Las preocupaciones de un ciclista amateur. Entrevista a Marcos Rojo (I)

Tras varios años haciendo miles de kilómetros en categorías inferiores, los ciclistas que han tenido la genética, la capacidad de sufrir, el debido consejo técnico, el apoyo de sus allegados para continuar practicando este deporte, la suerte de no haber tenido lesiones ni accidentes graves, la determinación mental necesaria y tantos y tantos otros condicionantes resueltos de forma favorable, llegan a un momento crucial en su vida deportiva, en el que se preguntan:¿Podré pasar a profesionales?

916_aiztondo(1)

Quién mejor para describirnos los pensamientos que asaltan la mente de un ciclista en ese momento que un ciclista amateur en activo. En este caso hemos contado con la colaboración de un corredor palentino de Aguilar de Campoo. Pueblo de tradición ciclista porque allí vivió el malogrado Alberto Fernández. Quien se ha brindado amablemente a contestar nuestras preguntas es Marcos Rojo, corredor del equipo navarro Lizarte. Durante dos entregas, iremos viendo las preocupaciones de un ciclista español en el momento de la historia de este deporte que le ha tocado vivir. Suponemos que muchos compañeros se identificarán con él.

Pero antes de empezar, el propio Marcos quiere “saludar a todo el equipo de Road and Mud por el tan buen trabajo altruista que hace por el ciclismo”. Y como quiere que así conste en la entrevista, así lo hacemos.

En primer lugar, queremos saber en qué categoría y a qué edad te planteaste que debías tomarte el ciclismo en serio porque pensabas que podías tener cualidades para llegar a algo en él.

“Yo creo que el momento clave en el que un ciclista se plantea si va en serio a por ello o no, es el paso de la categoría junior a sub23. Es verdad que cada vez se ve más profesionalizada la categoría junior o incluso la categoría cadete, y que estas dos ya son muy diferentes respecto a las escuelas, pero al menos en mi caso y en mi opinión el ciclismo en ese momento aún sigue teniendo parte de pasatiempo o “hobby”. Y creo que podría ser un error que no fuese así porque si desde edades tan prematuras la exigencia y la dedicación son muy grandes esto puede conllevar una saturación prematura del ciclista, sin haber quemado etapas en el orden correcto. Por tanto en cadetes y juveniles uno va mejorando, adquiriendo hábitos y progresando siempre con calma y es en ese paso a sub23 cuando decide si continúa con la mayor dedicación que requiere esta categoría o si lo deja. Y además opino que más que por verse con futuro o no es por las ganas que tenga o por lo que crea que puede trabajar y progresar, aunque obviamente el llevar una buena línea en juniors siempre ayuda y da idea de cuál puede ser la línea en sub23.”

11705252_863739130366773_2354766474414778384_n

¿En ese momento abandonas los estudios o sigues estudiando?

“En el ciclismo como en cualquier deporte o actividad hay casos de todo tipo. Hay ciclistas que dejan de estudiar para tener una dedicación plena y los hay que siguen estudiando; en algunos casos hay ciclistas que son capaces de compaginar ambas cosas y las dos de forma brillante. Yo opino que tener algo más que el ciclismo te permite desconectar y no saturarte; y que todo lo que se estudie es bueno en este mundo tan competitivo y en la situación tan difícil que atraviesa el ciclismo. En mi caso desde el año pasado elegí la educación a distancia, la cual me permite seguir estudiando y tener flexibilidad para entrenamientos o viajes al tener que asistir sólo a clase para hacer los exámenes. Actualmente estudio un ciclo superior de Eficiencia Energética y Energía Solar Térmica y además también asisto a la Escuela Oficial de Idiomas para seguir mejorando el inglés.”

¿En tu caso te resultó fácil compaginar estudios y ciclismo o la mente tira más para el ciclismo?

“Es obvio que el compaginar el ciclismo, que es un deporte que requiere muchísima dedicación, con los estudios, es complicado. La mente creo que siempre te tira más por el ciclismo porque es con lo que más disfrutas. Pero sin embargo, como decía antes, conozco casos, algunos de ellos son compañeros míos en el equipo, que están sacando adelante carreras universitarias mientras rinden a un gran nivel sobre la bicicleta y eso es algo admirable y que demuestra que para algunos ciclistas sí que es posible compaginarlo bien.”

11137130_887993497941336_6197557029888774429_n

¿Cómo ves el actual ciclismo “amateur”?. ¿Tenéis los ciclistas de esa categoría el reconocimiento que debiérais?

“El actual ciclismo amateur opino que está pasando por una mala época derivada de una crisis económica que ha hecho que disminuyan mucho los patrocinadores y el presupuesto de los mismos, como ha pasado en todos los ámbitos de la vida. Partiendo de esa base creo que el ciclismo amateur español, que es el que nos toca más de cerca, va por detrás respecto a otros países de Europa (que es el continente que tiene el mejor ciclismo) pero no tanto en el número de equipos como sí en el número de carreras y en la organización de las mismas. En España tenemos muchísimo talento y en la categoría amateur creo que hay un nivel medio muy alto pero el calendario ha perdido mucho respecto a hace diez o quince años, el paso a profesionales se ha vuelto algo muy difícil dado que faltan equipos profesionales (sobre todo en España) y todo ello ha entrado en una dinámica negativa de falta de inversión. Aun así estoy contento de ver que este invierno está siendo bueno ya que muchos amateur están encontrando un hueco en profesionales; lo cual demuestra que el nivel español es alto y ojalá que esta situación mejore con el tiempo y nuevos patrocinadores se animen a invertir en el ciclismo, algo que está demostrado que es rentable ya que somos una inmejorable herramienta publicitaria.”

¿Cómo ves las organizaciones de las carreras?

“Este creo que es el gran problema del ciclismo amateur español actual como decía antes. El calendario actual ha perdido un montón de pruebas y la mayoría de Vueltas han disminuido sus días de competición. A esto tenemos que sumar en mi humilde opinión que nos estamos acostumbrando cada vez más en España a correr carreras de escaso kilometraje o bastante menor al que tienen otras pruebas europeas y creo que esto es perjudicial para nosotros tanto en el caso de estar preparados para el paso a profesionales como a la hora de representar a España en pruebas internacionales, en las que quizás teniendo un nivel igual o superior a otros países, este factor juegue en nuestra contra. Por tanto creo que el aumento del kilometraje de nuestras pruebas al igual que los días de competición sería muy beneficioso para todos los que competimos en esta categoría “puente” al profesionalismo.”

Sobre este punto, el entrevistador añade que el actual técnico del Aldro Cycling Team Manolo Sáiz, en varias entrevistas se ha manifestado en el mismo sentido que el que hoy lo hace nuestro entrevistado Marcos Rojo.

¿Cómo ves el trato que os hacen las federaciones?

“Este es un tema complicado de tratar ya que cada federación puede tener sus pros y sus contras y estos pueden ser debatibles. En mi opinión y en mi conocimiento, creo que en las federaciones o al menos en la que a mí respecta, hay una buena cobertura en caso de accidentes que es muy de agradecer y algo muy importante; esta cobertura al igual que otras parten de la base del presupuesto del que cada federación puede disponer y que a menudo puede resultar insuficiente. Pero por otro lado creo que hay otros aspectos que podrían mejorarse como la designación de los seleccionadores autonómicos o nacionales y la competencia de los mismos, que a veces pueden generar discrepancias o controversia con algunas decisiones.”

11223637_307484006042325_3448663529266918745_n

¿Las remuneraciones económicas, compensan el sacrificio? ¿O puede más la ilusión por ser ciclistas?

“Pues desde luego que las remuneraciones NO compensan el sacrificio y está claro que puede más la ilusión por ser un día ciclistas profesionales. Sin compararnos con otros deportes como el fútbol, los cuales son mucho menos sacrificados e infinitamente mejor pagados, el ciclismo profesional de media está mal remunerado. Sobre todo en los equipos humildes en los que el salario mínimo para los jóvenes no llega para que estos sean mileuristas, donde hay corredores que corren “gratis” e incluso algunos pagan por correr, algo triste pero que es una cruda realidad. En amateur muy pocos ciclistas tienen sueldo, algunos equipos cubren más gastos que otros pero por lo general en el cómputo global a un ciclista amateur le cuesta dinero serlo. Obviamente los equipos hacen todo lo que pueden y en ocasiones incluso más que eso, lo cual es de agradecer. Pero es que además a esta falta de remuneración hay que añadir que los premios de las carreras son escasos, bajos, y que cada año disminuyen; todo lo cual dibuja un panorama económico difícil para un ciclista y en especial para un ciclista amateur.”

En próximos días podréis seguir leyendo la segunda parte de esta entrevista. Marcos Rojo nos seguirá mostrando cómo ve él el actual panorama del ciclismo en esa categoría previa al profesionalismo. Por supuesto, en Road and Mud.

Entrevistado: @marcosrojo93

Entrevistador: @ranbarren

Sin comentarios

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar