La lucha de Anna por una ley justa

 

“Algunos me llaman Anna Coraje, otros, el Ángel de la Guarda de ciclistas y triatletas… Yo sólo me considero una simple luchadora por lo que creo que es justo. He sufrido mucho y quisiera que nadie pase por el mismo sufrimiento.”

Esta es una historia real, probablemente conocida por la gran mayoría de aficionados al ciclismo y el cicloturismo, pero también por los profesionales y periodistas que envuelven el mundo de la bicicleta.

21 de octubre del 2013, Óscar se dirigía en bicicleta a su lugar de trabajo cuando es mortalmente atropellado por un camión en Torrejón de la Calzada (Madrid) sin que el conductor se parara a socorrerle, dándose a la fuga y omitiendo el deber de socorro.

Posteriormente el camionero fue localizado por la Guardia Civil de Tráfico y se le imputaron los delitos de omisión del deber de auxilio y homicidio en grado de tentativa.

Óscar Bautista García falleció a la edad de 37 años

Pero la reforma que se llevó a cabo en el año 2015 en el Código Penal supuso la desaparición de las faltas así como también el juicio contra el conductor. Así pues, tras varios recursos, el atropello fue considerado simplemente una falta leve (vamos, una tontería, una distracción tonta como dice Anna), quedando el camionero en libertad y archivándose la causa penal. Según Francisco Parres, abogado de Anna, las legislaciones en otros países como Francia o Italia por casos similares son como mínimo ocho años de cárcel.

Si Óscar no hubiera muerto en el acto se contemplaría el delito de deber de socorro, pero como no fue así no se contempla. Es decir, la ley es tan absurda que si el conductor atropella a la víctima causándole la muerte inmediata, este aunque salga huyendo del lugar de los hechos no es castigado ya que al encontrarse la persona muerta no se le puede ayudar. Una ley total y absolutamente carente de sentido, que sin duda alguna premia la muerte en el acto y sobretodo a su culpable, en este caso el conductor del camión.

Desde entonces la leridana Anna González comenzó una lucha a través de las redes sociales por la justicia de la muerte de su marido, con la etiqueta o el hashtag #PorUnaLeyJusta.

Hizo una petición con la cual pretendía llegar al mayor número de firmas posibles para que este tipo de situaciones no quedaran impunes y conseguir así llevar a cabo su propuesta de cambiar el Código Penal y lograr que accidentes como el ocurrido a su marido no sean una simple falta y sean considerados un delito.

En dicha petición se pide modificar la nueva reforma legal y los artículos 142 del Código Penal que regula el homicidio por imprudencia y el artículo 195 que regula la omisión del deber de socorro.

Anna González #PorUnaLeyJusta

Una lucha apoyada prácticamente por todos los ciclistas y grandes figuras tanto en activo como retiradas del ciclismo de ámbito nacional como son Alberto Contador, Alejandro Valverde, Joaquim “Purito” Rodríguez, Perico Delgado, Carlos Sastre, Angel Edo… etc, y también periodistas, medios de comunicación, grupos parlamentarios, etc…

Para llegar hasta aquí no ha sido un camino de rosas, Anna ha tenido que luchar día a día sin descanso para recabar apoyos por esta causa, y como dice ella, ha estado a punto de tirar la toalla, pero finalmente ha valido la pena todo el esfuerzo realizado. “No descansaré hasta conseguir justicia, honraré tu memoria y haré que nuestros dos hijos estén orgullosos porque no me rendiré

Durante todo este tiempo Anna ha sido recibida por políticos, fiscales, jueces y abogados. También ha hablado con familias que han pasado por las mismas circunstancias que ella y ha compartido infinitas conversaciones, tal y como nos relata ella misma en una de sus cartas.

Ha estado en varios acontecimientos deportivos y actos públicos en muchos lugares de nuestra geografía para apoyar y dar a conocer su campaña, y ha entregado pulseras de color rosa que diseñó con la etiqueta o el hashtag #PorUnaLeyJusta y la inscripción en la misma de la página web donde, como ya he comentado antes, pedía firmas para la reforma del Código Penal que ha diseñado.

La leridana ha sido entrevistada por los mejores medios de comunicación del país y ha conseguido ser recibida por el president de la Generalitat de Catalunya Carles Puigdemont, también por Rafael Catalá, el ministro de Justicia, y  se ha reunido con todos los Grupos Parlamentarios en el Congreso de los Diputados para cambiar la ley actual y permita así castigar con más dureza a quienes causen un accidente a un ciclista o transeúnte.

Anna González y Rafael Catalá en el Ministerio de Justicia

El pasado 2 de marzo Anna entregó en el Congreso de los Diputados las 200.000 firmas conseguidas en apoyo de su iniciativa para poder cambiar el Código Penal. El acontecimiento causó una gran repercusión mediática como se esperaba y se presentaron al acto ciclistas profesionales como Fran Ventoso del equipo BMC, ex ciclistas como Pedro Delgado, Eduardo Chozas, Pablo Lastras, Luis Pasamontes, Carlos Barredo, Miguel Ángel Martín Perdiguero, el presidente de la Real Federación Española de Ciclismo José Luis López Cerrión, José Luis de Santos presidente de la Asociación de Ciclistas Profesionales, cicloturistas anónimos y también numerosas familias que como ella perdieron a un ser querido en la carretera.

Sin duda, uno de los momentos más importantes y emotivos desde que la viuda de Óscar empezara su campaña.

Como aficionado, amante y practicante de la bicicleta, no puedo dejar de mostrar mi preocupación con la gran cantidad de atropellos y siniestros que se están produciendo en los últimos tiempos en este sector, y en muchos de ellos dándose a la fuga el autor de los hechos. Esto ya empieza a ser cada vez más una auténtica sangría en las carreteras donde parece ser que ya todo vale. Hay que poner STOP de una vez por todas empezando por la reforma del Código Penal y haciendo llegar más información a los usuarios de las vías entre otras.

Me parece increíble y sorprendente la gran cantidad de conductores que desconocen el código de circulación en lo que respecta a las bicicletas.

Entre estas normas cabe destacar la gran mayoría de conductores que no saben o desconocen que los ciclistas pueden circular en paralelo; se puede sobrepasar una línea continua para adelantar a un ciclista, ciclos, ciclomotores, peatones, vehículos de tracción animal o un vehículo inmovilizado, siempre y cuando las condiciones de visibilidad y el tráfico lo permitan y no supongan un riesgo; se debe mantener como mínimo 1,5 metros de distancia lateral al adelantar a un ciclista; las bicicletas tienen prioridad de paso respecto a los vehículos de motor cuando circulan en grupo y el primero haya iniciado ya el cruce o haya entrado en una rotonda o glorieta (el conjunto del grupo de ciclistas forma un solo vehículo imaginario, cuya parte delantera fuera el primer cicloturista y la trasera el último).

Deberían hacer más hincapié las autoridades correspondientes (ministerio de urbanismo, DGT… ) a través de campañas, folletos, redes sociales, medios de comunicación, etc…

Como dice Anna, “todos, ciclistas, motoristas, peatones, pasajeros…, somos víctimas potenciales y necesitamos y exigimos una ley justa.”

Carta de Anna

Sé que suena a tópico pero tengo que decirlo; la lucha titánica de Anna es la lucha de David contra Goliat, donde nos demuestra una lección de valores infinitos en los cuáles cabe destacar que la esperanza es lo último que se pierde.

La lucha ejemplar de Anna por la justicia de su marido Oscar, es también la lucha por todos aquellos familiares que han sufrido la pérdida de algún ser querido en la carretera en las mismas circunstancias, o incluso peores, ya que en algunos casos el conductor iba borracho o bajo los efectos de las drogas, y al igual que ella también lo han sufrido en sus carnes viendo con rabia e impotencia como el autor de los hechos quedaba impune y puesto en libertad tras ser declarado inocente.

Como dice Anna en una de sus cartas, se ha luchado al máximo y está contenta por ello. “Sé que hemos hecho todo lo que hemos podido y sabido. Sólo espero que, los que tienen el poder, sepan estar a la altura y no nos defrauden.

Es, sin lugar a duda, una historia de coraje y sacrificio desde lo más profundo del dolor, transformándolo en lucha y esperanza.

Desde el colectivo ciclista y cicloturista al cual pertenezco, sólo podemos decir una cosa:

GRACIAS   Anna

P.D. No os quedéis sin leer la petición de Anna González: https://www.change.org/p/congreso-de-los-diputados-no-más-muertes-impunes-en-la-carretera-como-la-de-mi-marido-porunaleyjusta

Escrito por:
@Toni_Calvo

4 comentarios
  • Marc Roman
    Publicado a las 08:02h, 04 marzo Responder

    La Pura Realidad! que historia por dios! Gracias Toni por el escrito, realmente muy buen, de esta manera nos podemos dar cuenta lo que esta pasando en este pais, en estos casos, desde otro punto de vista…. Road&Mud!

  • Juan Manuel Padrón Morales
    Publicado a las 09:34h, 06 marzo Responder

    ¡Admirable! Se necesitan muchas Anna. Ánimo…no todo está perdido.

  • José Luis Andarias y de Prado
    Publicado a las 15:52h, 06 septiembre Responder

    La causa de #PorUnaLeyJusta no debería ser solo la de defender la dignidad y memoria de ciclistas y triatletas. En vía urbana, también se producen atropellos de peatones cuyo trágico final es idéntico o similar al del marido de Anna López. Los así atropellados, como ha sido mi caso, no somos mediáticos; no existimos. Somos, utilizando un símil ciclista, “la cola del pelotón”. La Reforma Gallardón nos ha robado la dignidad como víctimas. Paradójicamente, a mayor gravedad de las lesiones sufridas, más débil es la posición de la víctima frente a las aseguradoras ya que, gracias al Sr. Ruiz-Gallardón, artífice de la Ley 35/2015, de 22 de Septiembre, es como si todo nuestro sufrimiento se pudiera compensar económicamente. Esto hace, en la casi totalidad de casos, que la carga de la prueba reviertan en la víctima que, para las aseguradoras, ha propiciado el accidente con objeto de sacar un beneficio económico de todo ello. Cuando además, ni la Policía Municipal ni la Justicia están del lado de la víctima, queda demostrado que el Estado de Derecho que nos venden, no existe

  • Ana María Diaz
    Publicado a las 12:48h, 22 noviembre Responder

    Gracias por emprender esta causa,donde todos estamos involucrados en esto,yo perdí a mi hijo de 14años por un conductor bajo los efectos de la droga ,,,,me siento destrozada y estoy segura lo conseguirás,,,,gracias Anna por la memoria de los nuestros

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar