Resumen pruebas femeninas Richmond 2015

Contrarreloj por equipos Mujeres

Era la despedida anunciada del Velocio Sports, sociedad gestora del conjunto Velocio-SRAM, y se despidieron de la mejor manera posible, manteniéndose invictas en la prueba de contrarreloj por equipos, logrando el cuarto oro consecutivo. Es, hasta la fecha, la victoria más reñida en esta prueba mundialista, que se decidió en favor del equipo alemán por apenas seis segundos. El conjunto neerlandés Boels Dolmans, que sufrió el pinchazo de una de sus corredoras, se quedó muy cerca de romper el idilio del equipo de Kristy Scrymgeour con esta modalidad. En tercera posición, finalizó el conjunto neerlandés Rabobank-Liv, aunque lejos de la lucha por el oro, a casi un minuto de las vencedoras.

172672_8-lg-hd

Contrarreloj individual Mujeres Junior

Ante el incomprensible e indignante apagón al que relegó la UCI a la pruebas junior en los pasados Campeonatos del Mundo de Carretera celebrados en Richmond una ciclista emergió con luz propia de la oscuridad, del ostracismo al que la UCI condenó a estas jóvenes deportistas con la ausencia de retransmisiones. Esta fue la estadounidense Chloe Dygert, quien no solo se impondría de manera contundente (por más de un minuto) a sus rivales en la prueba contrarreloj sino también en la posterior prueba en línea. Desde el paso por el punto intermedio Chloe Dygert pulverizaba registros, volando directa, previo paso por el hotseat, hacia su primer malliot arcoíris. Su compatriota Emma White y la australiana Anna-Leeza Hull (una de las grandes favoritas), acompañaban a Dygert en el podio, segunda y tercera respectivamente. Otras favoritas como la danesa Pernille Mathiesen, segunda un año en Ponferrada, o la neerlandesa Aafke Soet no pudieron hacer frente a las estadounidenses, finalizando cuarta y sexta respectivamente. Nuestra representantes nacionales María Calderón y Teresa Ripoll finalizaron 29ª y 35ª, por debajo de lo esperado y lejos de la lucha por las medallas.

podio-uci

Contrarreloj individual Mujeres Élite

La neozelandesa Linda Villumsen daba la campanada en una contrarreloj memorable y emocionante hasta el final. Cuatro corredoras en el escaso margen de nueve segundos. La neozelandesa Villumsen se hacía con el malliot arcoíris al superar en dos segundos a la neerlandesa Anna van der Breggen y en cinco a la alemana Lisa Brennauer, vencedora de la prueba en Ponferrada 2014. La australiana Katrin Garfoot se quedaba de manera dolorosa, por apenas cuatro segundos, apeada del podio. No fue esta la única sorpresa, aunque si la única agradable, que nos deparó la talentosa Villumsen, quien compitió con una bicicleta de contrarreloj distinta a la Willier de su equipo UnitedHealthcare, con el consiguiente desprestigió para la marca italiana. Quedaba de esta manera empañado el éxito, que suponía la victoria para una atleta que se había quedado a las puertas del oro en dos ocasiones, en 2011 y 2013. Sheyla Gutiérrez finalizaba la contrarreloj 40ª a más de cuatro minutos de la vencedora.

podio-uci

Carrera en línea Mujeres Juniors

La estadounidense Chloe Dygert se hizo con la victoria en prueba en línea junior femenina, erigiéndose en la gran figura de los Campeonatos del Mundo de Richmond. Dygert logró escaparse junto a su compatriota Emma White, a la polaca Agnieszka Skalniak y a la francesa Juliette Labous a mitad de la prueba. A falta de una vuelta para el final, Dygert asestó el golpe definitivo, atacando a sus tres compañeras de aventura para hacerse con su segundo oro y malliot arcoíris. Su compatriota Emma White supo y pudo jugar la ventaja táctica para completar un histórico doblete, no solo en la prueba en línea, sino también en la prueba contrarreloj, disputada días antes. La polaca Skalniak cruzó la linea de meta tercera, haciéndose con el bronce. Rocío del Alba García fue la mejor española, terminando 26ª, Iurani Blanco terminaba 47ª y María Calderón 48ª, mientras que Teresa Ripoll finalizaba fuera de tiempo, tras una avería mecánica en los primeros compases de la prueba.

podio-ruta

Carrera en línea Mujeres Élite

La británica Lizzie Deignan (de soltera Armitstead), vencedora de las dos últimas ediciones de la Copa del Mundo de la UCI, se hacia en Richmond con el preciado malliot arcoíris.

Una fuga de nueve ciclistas, con las australianas Rachel Neylan y Lauren Kitchen, la sueca Emilia Fahlin, la italiana Valentina Scandolara, la alemana Romy Kasper, la polaca Malgorzata Jasinka, la neerlandesa Amy Pieters, la francesa Audrey Cordon y la estadounidense Coryn Rivera, formada a falta de 26 kilómetros para el final y que llegó a contar con un minuto de ventaja hizo peligrar las opciones del combinado británico. A falta de 17 kilómetros para el final, y viendo como su ventaja se reducía la polaca Jasinka demarraba y se marchaba en solitario en la penultima ascensión a Governor Street. La polaca Jasinka era alcanzada a falta de 9 kilómetros para meta por sus compañeras de aventura. Posteriormente serían la italiana Scandolara y la australiana Kitchen, quienes se marcharían en solitario desde la fuga, llegando a contar con medio minuto de ventaja sobre el gran grupo. Las dos iniciarían la ascensión a Libby Hill con unos 20” de ventaja sobre el resto de fugadas, que eran prácticamente alcanzadas a los pies de Libby Hill.

En las duras rampas adoquinadas de Libby Hill, era la polaca Kasia Niewadoma quien lanzaba un durisimo y determinante ataque. Lizzie Deignan, sabedora de la importancia del movimiento, saltaba inmediatamente a por la polaca, mientras que la estadounidense Megan Guarnier hacia lo propio para no perder la rueda de la británica. Tras la tempestad de Libby Hill, llegó la calma previa a la tormenta de Governor Street, propiciando el reagrupamiento de numerosas corredoras.  En esta ocasión fue Deignan quién lanzó un poderoso ataque, al que salió inmediatamente la polaca Niewiadoma. El brutal arreón en el repecho final sirvió para que el grupo se cortará entrando solamente ocho corredoras en la recta final, con opciones de pelear por el arcoíris.

En ese momento y con Lizzie Deignan, quien pareció por momentos tener problemas para meter plato, en cabeza, control por parte de las corredoras. Nadie quería ser la primera en lanzar el sprint. Fue la neerlandesa Anna van der Breggen la primera en hacerlo, cogiendo rápidamente su rueda Deignan. Tras unos metros a su drafting, la británica abría su sprint para coronarse en Richmond como nueva campeona del mundo. La neerlandesa van der Breggen y la estadounidense Guarnier, entraban segunda y tercera respectivamente. Ane Santesteban, fue la mejor española finalizando 51ª. Sheyla Gutiérrez entraba 88ª mientras que Anna Sanchis abandonaba en la última vuelta.

podio-uci

Escrito por:
@MartinTheCaleb

Sin comentarios

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar