La deriva del Europe Tour en España

El pasado domingo se disputó en Flandes su emblemática Ronde Van Vlaanderen, una de las carreras más famosas del World Tour. En España ese mismo fin de semana lo que se disputaba eran dos de las carreras del escuálido, al menos en este país, Europe Tour; las clasificadas en la categoría 1.1.

Por lo que respecta a nuestro país, el Europe Tour se ha convertido, en varios casos, y habrá que decir gracias, en refugio numantino de vueltas por etapas transformadas en carreras de un día. Murcia y La Rioja son ejemplos paradigmáticos. Sobre las causas que han conducido a esta situación habría mucho que discutir. Al menos quien escribe no daría por buenos muchos de los “lugares comunes” que se suelen utilizar para razonar tal devenir. Tema para otro día. Y efectivamente; como he dicho antes: gracias a los organizadores que por lo menos han reconvertido sus vueltas por etapas en carreras de un día evitando su desaparición. Sí que podríamos reprochar a esos mismos organizadores y a la federación española la falta de interés en crear una Copa de España, siguiendo el modelo francés, que aumente el interés con el que se sigan estas carreras. Crear sinergias positivas entre todos los implicados.

Foto de @ranbarren
Foto de @ranbarren

Uno de los factores que sirven para mantener el interés con el que se sigue una competición deportiva es la igualdad de fuerzas entre los participantes. Pero no siempre es así. Y puede suceder que quien acuse al ciclismo de falta de igualdad de fuerzas sucumba extasiado a la demostración de un equipo de otro deporte que meta a su adversario deportivo nada más y nada menos que nueve goles. Curiosamente a la misma hora que se disputaba la Vuelta a La Rioja. Pero bueno. En España, como todos ya sabemos, fútbol es fútbol y contra eso poco podemos hacer.

Conviven en estas carreras del Europe Tour español todo tipo de ciclistas. Y de equipos. Con muchísimas diferencias, seguramente demasiadas, en todos los ámbitos. Los lujosos autobuses de los World Tour contrastan con los modestos vehículos en los que aparecen los ciclistas de los equipos continentales. Ciclistas rodeados de centenares de personas y flashes con ciclistas ilusionadísimos cuando son reconocidos; cuando alguien pronuncia su nombre y desea sacarles una foto. Ciclistas que han amasado fortunas con ciclistas cuyo salario sólo les da para vivir al día y mantener su sueño de ser ciclistas. De participar de este circo ambulante. Ciclistas con una enorme estructura detrás tanto de personal como de medios dándoles los cuidados más avanzados, con auténticos buscavidas.

El sábado cuatro se disputó en Estella el G.P. Miguel Induráin. En la lista de inscritos tres equipos del World Tour y otros trece entre continentales profesionales y continentales. Ya en la salida el speaker Guajardo entrevistaba a Alejandro Valverde. El presumible dominio de su equipo y el perfil del recorrido conferían al murciano el papel de máximo favorito. Sin embargo Alejandro sorprendía en la entrevista: “No me importaría que ganase un compañero”. Con este detalle pretendía agradecer a sus gregarios todo el trabajo que le han hecho y le harán para que él se lleve las mieles del triunfo. Gesto loable. Al poco de salir de Estella ya se montó la escapada. El papel de Movistar durante todo el recorrido era el de abrir el paso del pelotón. Un guión que ya vivimos en el pasado campeonato de España en ruta en Ponferrada. Pero el hecho de que Movistar prefiriese jugársela con Ion Izagirre y Beñat Intxausti en lugar de con Valverde fue un tiro que salió por la culata. Vicioso va recuperando su golpe de pedal tras su gravísima lesión… y es un tío con muchos años de ciclismo a su espalda. Para él tanto Izagirre como Intxausti son dos pipiolos. Y el final del Puy de Estella también le venía como anillo al dedo.

Sólo soy un aficionado al ciclismo. No soy ningún técnico. Pero me cuesta creer que estas carreras en las que un equipo ejerce tal tiranía, en este caso Movistar, puedan servir de aprendizaje a ciclistas de los equipos que no son del World Tour. Da la impresión, al menos desde fuera, que a estos ciclistas les convendría más un tipo de carreras en las que las fuerzas sean más equilibradas. Que esos ciclistas puedan adquirir protagonismo y no estar sometidos al despotismo de un equipo tremendamente superior que ejerce un férreo control. Pero para eso ya están los técnicos de este deporte.

Pero por desgracia es la pescadilla que acaba mordiéndose su propia cola. Si a los organizadores no se les garantiza la presencia de equipos y ciclistas “famosos”, no encuentran patrocinadores y les resulta imposible montar su carrera. Y en estas estamos.

Foto de @ranbarren
Foto de @ranbarren

Al día siguiente el entramado del Europe Tour se trasladaba a La Rioja, con un perfil que favorecía a los equipos con sprinters. Los equipos inscritos eran dos World Tour por otros trece de las otras dos categorías. En este recorrido quien ejerció de tirano fue el equipo australiano del Orica GreenEdge que contó con la colaboración de los equipos que no cogieron la fuga, con especial protagonismo del Murias Taldea. Al final victoria del sprinter Caleb Ewan y segundo puesto para su lanzador Daryl Impey. El guión y el final previsto. Ningún equipo ni coalición capaz de romper ese aplastante dominio. Ni siquiera el Movistar, el otro World Tour, con el sorpresivo ataque de Alejandro Valverde.

A falta de poco más de 40 kilómetros para la meta Valverde se escapaba junto con el asturiano del AWT Greenway Iván García Cortina. ¿Buscaba Alejandro realmente la victoria o un entrenamiento de calidad cara a futuros compromisos? ¿Por qué estaba Valverde en La Rioja en lugar de estar en la salida del Tour de Flandes? ¿Quién había tomado esa decisión? ¿Qué pensarán ahora los mentores del entonces UCI Pro Tour que durante la década pasada nos contaban que con ese sistema “los mejores ciclistas estarían en las mejores carreras”? Por lo menos gracias a su presencia los organizadores han podido sacar adelante sus carreras.

Escrito por:
@ranbarren

Sin comentarios

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar