Las notas de la Vuelta 2015

Acaba la Vuelta a España y nosotros hacemos balance con nuestras notas. Como siempre decimos, puramente subjetivas; para unos no serán todos los que están, para otros no estarán todos los que son; habrá quien esté de acuerdo y habrá quien discrepe, pero en eso reside las gracias de estas cosas. Seguramente no sean justas, especialmente los suspensos, ya que todos los protagonistas hacen grandes esfuerzos y un 3 o un 2 no deberían darse a nadie, pero con esto solo queremos indicar decepción por profesionales a los que admiramos.

10 – Etapa 20. San Lorenzo de El Escorial – Cercedilla

Antes del día de ayer, se nos antojaba difícil elegir a quién dar un 10, pues consideramos que todos han tenido luces y sombras en esta edición. Pero la etapa con final en Cercedilla ha sido un auténtico homenaje al ciclismo que todos amamos. Gran fuga con múltiples variables estratégicas, galopada épica de Rubén Plaza por la etapa, movimientos brillantes de Astana para la general, la lucha por el pódium entre Majka y Purito, el agónico hundimiento de Dumoulin… Todos los alicientes que levantan a los aficionados y que quedan en el recuerdo para siempre. Eso sí, como veremos más abajo, debe quedar claro que este 10, es al espectáculo vivido ayer, no a quién diseñó este final de carrera, pues un día no salva a los otros 20.

9 –  Aru y Astana

fabio-aru-felicita-luisle-1442077136103

Muchos palos se había llevado el equipo kazajo después del despropósito táctico del Giro de Italia, pero en esta Vuelta a España han sabido llevar el tiempo de la carrera para hacerla reventar el último día. Mermados desde pronto por la justa descalificación de Nibali y la caída de Tiralongo, han mantenido a los otros siete integrantes muy activos y llevando a cabo su misión de manera eficaz. Quizás quedará la duda de la jornada de Andorra, en la que Landa no paró a esperar a Aru, pero ese posible fallo, que podría haber costado caro si pensamos en las bonificaciones, queda compensado por el enorme trabajo del vitoriano en las etapas posteriores. El trabajo de Zeits en la Cobertoria y camino de Cercedilla, la espectacular Vuelta de Luis Léon o los arreones de Cataldo completan una Vuelta fantástica para los azules. Echamos de menos más movimiento en algunas jornadas, pero también es cierto que Fabio Aru es, de entre los escaladores de la Vuelta, el que más casta le ha echado y, no nos olvidemos, el primero que intentó algo distinto en esta Vuelta, atacando relativamente desde lejos en Capileira (Etapa 7).

8 – Trek y Lampre

Notable alto para dos equipos que venían con unos nueves con, a priori, poca dinamita pero que han sabido terminar muy por encima de las expectativas puestos. Ambos perdieron a sus posibles mejores hombres en los primeros días (Cancellara y Niemiec), pero a base de trabajo y combatividad suman un total de cinco etapas entre los dos. Tres victorias para Trek, con el buen trabajo del equipo para el remate de Jasper Stuyven y su escafoides roto en Murcia y de Danny van Poppel en Lleida, y culminando una gran fuga en la Ermita del Alba con Frank Schleck. Además, presencia importante en escapadas con Markel Irizar y sobre todo un Haimar Zubeldia desconocido por su gran combatividad, que se quedó cerca de darle otra etapa a su equipo en Riaza. Los italianos de Lampre por su parte, terminan un año increíble con victorias en las tres grandes, cerrando la ronda española con dos victorias parciales gracias a dos cabalgadas de bandera, la de un espectacular Nelson Oliveira camino de Tarazona y la épica de Rubén Plaza en Cercedilla.

8 – Johan Esteban Chaves

Chaves-celebra-su-triunfo-en-l_54434951548_53389389549_600_396

En esta ocasión daremos otro notable alto más, pues es merecido nombrar a un Esteban Chaves que por fin ha encontrado la regularidad y las maneras que venía apuntando desde hace tiempo. Una primera semana espectacular, vestido de rojo y ganando dos etapas (Caminito del Rey y Sierra de Cazorla), y la capacidad de saber sufrir cada día para terminar en un meritorio 5º puesto final, lo hacen merecedor de nuestro reconocimiento. Su contagiosa sonrisa y su madurez en las declaraciones con la prensa lo han convertido en uno de los más queridos por toda la afición, lo cual se notaba a su paso en la salida de las etapas o en las cunetas.

7 – Caja Rural y MTN Qhubeka

En el notable están también dos equipos invitados que han justificado con creces su presencia en esta carrera. Los africanos de MTN Qhubeka ha conseguido victoria de etapa en las dos grandes vueltas en las que han competido (Cummings en el Tour y Sbaragli en Castellón), y además han logrado la hazaña histórica de colocar por primera vez a uno de sus corredores en el top10 de la general, merced al 10º puesto final del joven Louis Meintjes. Los de Caja Rural por su parte, se han quedado varias veces a las puertas de una etapa que se merecían, pero el rendimiento de sus corredores ha sido espectacular. José Gonçalves ha hecho una carrera brillante de principio a fin, luchando en fugas y sprints; Pello Bilbao también se quedó cerca de probar las mieles del triunfo; Omar Fraile se lleva merecidísimamente el maillot de la montaña (repitiendo lo conseguido por Luisle en 2014); David Arroyo ha terminado muy bien la vuelta en las fugas; y todo el equipo se ha dejado la piel cada día para enseñar el verde por las carreteras de la piel de toro.

6 – Tom Dumoulin

14419223041039

El de Maastricht ha sobresalido en esta Vuelta a España, y se ha quedado a las puertas de una general que no habría desmerecido. Carrera inteligente, sin cebarse y sabiendo aprovechar la falta de ambición de muchos de sus rivales para llegar bien situado a su gran día en Burgos. Antes, brillante victoria en Cumbre del Sol y apasionante lucha diaria con Chaves por el maillot rojo, para luego sufrir y minimizar pérdidas en las jornadas montañosas. Aplastó a sus rivales en Burgos y dejó claro que era el gran favorito para bañarse de rojo en Madrid. Así lo confirmó con suficiencia en la media montaña castellana, pero el último día no pudo más y reventó tanto física como moralmente, perjudicado también por la ausencia de equipo, que estaba configurado para otros menesteres y no contaba con encontrarse en esa situación de carrera, y con un fallo estratégico claro al no poder colar a nadie en la fuga masiva del día. Nos queda la duda de si el holandés podrá salir reforzado y luchar por grandes vueltas contra los escaladores de su generación, pero ha demostrado madera de campeón, con un futuro brillante si es bien manejado, y se ha ganado el reconocimiento y el aplauso de toda la afición.

5 – Equipos franceses

Durante mucho tiempo se dijo en España que los equipos franceses venían a nuestra carrera a pasearse, faltos de motivación después de apostar todo su año al Tour de Francia. Desde hace unos años, con la aparición del WorldTour y la importancia de los puntos, algo han mejorado en sus prestaciones. En esta edición, les daremos el aprobado gracias a la combatividad demostrada en todas las etapas. De los cuatro equipos franceses el que mejor lo ha hecho ha sido AG2R: aunque Pozzovivo ha estado algo por debajo de lo esperado, la victoria del joven y esperanzador Alexis Gougeard hacen que el balance sea muy positivo. Mención especial el Europcar, que se mereció alguna victoria de etapa, con mucha combatividad y presencia de la mano de los Sicard, Cousin o Engoulvent; además de las sorprendentes prestaciones de Jeandesboz en la montaña y pese a un muy decepcionante Pierre Rolland. FDJ también dejó muestras de ambición colándose en muchas fugas con Elissonde, Courteille o Réza entre otros. Más decepcionante la actuación de un Cofidis en el que Dani Navarro no estuvo a la altura y en el que la decisión de no incluir a Luis Ángel Maté perjudicó ya desde salida, bien sabida la buena imagen y la presencia en carrera que da el malagueño al equipo de los créditos. Su otra estrella, Nacer Bouhanni, comenzó cruzado, y pese a rozar la victoria de etapa, se tuvo que retirar de vacío en la 8ª etapa.

4 –  Andorra y Ermita del Alba

Dos etapas que sobre el papel habían causado mucha expectación y que a la postre se quedaron en mucho menos de lo que esperábamos. Mejor el encadenado andorrano, que regaló algunos buenos momentos y polémicas con las que debatir y que ofreció un recorrido que con un poco más de ganas y/o fuerzas de los corredores podría haberse convertido en un gran espectáculo. Esperemos volver a tener etapas de estas características en el trazado de la carrera. Por su parte, la jornada asturiana, con una interesantísima sucesión de puertos y la esperada Cobertoria por Pola de Lena, se convirtió en un auténtico tostón, debido fundamentalmente a la incursión de la salvaje ascensión final a la Ermita del Alba, que secó las ganas de atacar de lejos y dejó la batalla para la pancarta del último kilómetro.

3 –  Purito y Katusha

Vuelta-a-Espana-2015-Etapa-die_54436369515_51351706917_600_226

Dos corredores en el top10 de la general (Purito 2º y Dani Moreno 9º) y una victoria de etapa en Sotres, parece un buen balance como para dar una nota tan baja. Hemos dudado antes de otorgarle este claro suspenso, pero pensamos que Joaquim Rodríguez ha desperdiciado, una vez más, una ocasión histórica de ganar una gran vuelta. Un recorrido que no podía venir mejor al catalán, una temporada planificada con este gran objetivo, dosificando muchísimo en el Tour, para conformarse con ser segundo y estar a punto de perder ese lugar en el cajón el penúltimo día. Joaquim Rodríguez tiene que ser reconocido como una de las grandes estrellas de la Historia del ciclismo español, pero su “pancarterismo” en las grandes vueltas acaba con la paciencia de algunos y le dejará sin una gran vuelta que tenía en su mano por recorrido y condiciones.

2 – Movistar

Valverde, Amador, Erviti, Javi Moreno, Quintana, Rojas, Sutherland, Ventoso y Visconti. Un auténtico equipazo el que presentaba el conjunto telefónico en la salida de Puerto Banús. Corredores con capacidades para reventar una carrera como esta, dos líderes sólidos y algunos de los mejores cazaetapas del pelotón.  A pesar de ello, terminan fuera del pódium de la Vuelta, con una victoria de etapa en la primera semana, y con una sensación de improvisación, caos y falta de reflejos en las tácticas llevadas en carrera. Eso sí, vuelven a llevarse su querida y ansiada clasificación por equipos. El modelo bicefálico por el que Movistar ha apostado, para luego no dar batalla hasta el último día, ha resultado fallido tanto en el Tour como en la Vuelta. En el primero, no pudieron o no quisieron reventar la carrera, en el segundo, el peso de quemar todas sus naves en Francia les pasó factura con el devenir de los días. Esperpentos como el de Ávila, quemando a todo el equipo en la ascensión para luego intentar meter cuneta con Valverde y Quintana solo al frente del grupo de elegidos, y el episodio de enajenación mental de Valverde (para quien esto escribe el mejor ciclista español de los últimos 20 años), con un ataque digno del gran Gediminas Bagdonas, son la gota que colmó el vaso. Cierto es que el último día intentaron dar la sorpresa con Quintana, con buenos movimientos tácticos dejando a Amador por delante; pero incluso ese día cuesta entender por qué Visconti no esperó para ayudar cuando la etapa ya parecía en manos de Rubén Plaza.

Nairo_Quintana-Alejandro_Valverde-Jose_Joaquin_Rojas-Vuelta_a_Espana_LNCIMA20150829_0082_27

1 – Guillén, Unipublic, ASO

Los despropósitos de la organización de la Vuelta a España en esta edición darían para un artículo entero o para un libro, y no queremos aburrir a los que hayáis resistido la lectura y llegado hasta aquí, así que enumeraremos algunos y dejaremos el resto de literatura para otros. Comenzó la carrera con una contrarreloj por equipos que se convirtió en uno de los mayores esperpentos vistos en una gran vuelta: arena intransitable y quejas de los equipos hicieron tomar la decisión de neutralizar los tiempos para la general, resultando una jornada para tirar a la basura. Sobre el tema de las motos no vamos a hacer más leña, pero sí resaltar la lentitud de reacción de los responsables de la carrera, más pendiente de salvar su honor que el del deporte que les da de comer. Podemos seguir comentando los inverosímiles y larguísimos desplazamientos entre etapas, con el consiguiente cansancio acumulado para ciclistas y equipos, que creemos ha repercutido negativamente en una de las ediciones más aburridas que se recuerdan. Un diseño de recorrido que insiste en un modelo que no da para más, con tantos finales en muro que restan originalidad a la carrera y destrozan la competición por la general, un modelo que, como se preguntaba nuestro compañero Raúl, parece agotado. Para terminar queremos denunciar el auténtico ninguneo que se ha hecho a la prueba femenina de Madrid por parte de la organización de la Vuelta: nula publicidad en redes sociales, incapacidad de publicar al menos un perfil o una lista de dorsales, libro de ruta que tenía que ser filtrado por Internet, olvido en la web oficial de carrera… un auténtico insulto a los aficionados en definitiva.

Hasta aquí nuestras notas después de tres semanas que nos han sabido a poco a pesar del glorioso postre final. Como siempre, estamos ávidos de escuchar vuestros comentarios y opiniones. En el ciclismo, como en la vida, para gustos hay colores.

Escrito por:
@VictorGavito

Sin comentarios

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar