eurosport a partir de las 13:10 h.

Twitter: @_RoadAndMud, #TourdeFrancia.

ANÁLISIS RECORRIDO

¡Etapa para aventureros! No hay tantas jornadas en esta edición con un perfil tan atractivo para ver esas típicas fugas grandes tan difíciles de resolver. La etapa arranca muy exigente, con la subida al Montee de Naves d’ Aubrac (1ª), que tiene 8’9 km al 6’4%.

Es una etapa trampa, porque las subidas son muy exigentes, y los descensos obligan a pedalear en gran cantidad, por lo que no permitirá recuperar mucho y la fatiga cada vez hará más daño. Además, cabe tener en cuenta que la jornada de descanso está a la vuelta de la esquina, y todos querrán hacer ese último esfuerzo antes de concluir la segunda semana de carrera en busca de una etapa. Es una jornada muy abierta y eso se va a hacer notar en la competición.

El terreno intermedio de la etapa favorece a la escapada que se pueda formar para que vaya abriendo hueco. El terreno se vuelve a poner muy serio en los últimos 40 km, cuando empieza la subida al Col de Peyra Taillade (1ª), que consta de 8’3 km al 7’4%. La subida comienza muy tendida, pero cuenta con 2 km terribles hacia la mitad de la misma. Uno de ellos no baja del 12%, con rampas máximas del 14%. Después un pequeño descansillo para volver a terminar con algo más de dureza en la cima. Se corona a 31’5 km de meta. Aquí es donde se espera que se produzcan los movimientos decisivos tanto si se trata de la lucha por la etapa como de la carrera por la general. Puede que vayan de la mano o no, porque aunque el escenario parece más propicio para la escapada, no hay que olvidar que la jornada siguiente es de descanso y en esos casos a veces los ‘gallos’ quieren más batalla.

Desde la cima espera un ligero descenso, que se verá interrumpido por varias cotas, una de ellas de 4ª categoría, la Cote de Saint-Vidal, que son 1’9 km al 6’8%. Desde ahí continúa un terreno pestoso hasta la llegada en Le-Puy-en-Velay.

FAVORITOS

¡Cómo está el Tour! No podemos quejarnos la verdad. Está siendo el mejor Tour en años. Y de lejos (solo me viene a la mente el de 2011, que también fue bastante espectacular gracias a la sorpresa de Thomas Voeckler y el animador de siempre, Alberto Contador). Cada día hay alguna sorpresa nueva. Nadie se puede despitar, porque como hemos podido ver, en el sitio menos pensado, se puede perder el liderato. Lo único que estamos echando de menos es alguna de esas típicas fugas numerosas difíciles de resolver que tanta vidilla dan. Pues bien, viendo el recorrido de esta etapa, ese guión encaja muy bien. El problema es que en este Tour se está rodando muy rápido y no se está permitiendo coger mucha ventaja a las escapadas. El hecho de que la general esté tan apretada, con muchos capos con fuerzas igualadas y muchos contendientes en un espacio de tiempo limitado para las alturas de carreras hace que muchos se vean con opciones de pescar en río revuelto y unas cosas llevan a otras, unos intereses matan a otros y ya saben, rapidito se monta el zafarrancho.

Así pues, deducís bien, hay dos tipos de carrera planteadas. O bien llega una fuga grande, en la que probablemente no pueda viajar ningún hombre peligroso para la general, pero que si que tratarán de coger algunos otros hombres del Top20, buscando una escapada bidón que los reintegre en la lucha, o bien, se sigue el guión de otras etapas, un equipo asume el mando que probablemente no quiera asumir SKY (al menos no para quemar todas las naves), controla la carrera y se lía parda entre los capos. Ambas son muy probables, porque la general está en un puño y al día siguiente hay descanso. A favor de la escapada juega el tramo inicial y medio de la etapa. El hecho de que arranque con un puerto de 1ª muy cerquita animará a los mejores escaladores y a corredores con fuerzas en este terreno. La parte central también favorecerá a la escapada si se organizan bien. Ahí se puede hacer camino para gestionar la diferencia en el final, aunque esta no llegara a ser mucha.

En cada escenario veríamos unos favoritos diferentes. En la escapada lo más probable es que veamos gente como Warren Barguil, que está que se sale el chaval, y se meterá a sumar algún punto de montaña más y ya que está, pues a intentar levantar los brazos de nuevo, Primoz Roglic, que está mostrando buenas piernas, Alexis Vuillermoz, con doble objetivo: hacer de puente para Bardet, y para buscar su opción, que con este final de etapa son grandes. Otros ejemplos pueden ser los de Serge Pauwels, quien va a más con las semanas y que sabe moverse perfectamente desde las escapadas, Tony Gallopin, Bauke Mollema, Pierre Rolland Thibaut Pinot, a quienes les favorece más este inicio de etapa para filtrarse en el corte, Carlos Betancur, Michal Kwiatkowski, quien podría moverse para los intereses de SKY, Diego Ulissi, etc.

Si la etapa se disputara entre los favoritos, es un buen día para corredores que saben elegir bien su momento para atacar, como han demostrado Simon Yates y Daniel Martin. Este último además cuenta con una buena punta de velocidad, que lo destacaría en diferentes tipos de resoluciones. El británico (que es cierto que va algo más justito de fuerzas pero que se regula muy bien) contará con algo más de libertad, o al menos esa sensación da por las reacciones de los corredores, que no se los ve tan preocupados por darle metros al de Orica, veremos hasta cuándo. A día de hoy, junto con Louis Meintjes será el que más libertad tenga de los favoritos, y con la vigilancia que se prevé que habrá con la reciente incorporación de “nuevos” rivales, podría sacar tajada.

Cualquier día puede ser importante para la general. No parece que vaya a ser la etapa determinante, pero yo no le quitaría el ojo de encima a Romain Bardet. Seguro que Ag2r corre agresivo y plantea algo para esta jornada que da opciones tácticas. A Fabio Aru le espera una tercera semana de Tour muy complicada. Su equipo no es fuerte dadas las bajas y a ver como se recupera de este mazazo moral. El papel de Chris Froome y Mikel Landa puede ser determinante en este Tour, incluso con Froomy de líder. A día de hoy veo al vasco con unas opciones grandísimas de hacer una gesta que pase a la historia. Supo aprovechar el movimiento de Alberto Contador en Foix. Como avisamos, quien supiera coger ese billete podría dar un paso en firme por el título y así ha sido una vez más. El colombiano Nairo Quintana también hizo un etapón y lo cierto es que parece que espera mucho más de lo mismo hasta París. Yo personalmente no me fiaría de ninguno. Está muy bonito el Tour señor@s.

En cualquier caso, este la etapa en juego o no para los de la general, habrá pelea. Insisto, el día siguiente es el último de descanso, y todos darán un plus por irse con un buen sabor de boca.

ZONA APUESTAS

Nuestra apuesta:  [FRA] Warren Barguil

Nuestro outsider:  [BEL] Serge Pauwels  //  [GBR] Simon Yates 

 

Escrito por:
Álvaro Bartolomé Quevedo. @Alvaro_Queve

4 comentarios
  • Julio Cesar Niño
    Publicado a las 21:33h, 15 julio Responder

    Puesta apostaria por Pantano, Chavez o Atapuma…colombianos q ya descansaron lo suficiente y se espera q activen sus alas, al menos un día, o si no pensaría q vinieron a pasear y entrenar la Vuelta..porque no han hecho, nada, pero nada

    • Road&Mud_roadandmud
      Publicado a las 10:53h, 16 julio Responder

      Atapuma es cierto que resulta extraño, con el buen año que hizo la temporada pasada. Me da por pensar que no se encuentra con salud, porque sino es un hombre muy combativo. Chaves ha tenido un año difícil, ha venido de veras a conocer la carrera e ir agarrando golpe de pedal. En La Vuelta lo veremos seguro con los mejores. Ojalá en los Alpes se sienta con fuerzas para atacar, pero el ritmo de carrera no lo han permitido tan siquiera probar una fuga.

      En cuanto a Pantano, se ha dejado ver en alguna fuga, pero la verdad que el colombiano es el que más ha currado en cada jornada para Alberto Contador. Eso acaba fatigando mucho. Su rol este año en el Tour ha sido bien diferente y así es difícil brillar. Además lleva un año cargadito de competición. Es un caso más comprensible. El que más me extraña es el del ‘Puma’.

      Gracias por comentar. Un saludo.

      Álvaro

  • Ecos del Rugido
    Publicado a las 00:02h, 16 julio Responder

    Aún no crees en Rigoberto Urán y curiosamente es el que se ha mostrado más regular de los gallos. Urán será podio y porqué no, campeón

    • Road&Mud_roadandmud
      Publicado a las 10:50h, 16 julio Responder

      Por supuesto que sí, está ahí por méritos propios. Pero te invito a que leas el análisis de la etapa y comprendas porqué no está mencionado. La realidad es que Rigo está de “más tapado” frente a los 3 grandes favoritos que acaparan toda la atención. Eso no es nada malo, de hecho es un punto a favor de Urán. Es un gran corredor, y todo puede pasar con él.

      Pero los análisis son algo más que todo girar siempre en torno al mismo nombre. Sé que Rigo está causando sensación, pero sería bueno que las cosas se interpretasen con perspectiva, y no solamente cegados por la pasión que mueve un corredor. El hecho de que no se nombre a un corredor en el contexto del análisis de una etapa no quiere decir que esté siendo descartado de la general.

      Un saludo.

      Álvaro

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar