Los nombres de la semana: Sorpresas, promesas y olor a primavera

Nueva semana de competición en la ruta. el WorldTour masculino y femenino empieza a entrar en ebollución y se suceden las pruebas de prestigio con algunas sorpresas y otras confirmaciones. Además, en la segunda y tercera línea de las competiciones, algunos jóvenes y equipos modestos nos dan buenas alegrías y permiten soñar con bonitas gestas en el futuro. Un domingo más, y a modo de resumen, vamos con nuestra lista de algunos de los destacados de estos siete días.

Demare
Fuente: skysports.com

Arnaud Démare

Sin duda ninguna el gran nombre de la semana es el del francés del equipo FDJ. Su primera victoria en un monumento, al imponerse en un potente sprint en la Via Roma de San Remo, sorprendió a muchos, ya que no era ni mucho menos uno de los corredores más contemplados en las casas de apuestas. En una carrera bastante decepcionante en cuanto a ataques de los hombres señalados a romper el sprint, el galo supo ser el más fuerte en un embalaje final marcado por la mala suerte de Fernando Gaviria, con una caída que le evitaba disputar un triunfo memorable, y el problema mecánico de Nacer Bouhanni. Aún más sorprendente si cabe es la remontada del vencedor tras su caída antes de comenzar Cipressa (En esta edición de La Classicissima hemos visto caídas por doquier). Fue capaz de llegar al grupo y tener fuerzas para rematar la jugada. Algunas polémicas han surgido acusándole de ser ayudado por el coche de equipo, sin embargo, hasta el momento solo se han visto maledicencias y suposiciones, pero ninguna prueba. Después de un periodo oscuro en el que estuvo lejos de brillar como prometía, Arnaud Démare ha vuelto a demostrar su calidad en 2016, pues ya lleva tres victorias individuales (dos en el WorldTour). A sus 24 años, sigue soñando con triunfar en el adoquín de Roubaix. ¿Será su próxima campanada?

Michal Kwiatkowski

Se le está resistiendo la primera victoria con el maillot negro del Sky al bravo corredor polaco, pero creemos que se ha ganado estar en esta lista semanal. Después de una más que digna Tirreno-Adriatico, en la que finalizó octavo de la general, demostró ambición en Milán-San Remo. De los máximos favoritos a romper la carrera en el Poggio, fue el único que demostró piernas y valentía para buscar el triunfo. Recordando al Kwiato que deleitaba en Ponferrada con un descenso antológico que le valió un arco iris, se lanzó en la bajada del Poggio acortando en las curvas cual motorista en un circuito de competición. No le bastó, porque en las anchas carreteras finales se le echó encima el grupo de velocistas, pero demostró un carácter que otros no pudieron (o no quisieron) sacar a relucir en esta ocasión.

Greg Van Avermaet

Desde que se quitó la losa de eterno segundón (no solo Peter Sagan tiene esa característica) el belga está comenzando 2016 por todo la alto. Su victoria en la general de Tirreno-Adriatico es una muesca más en un palmarés que se va redondeando cada vez más. Beneficiado por la suspensión de la etapa en Monte San Vicino, sacó toda su garra y clase para vencer brillantemente en la penúltima etapa y arrebatarle la maglia azzurra a Zdenek Stybar. Todavía quedaba la contrarreloj final, en la que se defendió como gato panza arriba y resistió por solo un segundo la embestida de Peter Sagan, que tenía que conformarse, una vez más, con eso que alguno llama “el primero de los perdedores”. GVA no terminaba su buena semana así, pues tras llevarse el tridente de Neptuno en la Carrera de los dos mares, firmaba un digno quinto puesto en San Remo. Quizás echamos en falta que buscara una táctica más selectiva para eliminar a corredores más rápidos que él, pero un top5 en un monumento nunca es moco de pavo. Si sigue en este estado de forma, su ansiado triunfo en los muros de Flandes puede estar a su alcance.

Armitstead
Foto: Bettini Photo / Fuente: cyclingnews.com

Lizzie Armitstead

¡Qué se puede decir que no hayamos dicho ya de la británica! Si en 2015 su rendimiento fue memorable, en 2016 ha comenzado con un dominio incontestable. ¿Quién decía aquello de la “maldición del arco iris”? Sin duda no es aplicable aquí. El Trofeo Binda, su tercera carrera en el UCI WWT, supone su segunda victoria en este circuito, y su tercera de la temporada. De nuevo con un ataque final, a 4Km de meta, que le sirvió para superar a Jolanda Neff y llegar en solitario con tiempo suficiente para celebrar su victoria. Recupera además el maillot de líder del WorldTour, y sigue coleccionando distintivos de campeona. Con su equipo en un estado absolutamente intratable (han vuelto a hacer doblete gracias al segundo puesto de Megan Guarnier), a Lizzie parece no darle vértigo el listón marcado la pasada temporada. Mantener su maillot del WWT y el oro olímpico, sus dos grandes metas para seguir haciendo historia.

Jolanda Neff

La suiza se irá con un sabor agridulce del Trofeo Alfredo Binda, pues, pese a su fantástico tercer puesto final, ha podido soñar con una grandísima victoria. Lanzó su ataque en el momento oportuno, a 15km de meta, y aprovechó la última ascensión del día para abrir un bonito hueco. Llegó a rondar el minuto de ventaja y dio todo en la parte final ante el empuje de sus perseguidoras. El ataque de Armitstead por detrás, a 4Km de meta, fue su sentencia. Cazada a 2Km del final, no fue rival para la Campeona del Mundo, mucho más potente en este tipo de finales. Fue superada en el último momento por Megan Guarnier, pero debe estar orgullosa de haber añadido aún más emoción a una carrera vibrantey bonita que, desgraciadamente, volvimos a tener que imaginar por culpa,del incumplimiento por parte de la UCI de las promesas de directos en el UCI WWT.

Maarten Tjallingii, Jan Bárta y Matteo Bono

No solo los vencedores merecen reconocimientos. Estos tres veteranos guerreros, curtidos en batallas y fieles gregarios cuando la situación lo requiere, han logrado formar parte de la fuga de la jornada en Milán-San Remo por tercer año consecutivo. No es moco de pavo este logro, y no está al alcance de cualquiera. Más de 200Km en fuga sabiendo que las opciones de victoria son muy escasas, solo está al alcance de profesionales de gran compromiso. Tjallingii se retirará a mediados de esta temporada, a sus 38 años, siendo uno de los corredores que más kilómetros habrá acumulado cara al viento en su carrera, un fijo en las fugas de grandes vueltas y clásicas. Jan Barta, con 31, es uno de los mejores embajadores de su equipo Bora-Argon, una auténtica garantía de cuota de pantalla para los patrocinadores del equipo alemán, el checo nunca se rinde y busca meterse en cualquier fuga sea cual sea el perfil del día. Matteo Bono, un gregario fiel a los colores de Lampre, tampoco pierde oportunidad de dejarse ver, y sigue siendo corredor clave y reconocido en la escuadra italiana, en la que debutaba como stagiaire en 2005. No olvidemos tampoco a Andrea Peron (Novo Nordisk) y Adrian Kurek (CCC), que sumaban su segundo año en la escapada y que pueden buscar igualar o superar la marca en los próximos años.

Mas
Foto: @VoltaPortugal

Enric Mas

El balear ha pasado a profesionales en 2016 con uno de los mejores conjuntos de cantera del panorama mundial, el Klein Constantia, filial del todopoderoso Etixx. Tras brillar con luz propia en el panorama amateur español, ya demuestra que es uno de los corredores en los que depositar las esperanzas de futuro de nuestro ciclismo. En Mallorca y en el GP Liberty Seguros había mostrado que llegaba con ambición al profesionalismo, pero en la Volta ao Alentejo ya ha dejado explotar su clase ciclista. Vencedor en la segunda etapa, sacando a relucir su fuerza en el repecho final, supo batirse en duelo en las diferentes metas volantes para arañar segundos de bonificación. Pese a perder el liderato en manos del noruego Hagen, fue el más listo el último día, consiguiendo un segundo de bonificación más que su rival para llevarse la general por el puestómetro. Enorme y emocionante victoria en una carrera que congregaba a importantes ciclistas, de nombres quizás no muy conocidos, pero muy jóvenes y con fantástico futuro por delante.

Eric Baška

Actual campeón europeo sub23, el joven eslovaco debuta este año en un equipo WorldTour como es el prestigioso Tinkoff de Sagan y Contador. Ciclista muy rápido y potente, que procede del AWT (nombre que en 2015 recibía el conjunto filial de Etixx), ya sabe lo que es vencer entre “los mayores”. Incontestable victoria la suya en la Handzame Classic, imponiéndose a corredores de la talla de Dylan Groenewegen y Gianni Meersman. Con 22 años, es uno de los ciclistas a seguir en aquellas carreras en las que goce de libertad para disputar los sprints.

Thimoty Dupont

El Verandas-Willems, equipo continental belga (de la llamada tercera división ciclista), se está ganando a pulso la admiración de muchos aficionados. Fue uno de los conjuntos que animaron la OHN, a la que llegaron invitados de última hora tras caerse del cartel el Giant-Alpecin, dando un auténtico recital de ambición y combatividad. Pero no se quedan solo con la etiqueta de equipo combativo. Esta semana, en la Nokere Koerse, le “pintaron la cara” a los equipos WorldTour que allí se habían presentado. Presencia en las fugas de la carrera, control en los momentos claves, y presencia dominadora en cabeza de pelotón en los últimos kilómetros, para lanzar el sprint en el Nokereberg de forma magistral. Tras tan gran trabajo, remate triunfal de Tihimoty Dupont. Segunda victoria del año para el velocista belga, que a sus 28 años parece haber logrado una madurez y confianza que le hacen colocarse en los puestos altos de la clasificación del EuropeTour,

Estevez
Foto: NUNO VEIGA – EFE

Imanol Estévez

“Last but not least”, otro joven talento que en su segundo año como profesional ya ha conseguido algo histórico.: por fin abre la lata de un equipo que llevaba ya un año luchando con mucho mérito por ello. La primera victoria de las (esperamos) muchas con las que irá creciendo el conjunto Murias, tuvo lugar en la primera etapa de la Volta ao Alentejo. Imanol Estévez aprovechaba sus dotes de potente rodador para imponerse en los adoquines de Castelo do Vide, lo que le servía además para vestirse como líder provisional. El equipo rindió a gran nivel en la ronda lusa, con Gari Bravo dando al palo en la búsqueda de otra etapa y Beñat Txoperena mostrando su habitual combatividad. Una gran alegría para todos que tiene que servir al equipo vasco para seguir apostando por la juventud y la paciencia como mejores armas para convertirse en un equipo grande.

Escrito por:
@VictorGavito

Sin comentarios

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar