Giro de Italia 2017 – Previa 6ª etapa: Reggio Calabria – Terme Luigiane

En nuestra guía decíamos…

Los corredores llegan por fin a la Península Itálica tras un breve traslado desde Messina, en Sicilia, a Reggio Calabria, localidad situada justo en la “punta de la bota” de Italia. Una jornada sin mayor complejidad que la distancia y la parte final. 217 kilómetros deberán recorrer los ciclistas en esta sexta jornada, siempre dejando a mano izquierda el mar, puesto que durante la etapa los ciclistas se dirigirán en dirección norte hasta Terme Luigiane, donde se encontrará la meta. Los kilómetros finales, quebrados, que incluyen una pequeña subida final, pueden incitar a algún aventurero a dar la sorpresa dentro de las propias calles de Terme Luigiane. La llegada pica hacia arriba con una pendiente media del 5,3%.


HORARIO

Hora de salida:  11:45 h .

Hora de llegada (aprox.): 16:54 h / 17:29 h .

TV: Directo en Eurosport a partir de las 13:00 h.

Twitter: @_RoadAndMud.

ANÁLISIS RECORRIDO

Una nueva etapa maratoniana, que supera los 217 km. La etapa arranca con una primera parte más exigente, en la que se formará la escapada de la jornada. La carrera se topará con dos subidas largas, pero no de mucha dureza en los primeros 80 kilómetros. Solamente la primera de ellas, Barriteri, será catalogada, de 3ª categoría.

A partir de la segunda ascensión, donde se encontrarán situados los dos TV prácticamente seguidos, el terreno suaviza considerablemente. Los corredores recorrerán un largo trayecto llano, hasta llegar a los 40 kilómetros, donde el terreno se volverá bastante repechero. Lugar típico de encerronas en el Giro de Italia, donde ni los favoritos ni todos aquellos que quieran aspirar a la etapa, podrán confiarse.

A falta de 25 km se corona una de las ascensiones más exigentes a las que se enfrentarán en este tramo final. La subida de Fuscaldo (4ª categoría), constará de 2 km al 6’8% de pendiente media, y con rampas máximas del 11% cerca de coronar.

Una zona que mermará a los sprinters, pudiendo dejar sin opciones a más de uno. Por si fuera poco, en la parte final, la cosa sigue complicada. Un sin fin de repechos, incluido el final, con llegada a la meta de Terme Liugiane. Serán 2 km al 5’3%, pero la pendiente va subiendo gradualmente, siendo el último kilómetro lo más exigente. Los últimos 500 m no bajan del 8% de pendiente media, y se alcanzan máximas del 10%, por lo que si algún sprinter consiguió pasar, tendrá que seguir estando muy fuerte para vencer aquí. Parece una llegada más propicia para los típicos puncheurs, esos corredores que llegan con un buen golpe de pedal de las árdenas. Aquí tendrán su oportunidad de lucirse.

FAVORITOS

Una jornada que podría tener diferentes escenarios de resoluciones bien distintas. A priori, lo más probable es ver un sprint de un grupo reducido, en el que se verían implicados corredores potentes, con una buena punta de velocidad, y que pasan bien las cotas. El típico corredor con perfil para las árdenas tendrá aquí la oportunidad de lucirse.

En esa descripción encajan perfectamente corredores como Michael Woods. El canadiense viene de hacer una temporada muy regular, y en el Etna ya llegó en el grupo de los mejores. Es rápido, y con rampas duras es como mejor va. Cannondale le dará libertad para disputar la etapa con total seguridad, y desde luego que el ex runner encabeza la lista de grandes favoritos para la etapa.

También estará encantado con el diseño de esta etapa el belga de BMC, Dylan Teuns, que fue tercero en la Flecha Valona. Salvando las grandes distancias, aún así, es un tipo de llegada que se ajusta a sus características, aunque es cierto que no está teniendo un buen rendimiento hasta ahora en la carrera, veremos si ha estado ahorrando energías o simplemente, no se encuentra bien. Su compatriota, Jasper Stuyven, será otra de las ruedas a seguir. El corredor de Trek podría ganar atacando de lejos, o esperando al repecho final, dada su fortaleza y la punta de velocidad que ha mostrado en varias jornadas en llegadas masivas.

Uno de los ‘tapados’ podría ser Enrico Battaglin. Lo de tapado entre comillas, porque se desenvuelve a la perfección en este tipo de finales. Parece que está fuerte, y si todo va bien con su líder, Kruisjwijk, tendrá libertad en el final. Ha esprintado bien estos días, así que es de esperar, que en una jornada que se le adapta mejor, también se meta a disputar con más convencimiento si cabe.

Otros corredores rápidos y que van bien en este perfil de etapa podrían ser: Luis León Sánchez, con libertad en el bloque cazaetapas de Astana, Giovanni Visconti, Matteo Montagutti o Nathan Haas.

Tampoco podemos descartar otras opciones. Es poco probable, puesto que es temprano en la carrera, al igual que lo fue en el Etna, un día que era mucho más propicio. Pero quizás algún favorito podría lanzar algún ataque, y dependiendo del ritmo con el que se haya llegado al final, picar algunos segundos “pancarteros”, a los que se puede sumar la bonificación. Los más interesados en llegar juntos al final serán probablemente Thibaut Pinot y Geraint Thomas, que en los metros finales serán más potentes que el resto de sus adversarios para la general. No obstante, no se esperan grandes diferencias entre los favoritos, salvo que ocurra algún percance. Tanto el francés como el galés tendrían también opciones de triunfo en la etapa. A ellos se podría sumar también el holandés Tom Dumoulin. Por su parte, Bob Jungels tratará de defender la maglia rosa, pero no será fácil si las bonificaciones están en juego para estos hombres anteriormente citados. Especialmente, Thomas, se encuentra a 6″, y seguro que ansía tanto como el luxemburgués vestirse de líder.

No podemos olvidarnos de la opción de una fuga. El Giro ya nos sorprendió en la primera jornada, y lo volvió a hacer en el Etna, cuando Jan Polanc dio una auténtica exhibición, como hiciera ya en 2013, y se llevó el triunfo manteniendo una renta no muy grande desde el comienzo de la ascensión al volcán siciliano. En esta ocasión, con un inicio que pueden ayudar a formar una escapada algo más numerosa, y con un final revirado, los escapados podrían tener sus opciones. Para eso tendrían que conservar fuerzas después de una jornada tan larga, pero aún es la primera semana del Giro, y las pilas pueden seguir funcionando a pleno rendimiento. Quick Step controlará el corte que se forme, pero si están lejos en la general, verían con buenos ojos dejarlos llegar. Es difícil prever quién estará en la escapada, ya que miles de factores influyen para determinar el corte bueno, pero podemos nombrar como candidatos importantes a Adam Hansen (el día antes de su cumpleaños), José Gonçalves, Filippo Pozzato, Rudy Molard, que también podría esperar al final, aunque ahí podría puestometrear pero perdería opciones reales de victoria, Simone Ponzi o Luka Pibernik.

Por último, habrá que ver hasta que punto, algunos sprinters podrían responder bien en este final. Los más pesados, como Greipel, parecen descartados, pero ojo con Kristian Sbaragli, Sacha Modolo, que viene de vencer en una llegada similar en el Tour de Croacia (aunque el repecho era bastante más corto, eso si), o incluso Giacomo Nizzolo y el propio Fernando Gaviria, que está enrachado.

ZONA APUESTAS

Nuestra apuesta:  [CAN] Michael Woods

Nuestro outsider: [ITA] Enrico Battaglin

 Escrito por:
Álvaro Bartolomé Quevedo. @Alvaro_Queve

Sin comentarios

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar