La Vuelta de los errores

 El 22 de agosto empezó la LXX edición de La Vuelta Ciclista a España en la localidad malagueña de Marbella. Una Vuelta que no pasará a los anales de la historia como una de las mejores para cualquier aficionado al mundo del ciclismo. Demasiados incidentes extradeportivos en lo que es la tercera gran vuelta por etapas después de Tour y Giro.

Nos encontramos en la primera etapa y prólogo, una CRE (contrarreloj individual por equipos) de 7,4 kilómetros de recorrido entre Puerto Banús y Marbella. Son muchos los equipos y ciclistas que muestran su malestar e indignación por dicho trazado, un trazado lleno de peligros constantes con espigones, paseos peatonales y curvas peligrosas con grandes montones de paja para amortiguar cualquier más que probable caída, vallas de madera, caminos de tierra, cambios de pavimentos peligrosos, arena, tierra, grava y … no sé qué más.

Algo más parecido a un vídeo juego estilo Super Mario Bros que a una carrera ciclista, dónde sólo tienes una vida.

Imágenes de la 1ª etapa

Una primera etapa que después de ser analizada por los equipos como suele ser habitual en las contrarrelojes, y examinada poco después por miembros de la UCI (Unión Ciclista Intrenacional ) por los comentarios alarmantes vertidos en ella, el Jurado Técnico decide que la etapa se desarrolle sobre el recorrido previsto pero contabilizando sólo los tiempos registrados para la clasificación por equipos y no para la clasificación general individual, pudiendo tener así un maillot rojo en la línea de salida para la siguiente etapa.

Como se suele decir, una etapa de “mantequilla” o “azúcar”, como se pudo demostrar el día de la crono, donde ningún equipo de los grandes favoritos al triunfo final decidió tomar riesgos, con toda la razón del mundo.

Un error incomprensible y vergonzoso como dijo el líder del equipo Movistar, el colombiano Nairo Quintana, para una carrera del nivel de La Vuelta. Descomunal, casi afirmaría que sin precedentes en una grande.

Etapa 2, considerada de media montaña entre las localidades de Alhaorín de la Torre y Caminito del Rey con una distancia total de 158 kms. Nos encontramos a unos 30 kms. de la línea de meta y el líder de filas del equipo Astana, el italiano Vincenzo Nibali, sufre una caída que consigue superar no sin antes perder un tiempo de oro que le hace descolgarse del grupo de favoritos. Comienza entonces una persecución estresante, intentando dar caza a dicho grupo, una persecución que acabará con las posibilidades del italiano de hacerse con su segunda Vuelta a España.

Un helicóptero, con imágenes para Eurosport, graba el momento en que Nibali se agarra a uno de los coches del equipo Astana en su intento de desesperación por intentar recuperar el tiempo perdido para dar caza al grupo de favoritos, y es remolcado progresando así varios centenares de metros y consiguiendo dar caza finalmente a dicho grupo delantero.

La organización no se anda con rodeos: Vincenzo Nibali y el conductor y técnico del equipo Aleksander Shefer, son expulsados de La Vuelta. Astana se quedaba así con un solo coche para las dos próximas semanas de carrera.

El italiano se confesó pidiendo disculpas y sintiéndose arrepentido, diciendo también que debía pagar por su error, aunque lo consideraba excesivo. Nibali publicó una carta de disculpa a través de su cuenta de Facebook.

Per quello che é successo oggi chiedo veramente a tutti le scuse pubbliche, per chiunque sia indignato o vergognato per…

Posted by Vincenzo Nibali on Domingo, 23 de agosto de 2015

No voy a entrar a valorar la expulsión, creo que ya dejé claro lo que pienso sobre las sanciones en uno de los artículos que publiqué este año también para Road&Mud, exactamente sobre la sanción que sufrió el australiano del equipo SKY, Richie Porte.

Sólo comentaré que las reglas están para cumplirlas, evidentemente. Pero son muchas las veces, como ya ha sucedido en más de una carrera, que se han hecho excepciones substituyéndolas por otras sanciones.

Cambiando de tema, también y por si fuera poco, resulta que algunos corredores empiezan a hacer público a través de las redes sociales la gran diferencia que hay entre los desniveles que marca la etapa y la real. El desnivel es un índice para medir la dureza de la carrera, y consiste en sumar el desnivel en metros que se va salvando a lo largo de una etapa. Algo muy importante a tener en cuenta para todos los corredores del pelotón.

El irlandés Dani Martin, afincado en la localidad catalana de Girona, del Team Cannondale-Garmin es uno de ellos, mostrando en un tweet la elevación real ganada en la 4ª etapa que fue de 2.250 metros y la que marcaba la organización, que era 1.350 metros. Una diferencia de 900 metros de desnivel, que bien podría ser un puerto de categoría especial, casi nada.

Y la gota que se puede decir que tal vez acaba colmando el vaso en esta primera parte de La Vuelta la protagoniza las motos. La primera una moto de Shimano que se da a la fuga tras acabar atropellando al eslovaco del equipo Tinkoff-Saxo, Peter Sagan, a falta de unos 3 kms aproximadamente para el final de la etapa, una etapa donde era uno de los favoritos a la victoria.

Peter Sagan acaba siendo sancionado por atentar la imagen del ciclismo con una multa de 200 francos suizos y 200 CHF más por injurias y amenazas.

Al día siguiente Peter Sagan se retira de la carrera por las secuelas de la caída, según versión oficial. Cierto es también que parece ser el momento idóneo para retirarse y preparar el campeonato del mundo de fondo en carretera que se disputará en Richmond ( Virginia, Estados Unidos) a finales de septiembre, según van “cascando” ciertos medios de comunicación, pero los hechos están ahí. Al final, el único perjudicado es el corredor. Como suelo decir ya en estas ocasiones, que cada uno saque sus propias conclusiones.

Cabe destacar que Shimano hizo un comunicado público donde decía que aunque la moto y la mecánica era proporcionados por ellos, no así el conductor que era proporcionado por la organización de La Vuelta y no formaba parte del equipo de apoyo neutral de Shimano.

Y el segundo atropello lo protagonizó una moto de TVE, también y por si fuera poco a otro corredor del equipo Tinkoff-Saxo, el portugués Sergio Paulinho. El corredor también acaba abandonando La Vuelta debido a un corte importante en una de sus piernas al chocar con la moto.

https://www.youtube.com/watch?v=Gxl_Dn-34tM

Ambos accidentes hizo replantearse al propietario y magnate ruso del equipo Tinkoff, Oleg Tinkov, la continuidad del equipo en la carrera.

Peter Sagan, aún días después de su retirada, seguía bastante molesto con la organización, como mostraba en las redes sociales dónde puso una foto de él y su compañero de equipo Paulinho heridos tras ambos atropellos donde decía: -“ ¿Quién será el siguiente? ”.

Recordar que a raíz del atropello que sufrieron el holandés Johnny Hoogerland del por entonces desaparecido equipo Vacansoleil y el español ya retirado del equipo Sky Juan Antonio Flecha en la edición del Tour de Francia del año 2011, hace falta hacer un cursillo para conducir en grandes vueltas impartido por personal de la UCI. Un cursillo donde deben tener claro que el ciclista es lo más importante en carrera, y tiene total y absoluta preferencia y libertad en sus movimientos.

No recuerdo donde leí que en esos momentos lo que separaba a La Vuelta de un desastre absoluto era el cartel de corredores que participaban, aunque también se podría decir que el magnífico cartel era lo que hacía que el desastre fuera aún mayor.

Errores nada habituales para una gran vuelta, una gran vuelta que últimamente apuesta por demasiados finales en muros casi inaccesibles, cuestas de cabras con rampas del 20 y 30% que no llegan a ninguna parte, algunas escasas de público y con paisajes apocalípticos más propias de una película de Mad Max que de una carrera del calendario UCI, que para nada se merecen los participantes.

Puede que me deje algo, aunque como dije antes, creo que son demasiados incidentes extradeportivos para un evento de semejantes características.

Lo mejor sin duda de esta presente edición de La Vuelta, a parte de los ciclistas, fue la penúltima etapa de 175 kms con salida en San Lorenzo de El Escorial y llegada en Cercedilla con cuatro puertos de primera categoría, el último con prácticamente 11 kms de descenso hasta la línea de meta.

Al final fue esta etapa y el alto de la Morcuera, un clásico de toda la vida, quien acabó decidiendo el vencedor de La Vuelta.

Una etapa vibrante como pocas que bien podría pasar a los anales de la historia, donde queda demostrado que con una etapa de perfil clásico de montaña y sin final en alto ni extravagancias absurdas también hay espectáculo.

Ojalá la organización tome nota y cambie el actual modelo por el que han decidido apostar estos últimos años.

O tal vez sea la organización la que necesite un cambio?

Podio Vuelta

Escrito por:
@Toni_Calvo

3 comentarios
  • Jordi Fernández
    Publicado a las 17:07h, 14 septiembre Responder

    Gran artículo. Los organizadores deberían marcar en amarillo la última reflexión del autor. Renovación de la organización. Desconozco el grupo que la compone. ¿Existe algún ex ciclista profesional en ella? Felicidades @Toni_Calvo.

  • Jorge Romeo
    Publicado a las 23:00h, 14 septiembre Responder

    Muy de acuerdo con @Toni_Calvo como siempre

  • killhorse
    Publicado a las 18:26h, 26 septiembre Responder

    Gran articulo y mi enhorabuena por ello. Desde luego que la organización de la vuelta tenderá que recapacitar o renovarse. Ya llevamos unos años que si, que la vuelta tiene espectáculo y grandes corredores pero señores . una gran vuelta tampoco se define en ver como se arrastran los pobres corredores en u a etapa y en otra también escalando rampas del 25%. Que si, que hay lugares preciosos y aprovechando que sólo subían las cabras pues vamos a asfaltar y que suban los ciclistas tb. A mi particularmente me cansan esas etapas teniendo en cuenta que tenemos ciclistas como purito, valverde, erc…para ganarlas pero hay que pensar que hay más años de vuelta y no realizar los mismos finales de etapa en una vuelta. Esperemos que los grandes corredores, sigan queriendo correr la vuelta a partir del año que viene.

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar