Un Tour Down Under de dos

El WorldTour ha arrancado en las antípodas con pocas sorpresas, haciendo patente de nuevo el dominio aplastante de los ciclistas locales en este inicio de año. Favorecidos por una pretemporada con mayor nivel de competición, gracias a los criteriums postnavideños y a la disputa de los campeonatos nacionales, y mejor adaptados al caluroso clima y a los husos horarios de la gran isla oceánica, los canguros hacen de esta prueba un bastión inexpugnable.

En esta edición la gloria se la han repartido dos de las banderas del ciclismo australiano actual. Richie Porte y a Caleb Ewan han fagocitado la carrera. El primero con dos etapas y la general, y el segundo con los cuatro parciales restantes, totalmente intratable en las volatas.

Foto: @TDWSport via @OricaScott

Pocket Rocket tiene por delante un año clave en su progresión. Un velocista que hace vibrar a los aficionados, con su pequeño cuerpo que le hace parecer una bala que zigzaguea entre los corpachones de sus rivales. Queda ver si en Europa hace buena su evolución. El debut en el Tour de Francia está en el punto de mira. Orica tendrá que saber manejar y cuidar a su joya sin perjudicar sus ambiciones en las generales con Chaves y los Yates.

Richie Porte por fin tiene su general del Tour Down Under. El de BMC es el rey de Willunga Hill, donde ya acumula cuatro parciales consecutivos. Sin embargo, hasta este año no había logrado subirse a lo más alto del podium definitivo en la carrera de casa. El exigente final de la segunda etapa en Paracombe ha sido decisivo para que en esta ocasión llegara la oportunidad de llevarse el maillot naranja. La superioridad en las cuestas ha sido abrumadora. Tanto en Paracombe como en “su” Willunga, Porte destrozó a sus rivales con un cambio de ritmo brutal, desde delante, con una continuidad inapelable, para triunfar en solitario y afianzarse como el mejor escalador de la carrera. El de BMC sabe que este puede ser su año. En 2016 empezó a poder creerse que, con mejor suerte, tiene un Tour de Francia en sus piernas. Con arrancadas como las de esta semana, carreras como Flecha Valona o Lieja podrían ser buenas apuestas para engordar un palmarés que lo afianza como uno de los mejores corredores de vueltas de una semana de la última década.

Foto: @bettiniphoto via @MovistarTeam

Los sprints del comienzo de temporada, Caleb Ewan a parte, han sido un buen banco de pruebas para los nuevos trenos del pelotón. El equipo alemán Bora probó con Sam Bennett y con el campeón Peter Sagan, ambos cerca de la victoria en todas las etapas con final lanzado. UAE Abu Dhabi tuvo en Marko Kump su mejor baza, aunque Ben Swift también quiso meterse en la pelea. Trek-Segafredo ha sido uno de los equipos que, sin grandes resultados, puede llevarse buenas sensaciones con el trio formado por Mads Pedersen, Koen de Kort y Edward Theuns, corredores que podrán luchar por buenas actuaciones, y sobre todo con  Ruben Guerreiro, un todo terreno que apunta alto, buena punta de velocidad, clase y personalidad que, con paciencia, deben llevarlo a ser un corredor importante. Los cuatro tendrán un papel fundamental acompañando a John Degenkolb en los grandes objetivos del año.

Fuente: @tourdownunder

En el top10 de las volatas se han colado no habituales como el alemán de Movistar Jasha Sütterlin, un ciclista que necesita reivindicarse y que ha estado mucho más metido en las disputas que Carlos Barbero, al que le ha tocado el trabajo de gregario en esta ocasión.

La gran carrera por etapas de Australia siempre nos deja nombres interesantes a los que seguir durante el año, a los que este inicio de temporada puede servir de espaldarazo moral. Gorka Izagirre tuvo la oportunidad de liderar al conjunto telefónico y volvió a demostrar que es un ciclista en quien confiar. Con mucho oficio se metió segundo en Paracombe, y la mala suerte de la caida al día siguiente le privó de luchar por una gran general. Por su parte, Jay McCarthy volvió a dejar buenas sensaciones en casa. Veremos si el joven australiano da, con su llegada a Bora, el golpe sobre la mesa y se deja ver en el resto del año. Jhonatan Restrepo fue el mejor joven, repitiendo algunas cosas de las que ya mostró en la pasada Vuelta a España; tiene el descaro suficiente para meterse en los sprints y las piernas necesarias para defenderse en las subidas. El colombiano dará alegrías a Katusha esta temporada.

Michael Storer es otro de esos jóvenes aussies que vienen a ampliar el gran trabajo de la cantera oceánica. Gran carrera la suya, defendiendo los colores de la selección UniSa australiana, donde también destacó Callum Scotson, y que nunca desentona en su prueba nacional. Loable también la combatividad de Jack Bauer. El flamante campeón kiwi contra el crono parece haber recobrado nuevas alas con su llegada a Quick-Step, donde será un corredor importante para los Boonen o Gaviria.

La temporada ya está en marcha. El TDU nos ha empezado a quitar el mono de ciclismo, pero nos ha abierto aún más el apetito. Esto ya no para: San Juan, Mallorca, Cadel Evans, La Marselleise… El calendario se llena de carreras y expectativas. ¡Disfrutémoslo!

Escrito por:
@VictorGavito

1Comment
  • Carrick on suire
    Publicado a las 20:29h, 22 enero Responder

    Magnífico análisis. Muy válido para quienes no hemos podido ver la carrera.

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar