Giro de Italia 2018 – Previa 18ª etapa

En nuestra guía decíamos…

Vuelve la montaña al Giro, en una jornada en la que lo único atractivo vendrá en los 50 kilómetros finales, el resto, sin mayor complicación que carreteras completamente llanas. A algo más del medio centenar de kilómetros para el final, una subida corta a Novello (cuarta categoría) será lo que sirva de calentamiento previo para la subida final, la lucha por la posición será mayúscula pues la subida no es excesivamente larga pero la posición si es fundamental. Los últimos 15 kilómetros son ascendentes y con una pendiente cercana al 7% en todo momento. Más de uno reservará las fuerzas para las dos próximas jornadas que vienen.


HORARIO

Hora de salida:  12:10 h.

Hora de llegada (Intermedio aprox.): 17:14.

TV: Directo en Eurosport a partir de las 13:15 h.

Twitter: @_RoadAndMud.

LOS PUNTOS CLAVES

La etapa no presenta dureza en el inicio, por lo que la escapada, una de dos, o no tarda nada en formarse y se va un corte con corredores poco especialistas en la montaña, o va a costar bastante hacerla. Los buenos escaladores desde luego lo tienen más complicado con un inicio llano, pero no les queda otra que probar, esperando libertad por parte del pelotón. Alrededor de 3/4 minutos en la base del puerto podría ser suficiente para un corredor fuerte en la escalada, y que no acuse en exceso la fatiga de 18 jornadas de carrera.

La subida a Pratto Nevoso va ganando en intensidad con el paso de los kilómetros. Los últimos 10 km son lo verdaderamente duro. Sólo encontrarán un descansillo muy corto a 5 km de la meta aproximadamente. A más de uno le puede dar un poco de vidilla.

Termina con un rampón final, que en caso de llegar a jugarse la victoria entre varios corredores, será determinante. Esta sería una jornada excepcional para el clásico sistema empleado por el conjunto SKY para poner su tren a trabajar. Pero a estas alturas de Giro, todo puede suceder.

¡Se inicia el tríptico final!

FAVORITOS

Después de una última jornada que se ha vivido a todo tren, empezamos la batalla final. No ha habido más descanso, y esta fatiga seguro que se nota en los próximos días, y quizás el menos esperado, se cobre alguna víctima para la general.

En esta etapa, a priori, la fuga debería tener menos opciones, pues el terreno en el que se formará es más sencillo de controlar, y por cómo se está dando la dinámica de la carrera, ninguna parece tener el visto bueno, sea por uno u otro motivo. Dicho esto, ¿conocen la Ley de Murphy no? Basta que digamos que es el día que menos opciones tiene, para que llegue un grupito, haga camino, todos se laven las manos y tengan margen suficiente para “disfrutar” de su batalla particular por la etapa en la ascensión final. Al ser una jornada unipuerto, si algún buen escalador entra en el corte, podría tener fuerzas para mantener la diferencia hasta la meta.

El primero que debemos señalar es a Giulio Ciccone. Le esperan tres jornadas de lo más intensas al joven italiano, porque si quiere la azurra (y la quiere, créanselo) tendrá que formar parte de la escapada en los tres días, o mínimo en dos de los tres. El tema está en que los dos últimos se reparten más puntos, pero también es cierto que serán días más decisivos para los gallos de la general, lo que puede condenar las opciones de los más valientes, al verse en juego intereses mayores. Probar, probará, pero no le será fácil entrar en el llano.

Otros a tener en cuenta serán los Androni, con Rodolfo Torres, que poquito a poco va a más, Mattia Cattaneo y Fausto Masnada. Los tres son unos buenos candidatos. No hay fuga sin representación de unos de los hombres de Gianni Savio.

Para finalizar con este primer escenario, podemos mencionar a Jan Polanc, experto en este tipo de jornadas desde le fuga, Krists Neilands, muy activo estos últimos días y mostrando buenas piernas, Koen Bouwmann, Niklas Eg, o el propio Alessandro De Marchi, que si ha recuperado bien de su última exhibición de poderío, tiene motor más que de sobra para volver a brillar.

Si la etapa queda entre los hombres de la general, entonces debemos señalar a los habituales, por supuesto. En esta ocasión me gustaría hacer especial hincapié en Tom Dumoulin. Sin duda alguna si algo nos demostró el año pasado es que en la jornadas unipuerto, y con este tipo de puertos en concreto, se desenvuelve a las mil maravillas. A pesar de no tener la fortaleza de aquellas ocasiones, puede ser un buen día para el holandés.

El líder, Simon Yates, debería seguir muy sólido en esta jornada. Más incertidumbre pueden generar las dos últimas, con especial atención a la del Colle delle Finestre. Cada vez deja menos lugar a la duda, pero un mal día lo tiene cualquiera, y no tener ni un solo atisbo de debilidad en 21 jornadas, manteniendo el nivel de inicio a fin, sería algo extraordinario. Este final es bueno para él, ya sin necesidad de dar la cara hasta el final, así que al sprint, podría anotarse otra. Si bien es cierto, que en esta ocasión, no tiene porqué volverse loco cerrando ataques de otros candidatos como puedan ser Miguel Ángel López o Richard Carapaz, que podrían jugar sus cartas para la etapa sorprendiendo con un ataque más o menos lejano. Ambos corredores está sumergidos en una batalla personal por la maglia bianca, y eso los puede despistar de la etapa. En cualquier caso, son dos hombres muy a tener en cuenta.

Después tenemos a Chris Froome, que según dice el mismo “se encuentra mejor cada día” (ya veremos…) y Thibaut Pinot. El francés tiene características similares a las del líder, pero con la urgencia de atacar si no quiere pasar desapercibido en carrera. El otro día no colaboraron para distanciar a Dumo, y quizás ahora se quede otra vez fuera de su tan ansiado podio. El británico por su parte buscará otro golpe de efecto, aunque sin duda alguna, la jornada que debe marcar con una equis grande en rojo debe ser la 19ª. Por supuesto también la última, en la quemarán todos los cartuchos, pero esperar a Cervinia es darse por vencido y Froomy no es así.

Domenico Pozzovivo es de lo más regulares, y de los que más fuerte se muestra cuando la carretera va en ascenso. Persigue una etapa, pero si no es en solitario le será muy complicado conseguirla. Se encuentra en posición de podio, en unas referencias de tiempo en las que tiene más que perder que por ganar, así que a ver qué cara vemos del pequeño escalador italiano. Tal y como han salido las cosas de la contrarreloj, quizás los que más tengan que atacar para llegar a los más alto del podio de Roma, puede que sean ahora los más conservadores, pues entre ellos será más evidente la disputa de intereses que llegar a un acuerdo para lograr otros mayores.

No podemos descartar tampoco un buen papel de Wout Poels, que cada vez está mejor y parece que tiene algo de libertad por parte de SKY.

Por último, hay dos corredores que pueden ser muy versátiles, y brillar en los dos escenarios mencionados. Tendrán difícil que se los conceda el privilegio de entrar en la fuga, por tener el nombre que tienen, pero todo podría suceder. No obstante, incluso desde los favoritos podrían sorprender. Hablo de Davide Formolo y de Fabio Aru. El sardo dio síntomas de mejoría en la contrarreloj (trampas a parte) y cuando se ve dañado en su orgullo saca lo mejor de sí mismo. Perdido ahora en la general, probará ganar una etapa en estos últimos tres días. Va a ser un hombre muy a tener en cuenta en este tríptico final, y de verdad ya lo digo, que me parecería raro que no ganase alguna.

Está siendo un Giro peculiar, pero muy disputado, así que solo nos queda seguir agradeciendo el esfuerzo a todos los corredores, y ¡disfrutar del tríptico montañoso final!

PARTICIPANTES

Procyclingstats: Startlist actualizada 

ZONA APUESTAS

Nuestra apuesta [HOL] Tom Dumoulin

Nuestro outsider:  [LET] Krists Neilands

 Escrito por:
Álvaro Bartolomé Quevedo. @Alvaro_Queve

1Comment
  • Juan Manuel Padrón
    Publicado a las 10:32h, 24 mayo Responder

    Buenos días Álvaro. Totalmente de acuerdo con tu pronóstico. Solo un comentario. De todos los gallos el que debe hacer más en estos tres días, por su nefasta estrategia de carrera es Pinot. De los 5 primeros todos han acertado menos él. Con el paso de las etapas ha perdido el podium y a ver como lo recupera ahora. Muy difícil lo veo. En vez de hacer como Yates y atacar cada vez que podía, previendo el recorte que sufriría en la contrarreloj, el francés ha estado especulativo en las etapas de montaña, como si no temiera la contrarreloj o creyera que es un consumado especialista. El caso más nefasto y lamentable fue en la etapa que terrminó en Sappada donde, tras quedar atrás Froome y Dumoulin, reclamaba que Superman, Carapaz y Pozzovivo tiraran, cuando era él el principal interesado en distanciar a los dos, a priori, favoritos finales. Al final Dumo se recuperó y los cogió y Froome no llegó mucho más tarde. En fin, que ha sido el que ha corrido menos valientemente y salvo que sea porque no tiene ya piernas, terminará lamentando que pierda, una nueva oportunidad de hacer podium en su segunda grande.

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar