Tour de Francia 2018 – Previa 12ª etapa

En nuestra guía decíamos…

Día clásico en el Tour de Francia con el encadenado de los interminables col de la Madeleine (25,3 km al 6,2%) y Croix de Fer (29 km al 5,2%). La tradicional subida a Alpe d’Huez (13,8 km al 8,1%) pondrá un broche de oro a una etapa que debe ser una de las más importantes de este año. Sin duda, un día que estará marcado en rojo por muchos corredores, tanto favoritos a la general como corredores escaladores con ganas de grabar su nombre en una de las cimas más míticas del ciclismo.


HORARIO

Hora de salida:  12:25 h.

Hora de llegada (Intermedio aprox.): 17:54 h.

TV: Directo en Eurosport a partir de las 12:25 h.

Otras TV: Teledeporte

Twitter: #TDF2018, @_RoadAndMud.

LOS PUNTOS CLAVES

¡Auténtico etapón alpino! ¡Cuánta historia hay en estas ascensiones! Todas en un mismo día, para escribir un capitulo más. 175 km con subidas a puertos míticos y como diría Perico “largos pero duros”. La fiesta se inicia con la subida al Col de la Madeleine (HC). Viendo las ascensiones nos podemos figurar que será uno de los días más importantes también para el maillot de lunares rojos de la montaña. Es de esperar mucha batalla por entrar en la fuga, con tantos intereses en juego.

Tras los interminable 25 km de subida, el largo descenso lleva a una hermosa subida, Lacets de Montvernier, que será el preludio de la traca final que nos espera. El TDF lo cataloga de 2ª categoría. 

Prácticamente sin respiro se inicia el ascenso a todo un coloso, el Col de la Croix de Fer (HC). Esta subida está dividida en dos partes claramente diferenciadas en sus casi 30 km al 5’2% de pendiente media. Engaña. Pues la dureza de las rampas es infinitamente mayor en muchos de sus kilómetros, como podréis comprobar en el perfil que adjuntamos a continuación. Cabe destacar además que se alcanzarán los 2067 m de altitud.

Tras un descenso técnico, donde puede ponerse bajo presión y un pequeño tramo de aproximación, llega una de las ascensiones que todo escalador tiene marcada en su agenda, el Alpe D’Huez. Todos sueñan con levantar los brazos ahí en alguna ocasión, así que esto puede ser algo bueno o malo para el espectáculo, según se mire.

Es un día clave en el Tour de Francia, que puede marcar el devenir de la carrera y fijar unos roles diferentes para la batalla final de los Pirineos. Todo dependerá de la actitud y las fuerzas de los corredores. En lo que respecta al recorrido, es una delicia para el espectador. ¡A disfrutar!

FAVORITOS

El guión de la carrera debería seguir su cauce natural. El Team SKY tratará de controlar, y el resto de equipos buscarán filtrar alguien en la escapada. Es posible que incluso el propio Sky trate de meter algún corredor para cubrir el plano táctico. La escapada será muy peleada, porque siempre tiene opciones de llegar en estos días, y además, hay otros muchos intereses en juego. Siempre que hay puertos encadenados es bueno llevar algún compañero por delante, aunque no sea necesariamente para pasar a la ofensiva.

Sobre el papel, es un buen día para la dupla de Movistar Team, Mikel Landa y Nairo Quintana. Llegada mítica, apta para dos grandes escaladores heridos en su orgullo. El vasco ya declaró que es una de las que más le gustan, pero eso no es nada extraño, pues cualquier escalador estaría encantado de firmar con su nombre esta cima. Debe lamerse las heridas cuanto antes y tirar del talento que atesora. Declaraba que tenía dolores de espalda, y evidentemente las prestaciones no han sido las mejores, pero está convencido de que mañana es un día nuevo, donde hay que probar algo diferente, esperando tener mejores sensaciones. El colombiano por su parte tiene que atacar, y aunque no parece estar en la mejor forma para que esta ocasión sea la definitiva. Los Pirineos serán las jornadas más decisivas en esta edición, pero Nairo tiene que aprovechar también los Alpes para darle la vuelta a las sensaciones y salir reforzado en sus ambiciones. Ambos se sitúan ahora a unos 3 minutos del líder y a 1’30” del podio. Todo está al alcance, pero se ha puesto más cuesta arriba. El tema es que parece que esa lucha puede ser más una carrera de fondo y que la recuperación no pinta muy claro que pueda producirse de inmediato en los Alpes.

El tercero en discordia de Movistar, Alejandro Valverde, tendrá una dura jornada por delante. Veremos si vuelve a mover el árbol de lejos o si por el contrario es más conservador, esperando a la última semana.

Seguimos con otros grandes favoritos en esta etapa como son Romain Bardet, Vincenzo Nibali o Chris Froome. Al francés se lo ha visto bastante bien desde el comienzo, a pesar de llevar la carrera un tanto cruzada. Este tipo de etapas de más longitud y con subidas largas y exigentes son el terreno en el que mejor se desenvuelve. Necesita pasar a la ofensiva, y desde luego que no se pueden dar el lujo de terminar los Alpes sin dar el do de pecho. El squalo por su parte llega en una buena posición, y como buen fondista y experimentado que es, corre con un punto de cautela. Por ahora su posición es buena en la general, y puede permitirse jugarse el todo por el todo en los Pirineos. Ya sabemos que es capaz de atacar en el momento menos esperado, y esa es una constante que se repite en el italiano, pero también le gusta brillar en los días señalados. El británico, en cambio, parece estar corriendo de un modo muy diferente a lo habitual en la Grande Boucle. No da sensación de gran debilidad, pareciendo haber asumido bien el Giro, pero tampoco parece tener las mejores piernas, pues de lo contrario, se habría dejado ver mucho más. Suele aparecer en los días claves, aunque sea con dos fogonazos, como hiciera en el Giro, y aquí estará preparándose para dar un zarpazo si alguno se descuida. Sin brillar demasiado tiene la carrera justo donde la quería.

Seguidamente podríamos situar a un sólido y ambicioso  Tom Dumoulin, que tiene otro día duro por delante para seguir en la batalla por el Tour, Primoz Roglic, ante una de las etapas claves que puede añadir más tensión a algunos contendientes si consigue salvar otra jornada más, y al líder, transmitiendo buenas sensaciones hasta la fecha, Geraint Thomas, que llega casi a las dos semanas de carrera en una posición inmejorable. También el irlandés Daniel Martin da muestras de estar en una gran condición.

Por otro lado, podría ser una buena jornada para hombres como Rafal Majka o Ilnur Zakarin, que habiendo cedido ya bastante tiempo en la general, contarán con margen para probar sus opciones desde lejos. Si es en la fuga obligará a que la carrera vaya muy rápida desde el inicio. Pero si quieren tener opciones, el ritmo de la etapa debe ser elevado igualmente, pues no podrían dejar marchar demasiado la escapada. Sería difícil pensar en Bora o Kathusa haciendo ese trabajo, y si lo realizan otros equipos como Ag2r o Movistar, quizás los intereses de los capos sean demasiado para el estado de forma que muestran estos dos corredores.

También con margen cuenta el hombre de Fortuneo, Warren Barguil. Fue la sensación del Tour del año pasado, pero al igual que a lo largo de su trayectoria, sigue funcionando a fogonazos. La apuesta del equipo francés ha sido muy grande en favor de la gran estrella local. Es un gran escalador que se ha dejado ver ya, aunque no pasa por su mejor momento. Desde la escapada podría dar una alegría inigualable al conjunto pro continental, que justificaría más que de sobra su presencia en la carrera. Las victorias de etapa y una posible lucha de nuevo por el maillot de la montaña pueden ser unos fantásticos objetivos. Veremos hasta donde llega Warren.

Debemos esperar muy activos a los Mitchelton, que es de suponer que se dediquen a cazar etapas y quizás a pelear también la montaña, que aún están a tiempo, con corredores como Adam Yates, que ha cedido bastante en la general, y Mikel Nieve, que se ha quedado hoy con la miel en los labios, pero que está en una buena condición y pocas veces falla cuando tiene libertad. Le queda una espinita en el Tour que puede que pronto logre sacarse. Quizás sea ya en los Pirineos, pero en Alpe D’Huez debería probar de nuevo. Lo mismo que para el británico se podría aplicar para Jakob Fuglsang, que se ha llevado un duro varapalo camino de La Rosiere.

Si sucede como el primer día alpino y se concede margen a una escapada, podemos poner el ojo en corredores como Robert GesinkDani Navarro, los hermanos IzaguirreSerge Pauwels, Rein Taaramae, Guillaume Martin o Pierre Roger Latour, como fuertes candidatos a formar parte del corte bueno.

Por supuesto, Julian Alaphilippe, metido en la pelea por los lunares rojos, es otro gran candidato. Se está mostrando muy fuerte y motivado, y aunque parece una etapa demasiado exigente para él, está en condiciones de dar un susto a los escaladores puros que puedan entrar en el corte. No se lo pondrá fácil seguro. Eso sí, sus opciones de etapa se merman al estar inmiscuido en la batalla por la montaña y luchar por coronar cada paso en cabeza. Ahí siempre se gastan muchas energías. En esta batalla podrían estar los FDJ: Rudy Molard y David Gaudu.

PARTICIPANTES

Procyclingstats: Startlist actualizada 

ZONA APUESTAS

Nuestra apuesta[FRA] Romain Bardet

Nuestro outsider[FRA] Warren Barguil //  [POL] Rafal Majka

 Escrito por:
Álvaro Bartolomé Quevedo. @Alvaro_Queve

Etiquetas
1Comment
  • Juan Manuel Padrón
    Publicado a las 10:13h, 19 julio Responder

    Buenos días Álvaro; Después de lo vivido ayer, saco las siguientes conclusiones: 1) Movistar irá primero en la clasificación por equipos pero dista mucho de ser un equipo. Tiene 3 gallos que hacen cada uno la guerra por su cuenta. Unzúe no ha querido mojarse y ha tomado la decisión más sencilla que es que la carrera coloque a cada uno en su sitio. No será él el que lo haga. No creo que nunca vea a Quintana tirando de Valverde o Landa y eso que hasta ayer, él era el que erstaba más atrás. 2) De cara a la general, y salvo hecatombe, en forma de ese mantra de que doblar Giro y Tour es imposible, solo veo una carrera para tres corredores que además son los mejores en la penúltima etapa contrarreloj: Thomas, Froome y Dumoulin. El resto, fuegos de artificio. Vayamos por parte. 3) Después de lo visto ayer, solo “Dumo” tuvo la valentía de atacar como lo hacen los grandes, sin mirar atrás y sin importarle las consecuencias. Grande el neerlandés, ¡cómo está evolucionando hacia un corredor total!. 4) Mucho se habla de Bardet y de su valentía pero sus ataques son siempre con el freno puesto y mirando para atrás. Alguien le debería decir que es imposible dejar a nadie con un arreón que dura un par de segundos. ¡Qué pena de chico! 5) En el caso de Roglic no esperemos ningún ataque. Él se ha planificado su futuro en el ciclismo. Después de dejar claro que va de sobra en las carreras de una semana, ahora quiere demostrar que también se puede defender en las tres semanas pero para ello solo tiene un objetivo en este Tour, ser top-ten. De ahí no se moverá. 6) Quintana, es siempre lo mismo. La arrogancia en la carrera. Ayer no atacó, se mantuvo a rueda de Froome y cuando otro que no escatima como D. Martin, se escapó, y con él, Froome, intentó coger su rueda pero al momento ya miró atrás para que los Bardet, Nibali, Roglic, le hicieran el trabajo. Amigo, creo que ha llegado la hora de quitarse la careta. O atacas de una vez sin pensar en las consecuencias o el minutaje que tienes no lo recuperarás. No sé puede correr esperando a ganar por desfallecimiento de otros.7) Y para el final dejo al Sky. Esto si que es un equipo. Un señor equipo con mayúsculas. Una auténtica tiranía sobre las dos ruedas. Solo veo un pequeño atisbo de luz en favor de movistar y es que Thomas se revele. Ayer cuando vio que llegaba Froome fue cuando aprovechó para ir a por la victoria. Acaso Thomas no quiere que le pase como a Froome en el Tour de Wiggins. se ve bien, ya tiene una cierta edad y estas oportunidades de ganar ” la gran carrera”, en algunos casos, solo se presentan una vez en la vida. Lo que tengo claro es que si quiere hacerlo lo tendrá que hacer solo. El equipo está y estará con Froome. Cuando empiece a flaquear, si es que lo hace, nadie se quedará con él. El Sky es una máquina sin sentimientos. Todos seguirán para adelante arropando al gran líder. Al mesías del ciclismo. A alguien que puede ganar: Tour, Vuelta, Giro y Tour….¡Me da miedo!. Si a Indurain le llamaban el “extraterrestre” ¿Cómo deberíamos llamar a Froome!. Lo normal sería que le pase como Alaphilippe que en el Gran Bornard gane la etapa de forma majestuosa y ayer pierda un minutaje. En fin….veremos.

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar