Giro de Italia 2017 – Previa 8ª etapa: Molfetta – Peschici

En nuestra guía decíamos…

Última jornada antes de uno de las grandes citas de este Giro100, el Blockhaus. Una etapa no excesivamente larga, 189 kilómetros, que llegará en el segundo fin de semana del Giro y antes del gran acontecimiento de la semana. Antes de lo que, se espera, sea la primera etapa en la que se marquen grandes diferencias, lo que los grandes “capos” de la general intentarán guardar fuerzas ante la intensa jornada que les espera al día siguiente.


HORARIO

Hora de salida:  12:35 h.

Hora de llegada (aprox.): 16:58 h / 17:26 h.

TV: Directo en Eurosport a partir de las 13:15 h.

Twitter: @_RoadAndMud.

ANÁLISIS RECORRIDO

Una etapa muy similar a la del jueves. La diferencia es que está es más corta, 189 km, y el final es algo más exigente. La etapa comienza con una primera parte muy llana, donde a priori, tendrá que formarse la fuga del día. Si la ventaja de esta es limitada, es posible que veamos algún ataque en la ascensión al Monte Sant’Angelo (2ª). Serán 9’5 km al 6’5% de pendiente media, con algunas rampas del 10% en su primera parte. El último kilómetro antes de coronar es más suave. No obstante, aún restarán casi 90 km a meta.

Tras el rápido descenso, le sigue un terreno complicado, muy de sube-baja, en el que enlazarán varias subidas, entre ellas, una de cuarta categoría, la Coppa Santa Tecla. Al coronar esta cota, el terreno suaviza. Los corredores tendrán que recorrer un tramo llano de aproximación, hasta que a falta de 13 kilómetros, la cosa se vuelve a poner seria. Comienza la ascensión a Coppa del Fornaro, 5’4 km al 3’6%. La pendiente media baja debido a que la subida tiene algún descansillo hacia la mitad de la misma.

La ascensión se corona a falta de 7 km para meta. Un rápido descenso, técnico en su última parte, conducirá a los corredores a la llegada en Peschici. Mucho ojito con la entrada en el último kilómetro. Con un par de curvas de herradura en la subida final, los corredores tendrán que entrar muy bien posicionados, y la batalla será muy tensa en el grupo. El repecho final es exigente. 1’6 km al 5’7%, pero siendo los últimos 200 metros lo más duro, con rampas que alcanzan el 12%. Teniendo en cuenta el tipo de ascensión que es, se espera un desenlace parecido al vivido en la 6ª etapa, o al menos, con unos protagonistas muy similares.

FAVORITOS

Una nueva jornada muy abierta. Típica del Giro de Italia. El recorrido ofrece varios escenarios posibles, como ya analizamos en su etapa casi gemela. En esa ocasión, la fuga pudo aprovechar la influencia del viento para gestionar mejor su ventaja y sus fuerzas, y Silvan Dillier logró imponerse en la meta de Terme Liugiane. Por supuesto, que tendremos que tener un ojo puesto en el suizo de BMC, que tratará de repetir, aunque en esta ocasión, no contará con el factor sorpresa a su favor. Su compañero en esa fuga, el derrotado Jasper Stuyven, seguro que querrá sacarse la espinita. La etapa de nuevo está hecha para sus cualidades. Los metros finales quizás sean muy exigentes como para disputar con los gallos, así que es probable que vuelva a intentar ganar desde la fuga, o con un ataque en la ascensión previa. El belga está en una buena condición, y merece el premio.

El guión de la carrera debería ser muy parecido. Quick Step controlará los cortes que se formen. Estarán contentos de dejar una escapada, aunque sea algo numerosa, siempre y cuando no haya ningún corredor que amenace la maglia rosa de Bob Jungels. El líder está fuerte, y podría realizar un gran puesto en la llegada con los favoritos, pero no les merece la pena arriesgarse a poner las bonificaciones al alcance de otros favoritos, como Geraint Thomas, Adam Yates o Thibaut Pinot. Todos pueden estar en la puja en un final de estas características, como se vio en Terme Liugiane. El resto de hombres de la general no debería tener problema. La rampa final es dura, pero es muy corta, por lo que no debería ser suficiente como para abrir diferencias, y tendrían que salvar la jornada dentro del selecto grupo. Además, el Giro es largo, y exprimirse por rascar cuatro segundos de aquí y cuatro por allá, puede suponer un desgaste que se acuse en la última semana, donde un mal día puede traducirse en pérdidas de minutos. Además, con un día como el Blockhaus a continuación, es de esperar que no haya grandes alardes por parte de los favoritos, y eso abra de nuevo las puertas a una nueva fuga o a algún segundo espada, o puncheur que llegué con gas al final.

Entre esos puncheurs, el primero que debemos destacar es a Michael Woods, como ya hiciéramos el otro día. Pudo ganar el sprint del grupo y quedar quinto, aunque eso seguro que le sabe a poco. Aquí tendrá de nuevo una buena oportunidad, y seguro que Cannondale tratará de controlar mejor a la escapada, o filtrar un hombre en ella, dadas las buenas prestaciones del canadiense, que lo sitúan quizás como el hombre a batir. Un escalón por detrás estará el joven belga, Dylan Teuns. El de BMC llegó en el grupo de los mejores el otro día, por lo que su forma es buena. Su compañero Dillier estaba por delante (ganó la etapa), y no estaba en juego el parcial, pero si eso cambia, la motivación para encarar los metros finales será diferente.

Otros posibles candidatos serán la dupla del Sunweb, con Wilco Kelderman y Tom Dumoulin. Ya la pasada jornada trataron de endurecer, y dar caza a la escapada, aunque sin fortuna. Este tipo de finales les van bien a los dos holandeses, que son muy rápidos en la llegada. El primero de ellos ya intento liderar el sprint del grupo en la anterior ocasión, así que si hay bonificaciones o la etapa en juego, no me quiero ni imaginar.

En cuanto a la opción de la fuga, algo que como decimos tiene bastante papeletas en la víspera del Blockhaus, a parte de los ya mencionados Dillier o Stuyven, habrá que tener en cuenta también a otros corredores que se desenvuelven bien en este tipo de perfil, con una buena punta para el final, habilidad para filtrarse en escapadas, y con algo de tiempo perdido en la general. Unos requisitos prácticamente imprescindibles para vencer en este escenario y circunstancias. En esa lista podrían estar Davide Villella, Matteo Busato, Pello Bilbao, Luis León Sánchez, o Matteo Montagutti, aunque este último quizás no sea del gusto de Quick Step.

Tampoco nos olvidamos del gran estado de forma de Omar Fraile, que podría intentar sus opciones, dado que el hombre más fuerte de Dimension Data en estos finales, Nathan Haas, no ha estado mostrando las mejores sensaciones en las últimas etapas. Omar viene fuerte del Tour de Yorkshire, y el recorrido nos recuerda al del territorio británico, así que quizás sea el momento de dar la primera alegría a la afición vasca.

En definitiva, un final muy interesante y abierto, para que se luzcan corredores que no disputan la general, aunque estos tampoco podrán descuidarse. ¡Disfruten!

ZONA APUESTAS

Nuestra apuesta:  [BEL] Jasper Stuyven

Nuestro outsider: [HOL] Wilco Kelderman // [ESP] Omar Fraile

 Escrito por:
Álvaro Bartolomé Quevedo. @Alvaro_Queve

Sin comentarios

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar