La Course Poursuite

La Course by Le Tour, que este año cambiaba su ubicación y fecha (20 de julio) para dirigirse hasta Briançon desde donde las ciclistas partirían hacia el Col de L’Izoard, ha anunciado que tendrá una segunda parte el día 22 de julio reservada para las 20 primeras corredoras en alcanzar la cima del mítico Izoard. Esta segunda jornada, en un nuevo formato innovador, se disputará en Marsella bajo el mismo recorrido que la contrarreloj masculina de 22,5 kilómetros, y será bajo el formato de persecución.

En una conferencia donde solo asistieron ocho equipos, entre ellos el Bizkaia-Durango, y siete corredoras se presentó el nuevo formato con el que ASO busca nuevas formas de dinamizar el deporte y enganchar al espectador con un formato más espectacular. Como dato destacable, solamente cinco equipos de entre los diez mejores de la clasificación UCI acudieron a la presentación. Datos nada halagüeños para un deporte que necesita un cierto grado de consenso entre todas las partes involucradas, para que aquellos cambios propuestos y directivas funcionen y al deseado progreso del ciclismo femenino.

El anuncio de ASO ha tenido bastante repercusión entre los principales agentes de la industria ciclista. Entre ellos el investigador deportivo Daam Van Reeth se preguntaba si el equipo directivo de ASO habría tomado la idea de su libro “The Economics of Professional Road Cycling“. En él Van Reeth señala el formato conservador en el ciclismo actual, postulando una serie de alternativas: “Tal prueba de persecución va a ser mucho más atractiva y táctica que una clásica contrarreloj y como resultado del orden reverso de salida, el primer corredor que cruce la línea de meta será el vencedor de la prueba por etapas. Por supuesto, por razones prácticas, solo un número limitado de corredores (por ejemplo los 20 o 30 mejores) podrían clasificarse para la etapa final.”

Una prueba de persecución que se celebraría 45 minutos antes del inicio de la contrarreloj masculina, con salida por tanto a las 13:00 del 22 de julio de 2017. Pero que parece aún no está completamente definida a tenor de las diferentes informaciones (podrían disputar la persecución 10, 20 o incluso un mayor de corredora) que se pueden encontrar en los medios oficiales de la carrera, medios de comunicación y a través de los equipos asistentes a la presentación.

Preguntamos al respecto a Manel Lacambra, director deportivo del conjunto estadounidense Cylance Pro Cycling, y uno de los asistentes a la presentación de ayer. Manel nos informa que las primeras 20 ciclistas se clasificarán y todas aquellas que lleguen hasta los cinco minutos de la ganadora. Es decir la cifra podría ser sensiblemente superior a 20, aunque como apunta Manel Lacambra, serán pocas las que puedan situarse en esa horquilla de tiempos en el Col de L’Izoard.

Imágenes de la presentación, cortesía de Manel Lacambra.

El formato de la persecución podría resultar el propio de dicha modalidad de biatlón o de manera inversa. “La ciclista que llegase a cinco minutos de la vencedora en el Izoard saldría primera y así sucesivamente hasta que a los cinco minutos saldría la ganadora en la jornada anterior.” nos decía el director deportivo del Cylance Pro Cycling.

Con este supuesto formato para Manel ganaría una de las últimas en el Izoard pero que llegase dentro del límite de los cinco minutos. Lo cierto es que este el nuevo formato, bien el propio del biatlón o su inverso, supone una propuesta diferente, que podría generar una competición dinámica.

Lo que si está claro sobre esta propuesta es que se realizará sobre el circuito de 22,5 kilómetros de la contrarreloj de Marsella sobre bicicletas convencionales (sin cabras ni acoples) y por tanto con drafting permitido y las normas propias de una competición en línea de la disciplina de carretera. La cota de Notre Dame de la Garde, de 1,2 kilómetros de longitud al 9,5% de pendiente media marcará el devenir de una novedosa prueba donde la primera corredora en cruzar la línea de meta vencerá la competición.

Cerramos este artículo haciendo balance sobre esta propuesta: Ilusión ante los nuevos formatos que se proponen (no solo este, sino también el de las Hammer Series) y decepción por la ausencia de consenso entre los principales actores y partes involucradas en el deporte.

Escrito por:
Diego Martín

 

Sin comentarios

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar