Misión Cumplida: Crónica Record de la Hora

La nueva plusmarquista mundial Bridie O'Donell posa orgullosa junto a Tracey Gaudry, ex-ciclista australiana y vicepresidenta de la UCI, y a Bryan Cookson, presidente de la UCI.
La nueva plusmarquista mundial Bridie O’Donell posa orgullosa junto a Tracey Gaudry, ex-ciclista australiana y vicepresidenta de la UCI, y a Bryan Cookson, presidente de la UCI.

La ciclista australiana Bridie O’Donell, quien rehusaba considerar su asalto al récord de la hora como una competición, sino que prefería definirlo como una misión, logró en la tarde del viernes 22 de enero establecer el nuevo récord del mundo de la hora, al recorrer una distancia de 46,882km, superando en 609 metros la distancia recorrida por la anterior plusmarquista mundial, la ciclista estadounidense Molly Shaffer Van Houweling. Resulta destacable que tanto la anterior plusmarquista como la actual, en el momento de asaltar el récord de la hora eran ciclistas amateur; en el sentido más estricto del término, pues para Van Houweling y O’Donnell el ciclismo no es su única profesión, Van Houweling es profesora de derecho en UC Berkeley mientras O’Donnell es doctora en el Epworth Hospital de Melbourne.

La tarde del viernes supuso para O’Donnell el punto final a esa larga misión de más de 12 meses de duración. El objeto de dicha misión no era otro que batir el récord de la hora, pero no como la competición que representa en sí misma, sino que tenia una trascendencia más profunda. El asalto del récord de la hora suponía la extraordinaria, aterradora y estimulante oportunidad de autorrealizarse. El verdadero objetivo era sentirse autorrealizada, sentir que en su última actuación en el Velódromo de Adelaida alcanzaría su ser en potencia, su máximo potencial deportivo. O’Donnell quería realizar algo excepcional, quería ser capaz de cumplimentar aquellas expectativas que había tenido de sí misma en las contrarrelojes (su especialidad), pero que tenía la sensación de no haber llegado a cumplir.

O’Donnell, que había participado en 3 campeonatos del Mundo y había sido campeona nacional y continental contrarreloj, se sentía reconocida y estimada pero creía que necesitaba algo más. “Trabajar como gregaria para las increíbles escaladoras en Europa, América o Australia resulta gratificante cuando las cosas salen según lo previsto, pero nunca tienes realmente esa oportunidad para conseguir un resultado para ti misma. Quiero realizar algo donde mi trabajo, mi preparación y mi actuación se vean reflejados en un resultado propio.” decía O’Donnell semanas atrás a Ella CyclingTips.

“Pero por supuesto como en cualquier carrera, no solo importa uno mismo, hay también un equipo humano entre bastidores apoyándote, creando ese ambiente, esa atmósfera necesaria para que tu meta resulte mas sencilla.” decía O’Donnell. Un equipo humano formado por unas diez personas que facilitase desde el principio la ardua tarea organizativa que suponía el asalto al récord de la hora.

(c) Tim Bardsley-Smith
Miembros del equipo humano de O’Donnell, con el lema “Cada gregario tiene su día” en sus camisetas, animan a Bridie durante su intento. (c) Tim Bardsley-Smith

El status amateur de Bridie O’Donnell añadía un extra de dificultad a la ya compleja tarea organizativa, puesto que no solo necesitaba crear un equipo enfocado a planificar y perfeccionar sus habilidades en pista y aerodinámicas, sino que este era también necesario a la hora de realizar las múltiples tareas administrativas pertinentes tales como registrar dicho grupo para obtener un pasaporte biológico (algo que todos los ciclistas élite masculinos poseen pero no así en el ciclismo femenino, con el consiguiente coste temporal y económico adicional), o coordinar conjunto con la federación australiana y la UCI, el lugar, la retransmisión o los ensayos previos entre otras múltiples tareas. Todo esto suponía un gran coste económico lo cual requería una buena nomina de patrocinadores como Bendigo Bank, Dux Dreams Foundation, Frank Green, Derby Cycles o la firma jurídica King & Wood Mallesons.

ANÁLISIS DEL RECORD  

La persistencia en el ritmo de Bridie O’Donnell durante su asalto al récord de la hora fue la principal clave de su éxito. Resulta interesante destacar que apenas se observan unas pocas vueltas extremas (sensiblemente divergentes de la media de velocidad mantenida a lo largo del evento) y que estas además se aprecian solamente en el inicio y en el final del evento. Por último, en la gráfica mostrada a continuación se aprecia claramente la tendencia ascendente de ritmo que llevó O’Donnell a lo largo del evento, realizando una segunda mitad del mismo 180 metros por hora mas rápida que la primera.

Bridie Stats
Diagrama de dispersión donde se aprecia la consistencia en el ritmo de Bridie O’Donnell. En el eje vertical viene representada la velocidad en km/h mientras el número de vuelta esta representado en el horizontal. © @xavierdisley

Twitter : @_RoadAndMud 

Fuentes:                                                                                                                                                                               Web Oficial
Ella CyclingTips

Escrito por:
Diego Martín

 

 

3 comentarios
  • Crónica Cadel Evans Great Ocean Road Race (Women Elite 1.2) - Road&Mud
    Publicado a las 09:50h, 31 enero Responder

    […] donde la recién proclamada plusmarquista mundial Bridie O’Donnell (Rush Women’s Team, y quien el viernes 22 batió el record de la hora) paso en primera posición para terminar imponiéndose en la clasificación de los […]

  • Previa Record de la Hora: Evie Stevens a por Jeannie Longo - Road&Mud
    Publicado a las 18:26h, 26 febrero Responder

    […] Velodrome, a más de 1.800 metros de altura. Un récord que ostenta la ciclista australiana Bridie O’Donnell desde el pasado el pasado 22 de enero. Este será el cuarto intento oficial femenino desde que la Unión Ciclista Internacional cambiase […]

  • Crónica HR: 47.980m, una marca casi de otra era. - Road&Mud
    Publicado a las 12:22h, 01 marzo Responder

    […] La ciclista californiana de 32 años de edad, Evelyn Stevens (Boels-Dolmans) pulverizó el récord de la hora el pasado sábado 27 de febrero a las 12.00 hora local (20.00  horario europeo central, UTC+1) en el Colorado Springs Olympic Training Center Velodrome, a más de 1.800 metros de altura. Un récord que ostentaba la ciclista australiana Bridie O’Donnell desde el pasado el pasado 22 de enero. […]

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar