In Memoriam 2016 (I)

El año que ahora despedimos nos deja un sabor amargo cuando echamos la vista atrás y repasamos los nombres de aquellos que nos han dejado. Especialmente, porque muchos de ellos se han ido demasiado pronto, con toda la vida por delante. La carretera, la enfermedad o la mala suerte han cortado de raíz las ilusiones de deportistas que, por el mero hecho de luchar por sus sueños, han hecho más grande cada día este deporte que tanto amamos. Sirva este somero repaso como homenaje a todos aquellos que se han ido. Descansen en paz.

Aitor Bugallo (1973-2016)

El exciclista vitoriano sufría un mortal accidente de circulación a comienzos de este año que ahora despedimos. Bugallo perdía la vida en la localidad vasca de Bérriz con solo 42 años. Había sido profesional entre 1996 y 1998, formando parte del equipo de su tierra, el Euskadi. Pese a no haber logrado éxitos personales, nunca abandonó su pasión por el deporte del pedal, siendo un habitual en grupetas y salidas tanto de carretera como de mountain bike.

Sotero Lizarazu (1919-2016)

El guipuzcoano dejaba este mundo a los 96 años de edad a comienzos de este año al que ahora decimos adiós. Profesional durante los difíciles años 40, destacó en el barro, siendo campeón nacional de ciclocross en 1947, siguiendo los pasos de su hermano Miguel, que fue tetracampeón de España en aquellos tiempos.

Robert Sassone (1978-2016)

El francés destacó como pistard en la época del cambio de milenio, llegando a ser campeón europeo en la especialidad de madison. Como muchos otros, saltó del velódromo a la ruta, en la que logró algunas victorias de etapa en pruebas del calendario galo, como Limousin o Poitou-Charentes. Formó parte de la plantilla del equipo Cofidis, por lo que su muerte hizo recordar rápidamente a otros de sus compañeros de aquellos tiempos, fallecidos prematuramente, como Frank Vandenbroucke o Philippe Gaumont.

Fuente: kellymcgazza.blogspot.com.es

Kelly McGarry (1982-2016)

El freestyler neozelandés sufría un paro cardíaco mientras practicaba su pasión con la mountain bike en una zona montañosa de su país. McGarry, que había comenzado en el BMX, se había convertido en uno de los riders más queridos y reconocidos en el mundo del ciclismo extremo de montaña. Sus figuras sobre la bicicleta, audaces y originales, le habían llevado a ser considerados como uno de los grandes de la especialidad.

Dave Mirra (1974-2016)

El mes de febrero no podía comenzar peor para los amantes del ciclismo extremo. Tras la fatal noticia de la muerte de Kelly McGarry, conocíamos que Dave Mirra se había quitado la vida. El estadounidense era una de las leyendas del BMX en su modalidad acrobática, de la que había sido dominador entre los años 1995 y 2008. Tras su retirada del BMX, se dedicó a pruebas de ultrafondo, así como triatlones y Ironman. Su fama le llevó a ser protagonista de vídeos, documentales y hasta videojuegos.

Carlos Arteaga (1970-2016)

El venezolano, que fuera campeón panamericano de pista en 2007, sufría un atropello mientras circulaba con su bicicleta. El cobarde asesino, se dio a la fuga, y Arteaga fue encontrado abandonado en la carretera. Fallecía en el hospital ocho días después a consecuencia de las graves lesiones sufridas.

Antoine Demoitié (1990-2016)

El ciclismo se teñía de luto, de rabia y de impotencia en el mes de marzo. El corredor belga Antoine Demoitié, del equipo Profesional Continental Wanty-Groupe Gobert fallecía tras haber sido atropellado por una moto de carrera durante la Gante Wevelgem. El accidente, volvió a abrir las heridas sobre el control de los vehículos que acompañan al pelotón en las pruebas ciclistas; un debate que llevaba tiempo en el candelero, pero que azotó la actualidad deportiva con la irrecuperable pérdida del joven de Lieja. Demoitié había ascendido ese año de categoría, tras muy buenos años en el circuito continental belga, con victorias como la del Tour de Finistère en 2014. En su primera temporada en Wanty, ya dejaba muestras de su calidad, con buenos puestos en pruebas como Etoile de Bessèges y en carreras de un día del calendario belga y neerlandés. Afrontaba la temporada de clásicas motivado y con mucha ilusión, pero una maldita moto se cruzó en su progresión.

Daan Myngheer (1993-2016)

Al día siguiente del fallecimiento de Antoine Demoitié, la tragedia volvía a sacudir al ciclismo belga. El equipo Roubaix-Lille Métropole confirmaba el deceso del joven Daan Myngheer, víctima de un paro cardíaco durante la disputa de una prueba en Córcega.  Myngheer disfrutaba de su segunda temporada como profesional. Tanto en junior como en sub23, había cosechado buenos puestos en las clásicas belgas de su categoría, y tras dar el salto con Verandas Willems en 2015, estaba entrando con buen pie en el exigente calendario galo. En la retina de todos los aficionados quedarán los emocionantes homenajes rendidos a estos dos jóvenes belgas durante la disputa del Tour de Flandes.

Felipe Recuero (1960-2016)

No era ciclista, pero “Felipón” fue testigo fundamental de nuestro deporte como periodista amante de su profesión y de los pedales. Durante más de dos décadas, cubrió para la agencia EFE los grandes momentos del ciclismo de finales del siglo pasado, llegando a ser condecorado por la organización del Tour de Francia. Para todos aquellos que nos gusta contar, escribir sobre esta bella locura llamada ciclismo, el recuerdo de un maestro merece estar en este homenaje.

Gijs Verdick (1994-2016)

El joven neerlandés sufría un doble paro cardíaco antes de la cuarta etapa de la Carpathian Race sub23. Fallecía una semana después en un hospital de Holanda. El ciclista del Cyclingteam Jo Piels encaraba su primer año en un equipo profesional.

Steve Smith (1989-2016)

Otra estrella del ciclismo extremo que nos dejaba demasiado pronto. El canadiense sufría un accidente con su moto de enduro, que le producía graves lesiones cerebrales que no podría superar. Smith era una de las estrellas más importantes de la modalidad de mountain bike de descenso, de la que había sido campeón de la Copa del Mundo 2013. Vencedor en Hafjell en 2012 y 2013 y en Mont-Sainte-Anne y Leogang 2013, era considerado como una de las personalidades más importantes del ciclismo de montaña norteamericano.

Fuente: marca.com

David Cañada (1975-2016)

El exciclista aragonés fallecía a consecuencia de un accidente durante la disputa de la clásica cicloturista de los Puertos de Ribagorza, en Huesca. Con solo 41 años, nos dejaba un ciclista al que la mala suerte persiguió durante toda su carrera. David Cañada fue una de las más grandes promesas de nuestro deporte a finales de los años 90. Las lesiones truncaron su progresión, habiendo pasado por equipos de la talla de ONCE, con quienes vencería en una Vuelta a Murcia, o Mapei. En las filas de Saunier Duval, en 2006, lograría su mayor triunfo al llevarse la prestigiosa Volta a Catalunya, pero poco después, el cáncer volvería a para en seco su carrera. Se retiraría en 2010, tras vencer a la maldita enfermedad. Seguiría practicando su amor por el ciclismo y la bicicleta en pruebas cicloturistas. Falleció haciendo lo que más le gustaba.

Escrito por:
@VictorGavito

Etiquetas
1Comment
  • Juan Manuel Padrón Morales
    Publicado a las 14:06h, 29 diciembre Responder

    Desconocía lo de David Cañada. Me he quedado de piedra. Por otro lado, cade vez me preocupa más cuánta gente joven deportista está muriendo de fallos cardíacos. No lo entiendo. En cualquier caso, requiem por todos/as ellos/as. Los que aparecen en el artículo y los que no.

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar