Luis Pasamontes: gregario en el ciclismo, maillot amarillo de líder en su vida

Luis Pasamontes, natural de Cangas de Narcea (Asturias), residente en Madrid, excorredor profesional durante once temporadas. En la actualidad mentor y comentarista deportivo. Deportista, trabajador y luchador; así podríamos definir a Luis, que hoy se sienta con nosotros para charlar acerca de su etapa como profesional y su más que recomendable forma de abordar su retirada.

Carrera profesional

Instalación en Madrid, la 1ª grupeta de “globeros” 

R&M: En tu segundo año como amateur te vienes a residir en Madrid y a continuar desarrollando tu carrera deportiva en la capital española. ¿En qué momento decides venirte aquí a Madrid? ¿Cómo es esa primera grupeta?

LP: Me vengo casi en solitario, no conozco a nadie… Es un cambio espectacular respecto a las carreteras asturianas, y al llegar creo que en Madrid no hay montaña, pero poco a poco empiezo a estar a gusto. Un día, a lo lejos, veo maillots de Vitalicio, ONCE, Festina, Telekom… paso a encontrarme de lleno casi sin quererlo con la mejor universidad ciclista posible. De unos aparentes globeros bien equipados y con buenas bicis descubro que estos globeros son nada menos que Lombardi, Félix García Casas, Rebollo…

Al llegar a casa lo primero que hago es trasmitirle ese entusiasmo y esa ilusión tras ese día a mi madre, quién ha sido muy importante en mi carrera deportiva.

El sistema de puntos UCI y el desembarco en Colombia

R&M: Tras 10 años rodando en el calendario World Tour tu carrera da un giro inesperado, te marchas a Sudamérica a correr con Movistar Colombia. ¿Cómo es ese cambio, por qué lo acepta Luis?

LP: En mi marcha a Movistar Colombia hay un tema clave: la entrada en vigor de los puntos. Los gregarios no teníamos puntos porque trabajábamos para los líderes. Tuvimos casos de corredores que venían de Argelia o Marruecos solo porque tenían puntos y no por nivel deportivo. Entonces yo me veo afectado por ese sistema de puntos y la continuidad en el Movistar es complicada por este problema. Pero no quieren deshacerse de mí del todo. Entonces se me propone trasladar sobretodo el ciclismo europeo allí. A mí me seduce, aunque al principio es algo que cuesta asumir, pero empiezo a descubrir que más que algo deportivo puede ser una experiencia personal brutal. El haberme ido aquel año a Colombia supuso descubrir mi faceta como mentor y lo que disfruto ayudando a los jóvenes.

Luis Pasamontes, un gregario de lujo

R&M: Es curioso, en tu biografía personal no alardeas de las victorias como profesional, si no de tu participación en las mejores pruebas ciclistas a nivel internacional, ¿Por qué siempre has desempeñado esta función de la que presumes enormemente y no alardeas en cambio de tus victorias profesionales?

LP: No alardeo de las victorias porque considero que han sido importantes, pero más importante que a nivel palmarés, ha sido importante darme cuenta de que no era un ganador. Para mí ganar me costaba muchísimo, se tenían que reunir muchos factores a mi favor: forma física, suerte… Me doy cuenta de que tengo que bajar porque subir era muy difícil, y poner todo mi esfuerzo en ganar carreras en función de los líderes, para que de esa manera mi carrera deportiva fuera más longeva. Esas victorias fueron clave para darme cuenta de que mi fortaleza era trabajar para otros.

Miércoles 20 de junio de 2012. Popayán - Palmira 149Km
Fuente: movistarteam.com

11 años de carrera profesional. ¿Quizás pocos? Una retirada un tanto anómala

R&M: Tu trayectoria ciclista discurre desde 2003 hasta el año 2012. Te retiras tras 11 temporadas en la élite, no es una retirada muy tempranera pero no muy habitual, ¿No podías alargar más tu trayectoria?

Después de dejar Movistar Colombia tengo alguna oferta en España pero que no me seduce ni en lo económico ni en lo deportivo. En ese momento me empiezo a plantear que la vida va a ser mucho más larga que mi carrera deportiva. En un primer momento no encuentro nada y empiezo a plantearme la retirada. En ese momento Rigoberto Urán me llama en el mes de abril, yo todavía estaba entrenando porque todavía había alguna posibilidad de correr con algún equipo italiano. Rigo me llama y me dice que tengo que entrenar durante un año porque al año siguiente él cambia de equipo y quiere que vaya con él. Habíamos coincidido en Unibet y Caisse d´Espargne y éramos buenos amigos. Yo le digo que entrenar un año entero sin vistas a… es muy complicado y él me insiste en que eso está hecho que no me preocupe…

No podía contar nada porque me iba a ir con él a Ettix, por aquel momento Quick Step. Al final cuando se va a fructificar el fichaje durante La Vuelta a España 2013 se produce la desaparición de Euskaltel y Vacansoleil, y eso complica mi paso al equipo de Rigo. Él se lleva una decepción tremenda porque había dado la palabra a un amigo y no lo cumple por circunstancias totalmente ajenas a él. Yo sabía que no había sido por él, sino por otras circunstancias como los patrocinadores, corredores belgas y holandeses que a nivel de palmarés eran mucho mejor que yo. También muchos corredores se quedan fuera del equipo de Alonso… En ese momento había mucha calidad y pocos equipos dispuestos a contratar.

R&M: ¿Y el equipo de Alonso? ¿Llegó a ser una opción real? ¿Hubo contactos?

LP: Sí que estuvimos ahí intentando establecer un contacto, y a mí me hubiera gustado correr en un equipo asturiano y con un mánager asturiano. Habría sido el colofón a mi carrera, pero yo estaba tan comprometido con Rigo que incluso durante esa espera surge alguna posibilidad porque se empieza a correr el rumor que estoy entrenando para volver y hay algunos equipos que se interesan por mí, pero yo dije que me viniera la oferta que me viniera yo me iba a ir con Rigo. Al final no sale nada y se acaba, ¿Podría haber sido más larga? Sí. ¿Podría haber corrido en un equipo que a lo mejor no estaba a gusto? Sí, pero era una fase de mi vida en la que quería estar a gusto, no quería ser ciclista por serlo.

Alegría y tristeza, del primer contrato al fatídico Giro del 2011

R&M: Encima de la bici habrás pasado tanto momentos buenos como duros al igual que en cualquier otro trabajo. ¿Cuál es el día más bonito encima de una bici? ¿Y el más duro?

LP: Hay momentos agradables y desagradables. El más emocionante sin duda alguna el paso a profesional, mi primer contrato. Lo viví con mi madre, que fue importantísima en mi carrera. Respecto a lo desagradable… también son importantes porque te enseñan muchas cosas. Hubo situaciones difíciles como el fallecimiento de Xavi Tondo durante el Giro 2011. Nos planteamos incluso el abandono, pero la familia nos animó a que continuásemos porque Xavi era un enamorado del ciclismo. Además, en ese Giro también fallece Weylandt. Ahí también eres consciente en esos momentos que te estás jugando tú vida cada día. Fue un Giro, difícil pero muy enriquecedor como experiencia.

Rigoberto Urán, un caballero

R&M: Durante estos 11 años has compartido pelotón con muchos ciclistas, si te tuvieses que quedar con un compañero, ¿Quién sería?

LP: Aunque suene a tópico no te puedes quedar con uno, tengo compañeros y amigos en pelotón. Rigo para mí tiene algo especial por muchos motivos. Porque fue de los pocos que con menos edad en el ciclismo me daba consejos personales e incluso amorosos. A mí me sorprendía que aquel colombianito de 18 años me dijera cómo tenía que actuar. Es una persona que ha empezado desde abajo, sigue siendo muy humilde pese a ser quién es. Y tiene claro que después de todo hay un futuro y él lo trabaja. Siempre lo pongo como ejemplo, nos conocemos desde que él llega aquí, coincidimos en el UNIBET, yo fui un poco su mentor, aunque me enseñaba casi más a mí que yo a él. Es de las pocas personas que yo considero un caballero. He conocido muy pocos caballeros en el mundo del ciclismo y él es uno de ellos. De palabra.

Este año se retira otra persona que para mí es muy importante, Xabi Zandio. Otra persona que me enseñó mucho es Alejandro Valverde, con el que tengo muy buena relación. Es uno de los pocos que me han pedido las cosas por favor pese a saber que era mi trabajo. Aunque como he dicho no me puedo quedar sólo con uno, está también Quinziato, Fran Ventoso… Quinziato me sigue escribiendo como si fuera pro para entrenar, tenemos una amistad increíble, me llama hermano. Y con Fran también… Espectacular.

Día a día tras la retirada

Debajo de un maillot, un casco y unas gafas, hay una persona: Challenge 359

R&M: ¿Cómo descubres que quieres dedicarte a ser mentor deportivo y surge la idea de formar Challenge 359?

LP: En Colombia, es allí donde empiezo a descubrir que me gusta trasmitir mi experiencia personal y vivencias a los jóvenes, abrir nuevos caminos.

Yo pasé a profesional con Administración y Gestión empresarial terminado, sigo haciendo cosas, pero no a nivel universitario. Cuando me retiro accedo a la Universidad Europea y realizo un master de MBA Sports Manager en inglés. Ahí conozco a mis acompañantes en Challenge 359 y empiezo un proyecto nuevo porque me doy cuenta que había muchos deportistas, compañeros que cuando se retirasen no sabrían donde ir. Nuestra labor es ayudarles a guiar su futuro después del deporte, a ayudar en momentos durante la temporada en los que un mánager o un familiar no puede tener una opinión objetiva. Me gusta estar con la parte emocional del deportista, es una parte que creo que se cuida poco y a mí me hubiera gustado que se cuidara más. Me hubiera gustado que además de lo deportivo y de exigirme rendimiento, hubiera habido personas que me sacaran de esa burbuja que estamos cuando somos pros, que me hubieran incomodado más. Y es que debajo de un maillot, un casco y unas gafas, por muchos millones de euros que cobre, hay una persona. A veces se piensa que cuando un deportista no rinde, es porque no entrena bien o porque no se cuida, pero es que a lo mejor su vida personal está en otro punto. Entonces considero que esa parte hay que cuidarla y que es fundamental para el buen rendimiento y eso es lo que persigo con Challenge 359, estar al lado del deportista.

unnamed
Fuente: luispasamontes.com

Estudios y deporte, un binomio perfectamente compatible

R&M: ¿Es posible que un deportista de alto rendimiento compagine su carrera profesional con los estudios?

LP: Es totalmente fácil y más ahora. Tienes videos de 6 minutos diarios con los que puedes aprender, lo puedes escuchar en el aeropuerto mientras esperas, en el hotel antes de dormir… No tienes que marcar un ritmo igual al de una persona que no practique un deporte, pero sí que puedes ir haciendo cosas. El tiempo que invertíamos en ver una serie, que nos veíamos temporadas enteras durante una París-Niza lo puedes invertir en eso, pero también lo puedes invertir un poco en ver un tutorial y escuchar a alguien que te está hablando sobre tu proyecto después del deporte. Es fácil, es posible. En el momento que creas que sabes todo, es el momento de decir: espera, estoy haciendo algo mal, porque nunca sabes todo. Ese es el momento de formarte, por mínimo que sea.

Disfrutar del deporte de una manera distinta a la habitual

R&M: Tras la retirada deportiva has participado en numerosas pruebas deportivas semi-profesionales como son la Titan Desert o la Madrid-Lisboa. ¿Qué te lleva a plantearte estos retos? ¿Tienes alguno planeado a corto plazo?

Sí, próximamente voy a participar en la Titan Tropic-Cuba, pero a un nivel no competitivo, voy a conocer gente, que antes cuando era profesional no podía acercarme tanto a ellos simplemente por cómo está montado esto. Ahora puedo pedalear y conocer a un tío que me diga que lleva tres años ahorrando para poder estar aquí.

Siempre busco hacerlo con un afán benéfico, siempre intento buscar alguna causa y disfrutar de la experiencia y conocer gente. Simplemente disfrutar del deporte de una manera distinta de la que he vivido hasta ahora.

Luis Pasamontes, un referente para los más pequeños

Como no puede ser menos, eres profeta en tu tierra y tienes tu propia escuela, la Escuela Luis Pasamontes, ¿Qué objetivos persigues con ello?

Cuando yo empecé en el ciclismo allí en Cangas, no había escuela. Con el fallecimiento de mi padre a los 14 años me tenía que coger un bus cada semana para ir a un equipo de la zona centro de Asturias. Eso me sirvió para darme cuenta que el ciclismo era mi pasión. Para mí la escuela sirve para ver reflejada mi persona, y es algo que me llena de orgullo y satisfacción. Para muchos de los chavales soy un referente y es un orgullo y responsabilidad enorme. Y que ellos tengan la posibilidad de ir a entrenar cada día, o ir a competir desde allí es algo que me hubiera gustado y de esta manera ellos lo tienen.

20160430_173741
Foto: @VictorGavito

Entrevistado:
@pasamontesluis

Entrevistador:
@Donate98

2 comentarios
  • Argemiro Florez Hernandez
    Publicado a las 15:10h, 17 noviembre Responder

    Bonita entrevista , gran profesional y gran persona Luis Pasamontes , lo mejor que puede hacer una persona en su vida es dejar un legado

  • Lorena muños
    Publicado a las 16:35h, 17 noviembre Responder

    Muy buena entrevista, Luis una gran persona, sigue así buen trabajo.

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar