Nombres de un fin de semana de cotas y adoquines

jasper-stuyven-kuurne-brussels-kuurne-classics_3423168
Fuente: skysports.com

Jasper Stuyven

El belga del Trek-Segafredo se ha convertido sin duda en la gran sensación del fin de semana. Su memorable triunfo en Kuurne-Bruselas-Kuurne, con una épica cabalgada contra el grupo de favoritos que hizo claudicar a los grandes especialistas de estos terrenos. La carrera belga ya está, desde hoy, en una de las candidatas a mejor jornada ciclista del año, y gran parte se debe a la exhibición de este joven de 23 años, con rostro de llevar decenas de años trabajando en la mina o en la cantera. Un ciclista cuya explosión se estaba haciendo de desear, pese a una buena victoria en 2015 en la Vuelta a España. Hoy, ha sido comparado con Cancellara y con Boonen, lo cual sirve suficientemente para expresar lo que ha hecho. Por si fuera poco, el día antes, en la OHN, demostró su ambición con un ataque que llegó a darle posibilidades de contactar con el grupo cabecero de Greg Van Avermaet, a la postre vencedor. Su hambre de triunfo le hizo arriesgar al máximo y en una curva se fue al suelo, quedando sin opciones pero dando un gran aviso de lo que pretendía hacer (e hizo) al día siguiente, y aún así, logró meterse en el sprint del grupo para terminar en un meritorio noveno. Jasper ha dicho “aquí estoy yo”, esperemos que lo siga demostrando.

-user-textes-Dernieres-Actus-z_tn_boucles-sud-ardeche-resume
Fuente: lncpro.fr

Petr Vakoc

El comienzo de la temporada de adoquín ha ensombrecido el fantástico espectáculo vivido en las dos pruebas de Boucles d’Ardèche. En unos perfiles al más puro estilo del famoso tríptico de las Ardenas, la batalla entre los equipos franceses y potencias como Etixx o BMC dejó momento de gran intensidad. Entre todos los especialistas (Bardet, Samu Sánchez, Bakelants, Julien Simon, Chaves, los hermanos Yates, Brambilla, etc), resurgió imponente el maillot de campeón checo. ¿Zdenek Stybar? No, Petr Vakoc, una auténtica perla de la cantera Etixx que ya deslumbró los útlimos años con victorias de nivel como en el Tour de Polonia’14 o el Tour of Britain’15. La Classic Sud Ardèche y la Drome Classic se fueron para el palmarés de Vakoc, que ganó ambas a lo grande. Muy destacada su remontada y continuos ataques en las últimas cotas para imponerse con suficiencia nada más y nada menos que al potente Jan Bakelants.

353
Fuente: nieuwsblad.be

Greg Van Avermaet

El belga es uno de esos corredores cuya clase está muy por encima de su fortuna. Gafado con segundos puestos, caídas o pinchazos, su palmarés de clásicas se reducía a la Paris-Tours de 2011, algunas carreras y etapas en Bélgica y una etapa de la Vuelta a España en 2008. Pero el año pasado, su etapa en el Tour de Francia, despertó de nuevo su ambición, y este 2016 había comenzado con hambre desde el primer día. Muy atento para meterse en el corte definitivo, demostró ir muy bien de fuerza ante los arreones de Benoot especialmente. Fue el más listo en el final, aprovechándose de la estela del que iba como gran favorito Peter Sagan, y se llevó una victoria que se merecía después de tantos años de búsqueda. Ya ha dicho que su gran objetivo del año es el Tour de Flades, y, liberado de la ansiedad por romper su racha de top5 sin victorias, será sin duda un rival a tener en cuenta.

Peter Sagan

Al campeón del Mundo le volvió a pasar algo que empieza a ser habitual en su carrera: le pesa ser el rival a batir. En la OHN estuvo atento a los movimientos para entrar en el último kilómetro como gran favorito. En nuestra opinión, cometió el error de tomarle la rueda a un bravísimo Alexis Gougeard, que se puso en cabeza pero que llegaba muy tostado tras todo el día en escapada. El reventón del joven francés pilló a Sagan en una situación en la que era pronto para arrancar el primero y en la que Van Avermaet tuvo fácil sorprenderle y lanzarse hacia la victoria. En Kuurne, rendido a la exhibición de Stuyven, se tuvo que conformar con la séptima plaza final. A pesar de todo ello, hay que quitarse el sombrero de nuevo con el eslovaco. Sin estar en su mejor momento de forma, ha dado espectáculo los dos días, atacando en varias ocasiones y buscando romper la carrera. Peter Sagan es un ciclista diferente, con sus “locuras” y pequeños errores, propios de los genios. Por todo ello, merece estar de nuevo entre los más reconocidos del fin de semana.

Tiesj Benoot

El de Lotto Soudal nos volvió a enamorar en la OHN. Su temporada de clásicas en 2015 ya presagiaba que sería un corredor llamado a darnos grandes alegrías, y en la carrera con final en Gante demostró que sigue progresando. Durante los tramos de pavés y los muros pareció ser el más fuerte en muchos momentos, aunque pagó el desgaste en el sprint final, donde se vio superado por dos gigantes como Van Avermaet y Sagan. Sin duda un ciclista que nos va a dar muchísimos momentos de gloria en las clásicas, aprovechando además que se encuentra en un equipo fantástico para crecer y disfrutar de este tipo de pruebas. Es muy difícil no ser del chico de las orejas de soplillo.

th_aa675faaabdb8e15ea8d96a295ce67b2
Fuente: boelsdolmanscyclingteam.com/nl

Lizzie Armitstead

La británica estrenó su maillot arcoíris en tierras belgas de la mejor manera posible, ganando como solo las más grandes saben hacer. En una carrera dura y de eliminación, se metió en el grupo decisivo y de ahí logró fugarse en compañía de Gracie Elvin, una de las más combativas del fin de semana femenino. No contenta con eso, en una gran demostración de potencia, dejó a la brava australiana y se fue en solitario hacia la victoria. El trabajo de sus perseguidoras era en vano y Lizzie cruzaba triunfal la meta estrenando su distintivo de campeona mundial. Parece que llega a 2016 con ganas de repetir su memorable 2015.

Sonny Colbrelli

Después de un sensacional 2014, el joven italiano decepcionó bastante en 2015, con escasos resultados y muy desaparecido en varias carreras. Parece que el de la Bardiani vuelve a encontrarse con las piernas de 2014, y ha rematado con brillantes el sprint final del GP Cittá di Lugano, por delante de un Diego Ulissi al que se le está resistiendo mucho la victoria. Con este triunfo y el segundo puesto conseguido hace unos días en Laigueglia, Sonny vuelve a sonreír.

Sheyla Gutiérrez

Justo es darle un pequeño espacio aquí a la ciclista riojana. En sus primeras carreras con el equipo estadounidense Cylance, ha demostrado que han acertado contando con ella. Se ha fajado con las mejores en cabeza de carrera, haciendo un sensacional trabajo tanto el sábado como el domingo para sus líderes. Especialmente reseñable su papel y el de su equipo en la Omloop Hageland, en la que aguantó con las mejores hasta el tramo decisivo, trabajando codo con codo con las grandes rodadoras del pelotón. Esta chica cada día apunta más alto. Una lástima que su equipo no haya podido rematar el gran rendimiento de todas sus corredoras con una victoria, que se iba para el Alé Cipollini gracias al gran sprint de Marta Bastianelli.

Arnold Fiek

Uno de los sustos de lo que va de año, que estuvo a punto de convertirse en una terrible tragedia. El modesto alemán, cayó desde 12m hasta el lago en el GP Lugano, teniendo que ser rescatado por una de las barcas de la organización. Afortunadamente, la tensión del primer momento se resolvió sin desgracia, con el alemán trasladado al hospital sin lesiones de consideración.

Las dichosas motos

El año 2015 estuvo lleno de polémicas por culpa de vehículos en carrera. Denuncias de equipos y corredores, propósitos de enmienda, pomposas declaraciones de la UCI… y seguimos como estábamos. Dos episodios hemos visto hoy que vuelven a traer el debate a colación. Empezamos, por ir de menos a más, con la Drome Classic. En los últimos kilómetros, con el grupo enfilado ya en la batalla por el triunfo, vemos a la punta de lanza tomar una curva de 180º a derechas, cuando al salir de la “paella”, se echan encima de una moto de la carrera, con un muro de piedra a la izquierda. Por arte de magia, se salvó la caída, pero corredores como el campeón suizo, Danilo Wyss, tuvieron que echar pie a tierra perdiendo toda opción de luchar por el triunfo. Muchísimo peor aún lo sucedido en la Kuurne. Stig Broecks atropellado, sí, atropellado por una moto de la carrera. Un auténtico Hit&Run. Mientras el que iba detrás en la moto gesticulaba, el piloto no frenaba y se llevaba literalmente por delante al belga de Lotto Soudal. Además, una vez el corredor con sus huesos en el suelo, la moto seguía a su ritmo para adelante, sin hacer un mínimo gesto de preocupación por la salud del corredor de rojo. Resultado: fractura de costilla, fractura de clavícula y contusiones en la mano. ¿Podremos parar esto algún día? Y para los “justificadores profesionales”: esto no es un lance de carrera; es una imprudencia manifiesta.

 

Escrito por:
@VictorGavito

Sin comentarios

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar