Sorpresas y decepciones – Ruta olímpica.

El día seis de agosto de 2016, vivíamos desde las preciosas playas de Rio de Janeiro, uno de los mayores acontecimientos ciclistas que pueden existir, los Juegos Olímpicos. Cuatro años esperando un día de prueba, que no podía decepcionar y que había dejado preciosos precedentes. ¿Pero salió todo como esperábamos? Intentaremos resumir de la mejor manera posible lo que nos gustó, y lo que no, de esta prueba en ruta.

Fuente: publico.es / REUTERS

Sorpresas

1. El circuito

Se esperaba mucho del circuito de Rio, pero dio quizás más de sí de lo que podríamos esperar desde un principio. Tanto el primer circuito como el segundo, no decepcionaron. Al comienzo un terreno perfecto para hacer daño en el pelotón, con un tramo de pavés colocado estratégicamente, donde vimos a gente quedarse y a otros teniendo caídas. Subidas que no dejaban descansar al cuerpo y unas imágenes esplendidas. De la zona de Vista Chinesa, poco que decir, la subida no decepcionó, para arriba era exigente, y hacía abajo técnica. Jugó muy a favor el recorte que sufrió el circuito en los últimos momentos.

2. Michal Kwiatkowski

A todos nos sonaba raro verlo en la fuga, pensábamos que había dicho adiós a cualquier opción. Pero finalmente se coló en el grupo bueno con todas las intenciones del mundo. Calambres previos a la subida final lo dejaron fuera de cualquier opción, pero solo haber llegado hasta ese punto en cabeza, con una apuesta tan arriesgada, es digno de ser resaltado.

Foto: Andrzej Szkocki

3. Stephen Cummings

Imperial el trabajo que realizo Cummigs para la selección británica, una selección que ganó enteros con un currrante como él. Aguantó durante todo el terreno pestoso, manejó a la fuga y redujo dramáticamente el número de componentes del pelotón antes de llegar al circuito final.

4. Greg Van Avermaet 

El corredor belga supo sufrir a la perfección y jugar sus cartas de manera extraordinaria. Bien es cierto que la caída en la última bajada le dio todas las opciones del mundo, pero había que estar ahí y pocos apostaban por un corredor de sus características en un terreno tan duro. Chapeau, tanto para él, como su selección, que se comportó como un equipo compacto y unido, todos jugaban la misma carta a la victoria.

Fuete: publico.es / REUTERS

5. Jonathan Castroviejo

Posiblemente gracias a él la selección desempañó la mala gestión de la prueba. Gracias a él, el grupo llegó con vida a la subida final. Estuvo cuando había que estar y le salvó los papeles a una selección que finalmente jugó la carta de Purito, que solamente pudo ser quinto.

6. El abanico de candidatos a la victoria final

Una prueba como esta siempre te deja el agradable sabor de boca de ver corredores en momentos decisivos que no te esperabas. Tanto por las características de esos corredores, como por sus pocas apariciones durante el resto del año. El caso más evidente es el de Jakob Fuglsang, que jugó perfectamente sus cartas y organizó a la perfección la temporada para, finalmente, rascar una medalla olímpica. Otros corredores que sorprendieron fueron: Andrey Zeits, Tanel Kangert, Emannuel Buchmann o Kristjian Durasek, que incluso se permitió el lujo de atacar.

Decepciones

1. La selección española

Mala gestión la que vimos por parte de Minguez desde el coche. Buscando ser selección puntera y controlar la carrera desde el coche, finalmente la jugada no salió y nos vimos fuera del corte. Con Ion en un mal día y Erviti ya gastado previo control de la prueba, le tocó remar a la selección y gastar dos balas para finalmente poder jugar a ganar con Purito. Pudo ser mucho peor de lo que finalmente pasó, visto que el equipo vivió a contrapié en todo momento.

Fuente: rfec.com

2. Las caídas

Sabíamos que la bajada final era técnica, y que en el último paso se iba a bajar a cuchillo, así que lo que podía pasar, finalmente pasó. Una caída que dejó sin opciones a Nibali y Henao, que se merecían jugar por las medallas. Ambos equipos habían jugado bien sus cartas y se quedaron sin las opciones en el momento más triste.

3. Tim Wellens

Uno de los corredores que muchos esperábamos atacando y finalmente, solo lo vimos quedarse muy lejos de meta. Decepción clara de un corredor que nos tiene acostumbrado a grandes exhibiciones, no tenerle en un gran día quizás nos privó de algo más de espectáculo.

4. Wout Poels

Otro de los hombres que esperábamos luchando por las medallas. Grandisimo Tour y buena temporada la que venia cuajando un Poels que se quedó muy lejos de meta. ¿Mala gestión? ¿Llegar tarde a Rio? Está claro que no tener al corredor holandés en la parte final de la prueba, nos hizo perder a todos.

5. Selección británica 

Jugaron desde el principio a ganar y fueron los más fuertes. Decepción fue ver a Thomas cayéndose cuando tenia opciones y se había colado en el grupo bueno, o a Froome lejos de su mejor nivel y no pudiendo recortarle tiempo al grupo de cabeza en el ascenso. También vimos a un flojito Yates, que finalmente salvó el día, pero que comenzó quedándose en los primeros compases de la prueba.

Escrito por:

@Sergioporquesi

Sin comentarios

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar