Tour de Francia 2018 – Previa 16ª etapa

En nuestra guía decíamos…

Después de un segundo día de descanso llegará la primera etapa pirenaica y lo hará con un perfil que asusta. Etapa de 218 km y unos kilómetros finales de mucha dureza. Se subirá el col de Portet d´Aspet (5,4 km al 7,1%) y el col de Menté (6,9 km al 8,1%), los cuales se subirán encadenados, haciendo mucho daño al pelotón. Tras el descenso y unos kilómetros de llaneo, los corredores llegarán al col du Portillon (8,3 km al 7,1%) y, tras coronar, afrontarán diez kilómetros de descenso hasta Bagnères de Luchon, de nuevo en uno de esos finales con descenso que ha patentado el Tour en los últimos años y que no terminan de agradar a los corredores, por su peligrosidad.


HORARIO

Hora de salida:  11:40 h.

Hora de llegada (Intermedio aprox.): 17:20 h.

TV: Directo en Eurosport a partir de las 11:40 h.

Otras TV: Teledeporte

Twitter: #TDF2018, @_RoadAndMud.

LOS PUNTOS CLAVES

¡Llegan los pirineos! Nos encontramos ante una de las etapas más largas de esta edición y la más larga de las de montaña. La primera parte de la jornada es bastante “sencilla”, lo que no favorecerá mucho a los escaladores interesados en pillar el corte bueno. La escapada tiene visos de llegar en un día como este, con el experimento de la etapa de cadetes a la vuelta de la esquina.

La etapa se pondrá seria en la segunda mitad, con el encadenado del Col de Portet-d’Aspet (2ª)  y el Col de Menté (1ª). Son puertos cortos pero exigentes. La bajada nos dejará en un terreno pestoso, que va siempre picando hacia arriba ya entrando en la provincia de Lérida, territorio español.

Desde ese punto se encarará la subida al Col du Portillon (1ª), que se mantendrá muy constante en sus 8’3 km en torno al 7’1%. Se coronará por encima de los 208 km en las piernas, lo que añadirá un punto de dureza que no será igual de bien recibido por todos.

Desde la cima solo resta un rápido descenso hasta meta.

FAVORITOS

¡¡Llega la traca final!! Última semana del Tour de Francia, ya con las fuerzas justos. Tiramos de tópico y hay que repetir que tras la jornada de descanso, siempre alguno encuentra sorpresas en su rendimiento. A veces las piernas no funcionan como un quisiera, así de repente, sin saber muy bien porqué. Con una jornada maratoniana como esta, que encuentra un puerto, que sin ser muy largo, si es exigente como es el Col du Portillón, a alguno se le puede atragantar el final. No decimos nada ya si se mueve el árbol o se tensa mucho la cuerda en el encadenado previo.

Es posible que veamos dos carreras con el recorrido que se presenta camino de Bagneres de Luchon, con una jornada tan larga, y con la etapa tan explosiva, corta pero muy dura de 65 km al día siguiente. Además, es un lugar emblemático ya, y tierra de escapadas. Los primeros 150 km de etapa son muy pestosos, y a pesar de existir alguna cota corta, los mejores escaladores tendrán trabajo para entrar en una escapada muy peleada, en la que todos los equipos querrán estar representados. Seguramente Movistar trate de meter algún hombre en el corte matutino, como puedan ser Andrey Amador o Marc Soler. Si no puede ninguno, entonces será Inmanol Erviti, en un terreno más de rodadores. Podría ser de gran utilidad en caso de pasar a la ofensiva en la segunda mitad de la etapa, donde acumularemos el desnivel principal y se enlazarán tres puertos cortos pero duros.

Por parte del Team SKY es de esperar un guión similar, controlando que en la escapada no se filtre nadie peligroso y dejando que un grupo numeroso haga camino. Dejarán que la ventaja vaya progresando paulatinamente, y sería tarea de otros equipos marcar el ritmo en el pelotón si quieren que la lucha por la etapa también este en juego. No obstante, para sobrevivir en la escapada y poder triunfar será necesario ser un buen escalador, pues con una kilometrada semejante, en el pelotón de los favoritos se debería ir muy rápido en el final y toda la ventaja se puede esfumar en instantes.

Así pues, en caso de que la fuga pueda disputarse el triunfo de etapa, debemos señalar a Warren Barguil como uno de los principales candidatos. El de Fortuneo lo ha estado probando estos días con muchas ganas, pero sin fortuna…Los Pirineos son tres oportunidades buenas para un magnífico escalador que también pelea con Julian Alaphilippe por el maillot de lunares rojos. Seguro que sus compañeros le echarán una mano en la primera parte de la etapa para coger el corte bueno. Después tendrá terreno más que suficiente para marcharse en solitario. Lo más dificil será gestionar los ataques tempraneros y los nervios de la escapada en su caso. El momento adecuado es en el Col du Portillón. Después el descenso es rápido y deja en la meta. En caso de que algún rival pueda resistir debería ser un gran escalador, y entre escaladores, Barguil tiene un sprint que no es desdeñable. Sobre el papel, pinta una buena jornada para el galo. Su rival por la montaña lo tendrá más fácil para coger la fuga en la parte inicial, y aunque los puertos finales son cortos y no le van mal a sus características, lleva mucha fatiga acumulada. Si resistiera cerca al coronar, es un grandísimo favorito, pues baja muy bien y esprinta mejor, pero no parece tarea fácil para el de Quick Step.

Podemos seguir con Rafal Majka, que ya mostró mejores sensaciones en la fuga de la etapa anterior al último día de descanso. Empezó a dejar ver sus dotes de escalador, pero el final no era apropiado para el polaco. Sin duda alguna es un buen síntoma. Vienen dos etapas seguidas muy buenas para él. La mayor dificultad será la de entrar en la escapada inicial en un terreno en el que los rodadores y corredores potentes pueden salir más beneficiados. En su favor cuenta con Peter Sagan en el equipo, que seguro le echará un cable para que Rafal esté cuando la serpiente multicolor deje marchar a un grupo numeroso. Una vez en la fuga, lo dicho para Barguil aplicaría también para el de Bora, aunque este probablemente necesite llegar en solitario. Si por el contrario, no logra entrar en fuga, entonces descansará el resto de la etapa, guardando fuerzas para salir desatado, como si de Django desencadenado se tratara en la etapa de Saint Lary Soulan. Eso sería precioso, como un nuevo guión de Tarantino.

En un caso similar, aunque no igual, podemos encontrar a Mikel Nieve. Ya con total libertad para buscar etapas. El inicio de etapa no es bueno para sus condiciones, pero seguro tratará de estar en la escapada. Tiene dos oportunidades seguidas muy buenas. Se ha quedado a las puertas de la victoria en los Alpes, y aunque esta etapa no finalice en alto, como sería más idóneo, Mikel sabe elegir muy bien los momentos para atacar y medir su distancia para llegar en solitario. Está en un buen momento y una de las claves será lograr entrar en el corte, que no será nada sencillo. Mitchelton también jugará las bazas de Daryl Impey, que es el que mejor lo tiene en el terreno inicial, y de Adam Yates, que ya probó en el etapa 15, lo que es un buen síntoma, pero con un éxito nulo.

El tercer grandísimo favorito desde una escapada sería Ion Izaguirre. El vasco está haciendo un muy buen Tour, buscando incansable un triunfo de etapa. De momento ha dado dos veces al palo. El perfil de la etapa cumple los requisitos necesarios para que pueda dar una nueva alegría a la afición española. En estas subidas regula muy bien, es uno de los mejores bajadores y no es lento en la llegada. Aquí es complicado que le suceda como en la etapa 15, donde un sprinter pudo resistir y ganar holgado en el final (Cort Nielsen), así que sus opciones aumentan. Su hermano, Gorka Izaguirre también probará. Seguro que la idea de Bahrein es meter a ambos y jugar las cartas alternativamente.

Después tenemos a otros habituales en estas fugas, que se están dejando ver últimamente, como son Bauke Mollema, Omar Fraile, Pierre Rolland, Daniel Felipe Martinez, Damiano Caruso o Guillaume Martin.

Si el corte se fuera con corredores más rodadores y los mejores escaladores hubieran perdido el caballo ganador, entonces podríamos ver ganando enteros a ciclistas del perfil de Lilian Calmejane, Jesús Herrada o Thomas De Gendt, que tienen habilidad para coger las fugas en terrenos de especialistas.

Hasta aquí la lotería de la escapada. En cuanto a la lucha por la general, este la etapa en juego o no, debería hacerse una carrera exigente desde la segunda mitad de la etapa. De una u otra manera equipos como Movistar o Ag2r deberían endurecer en el encadenado previo. La mejor opción no es poner ritmo, llevando a los SKY a rueda, así que podrían ser Alejandro Valverde o Pierre Roger Latour los que lancen una ofensiva, incomodando un poco más a los británicos y obligándolos a quemar alguna nave más de las que les gustaría. Si en esa ofensiva se animan otros corredores valientes como Daniel Martin o Steven Kruijswijk, que parece el corredor que va a dar una versión más atancante en Lotto NL Jumbo, entonces el zafarrancho de combate puede estar montado. También podría valer con Jakob Fuglsang, pero el danés me da la impresión de que sería más un freno para ese hipotético grupito que una invitación al ataque.

Los SKY se los ve muy sólidos hasta la fecha, pero tras la última jornada de descanso, ya bien entraditos en la tercera semana y con esta etapa tan larga, puede haber sorpresas. En principio no debería ser Chris Froome, que se lo ve constante con el paso de las jornadas y sin hacer ningún alarde de superioridad que malgaste un gramo de fuerza de manera absurda. En ese sentido está siendo muy inteligente el británico para conseguir otro doblete “imposible”, y su cuarta Gran Vuelta seguida. Por ahora, la carrera le pinta muy bien. No sería de extrañar que el propio Froome lance aquí su primer gran ataque y se tire después para abajo en el descenso. A veces la mejor defensa es un buen ataque. Su máximo rival es Tom Dumoulin. El holandés está siendo valiente, y es posible que también en este día pase a la ofensiva, pero es de esperar que en todo caso sea en el puerto final. Con tanto terreno de aproximación picando para arriba entre los dos últimos puertos, sería un desgaste muy grande hacer una apuesta tan lejana, salvo que Geraint Thomas, por ejemplo, comenzase a dar muestras de gran debilidad. A mi me está sorprendiendo muchísimo el aguante de G durante todo este Tour. Los Pirineos pienso que se le pueden hacer eternos. No sé si será en Bagneres de Luchon ya, pero creo que sino es así, el desgaste que le dejará esta etapa lo hará explotar definitivamente en la siguiente, corta, pero previsiblemente a destajo.

Después tenemos a Primoz Roglic, que a pesar de haber cargado moral en Mende, un final apto para sus características, pienso que aquí volverá a su versión original de este Tour. A rueda, guardadito y a pasar otro día más, sin ceder tiempo a ser posible y apostando el podio en su poderío contra el reloj. Por ahora no le está yendo mal, veremos hasta donde llega. A los que no les vale esta estrategia es a la dupla de Movistar. Nairo Quintana y Mikel Landa deben aprovechar su terreno, la montaña. En los Alpes por unos motivos u otros acabaron cediendo tiempo y complicándose su empresa, pero los Pirineos aún son largos y se pueden hacer muy duros. Ambos suelen rendir bien en la tercera semana, así que deben afrontarla con confianza. Mikel ha declarado sentirse algo mejor de sus dolores de espalda, provocados a consecuencia de la dura caída en Roubaix. A pesar de todo sigue vivo para intentar dar la vuelta a la tortilla y buscar el podio. Conoce las carreteras a la perfección, y correrá delante de su afición estos días. La marea naranja estará apoyándolo, y seguro que Mikel dará todo, con la esperanza de no tener un lastre que le impida sacar su mejor versión a relucir.

Por último tenemos a Romain Bardet, que con este perfil de etapa, acaparará todas las miradas en el pelotón de los favoritos. La jornada es perfecta para el de Ag2r. Puede ser el mejor “aliado” de la ofensiva de los Movistar. Tanto para el colombiano como para el español, cualquiera que sea que responda o lance una iniciativa con el galo. Cuando se suben puertos pasando de los 200 km de etapa, sale a relucir la capacidad de fondista de Romain. Por no hablar de que es uno de los mejores bajadores del mundo. Seguro que es un día marcado con una equis en el calendario para el francés. Este el triunfo de etapa en juego o no, no debería influir en sus planes.

Esta es mi visión para la última semana que nos queda y concretamente para esta 16ª etapa. ¿Cuál es la tuya?

¡A disfrutar de los PIRINEOS!

PARTICIPANTES

Procyclingstats: Startlist actualizada 

ZONA APUESTAS

Nuestra apuesta[FRA] Warren Barguil 

Nuestro outsider: [ESP] Ion Izaguirre // [FRA] Romain Bardet (si no llegase la fuga)

 Escrito por:
Álvaro Bartolomé Quevedo. @Alvaro_Queve

Etiquetas
2 comentarios
  • Jesus Eguizabal
    Publicado a las 10:04h, 24 julio Responder

    Quizás me equivoque, pero creo que habrá batalla por parte de los Movistar y Ag2r lo cual hará estirar a los Sky, los pondrá en exigencia y éste año parece que su marcheta es un poco inferior. Froome y Dumoulin acusarán el Giro con el paso de los días y G. Thomas reventará un día u otro, como Yates en el giro. Esto deja en una posición muy buena a Roglic que el año pasado fue su tercera semana la mejor. Dispone de Kruijswijk para la avanzada y Tolhoek de escudero, baja muy bién y regula como los grandes en las subidas, es el gran tapado. La crono final remata éste Tour para Roglic. Frio, impasible en el rostro y bién calculado. Si Froome no hace una como hizo en el Giro, Éste Tour puede estar en manos de Primoz.

    • Sergio R&M
      Publicado a las 10:26h, 24 julio Responder

      Buen ojo Jesús, podría ser perfectamente. Es el “gran tapado”, estamos de acuerdo. A ver cómo responde este año en la tercera semana, pues disputando la general al final es diferente, porque vas sumando muchos más esfuerzos y tensión. No es como el año pasado, que podía relajarse en varias etapas y sacar su mejor potencial en el final. Pero hasta la fecha se lo ve muy bien, sólido. Ojalá que se cumpla tu pronóstico y veamos batalla.

      Gracias por leernos 🙂

      Álvaro

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar