Giro D’Italia – ¿Fue justa la sanción a Richie Porte?

Una vez más, para bien o para mal, nos encontramos con un nuevo escándalo en el mundo del ciclismo, nuevamente en el Giro d’Italia que ya nos tiene acostumbrados a no quedar exentos de polémica estas últimas ediciones.

Se disputa la 10ª etapa del Giro de 200 kilómetros entre las localidades de Civitanova Marche y Forlì. Asistimos a un emocionantísimo final de etapa. Un grupo de 5 corredores que finalmente se queda en cuatro debido a un pinchazo en los kilómetros finales por parte de uno de sus miembros,  se encuentran con menos de un minuto de diferencia respecto al pelotón. Una lucha entre David y Goliat donde muy raras veces la fuga logra sus frutos. Esta vez la escapada consigue llegar a la meta con tan sólo 18 segundos de ventaja con el gran pelotón, imponiéndose el corredor italiano Nicola Boem del conjunto Bardiani – CSF.

La polémica surge cuando a poco más de 5 kilómetros para la línea de meta, el australiano Richie Porte del equipo Sky, uno de los máximos favoritos al triunfo final del Giro, sufre un pinchazo y es auxiliado por su compatriota Simon Clarke del Orica GreenEdge. El australiano logra llegar a meta arropado por casi todos los miembros de su equipo con 45 segundos perdidos respecto el pelotón.

Momento en que Simon Clarke ayuda a Richie Porte

Una acción de deportividad y fair play por parte de Simon Clarke que no tarda en hacerse eco en las redes sociales. Un sin fin de mensajes elogiando la acción del corredor del Orica, incluso por la propia organización de la carrera la cual envió un par de tweets, uno en inglés y otro en italiano, donde se podía ver un par de fotos de Simon Clarke ayudando a cambiar de rueda a Richie Porte y empujándolo al mismo tiempo y en los cuales se podía leer : “Esto es ciclismo. Esto es el mejor deporte del mundo”.

Pues bien, apenas una hora después de estos elogios por parte del Giro d’Italia, la organización decide sancionar a ambos corredores con 2 minutos de penalización en la clasificación general y casi 300 euros de multa.

Resulta bastante paradójico y aún más contradictorio que la misma organización del Giro elogie a través de las redes sociales la acción de Clarke y un poco más tarde imponga una sanción por dicha acción.

Sin título
Tweet de la organización del Giro elogiando la acción justo antes de la sanción

El reglamento es muy claro, según la Regla 2.3.012 UCI:

  • Todos los corredores pueden asistirse con servicios menores como prestar o intercambiar comida, bebidas, herramienta o accesorios.
  • El préstamo o intercambio de tubulares o bicicletas y esperar a un corredor que se ha quedado rezagado o estuvo involucrado en una caída será sólo permitido entre corredores del mismo equipo. Empujar a un corredor en todos los casos está prohibido bajo pena de descalificación.

Así pues, parece muy clara la reglamentación en este aspecto. Probablemente estemos ante una sanción sin precedentes entre favoritos en una gran vuelta por etapas.

A partir de aquí se abre el debate ya que no sería la primera vez que se hacen excepciones dependiendo de las reglas.

Sin ir más lejos, ¿quién no recuerda la pasada edición de la ronda italiana y el famoso descenso del Stelvio?, el cual debido a las condiciones climatológicas que se daban en carrera, la organización decidió hacer la bajada neutralizada. Hubieron corredores que adelantaron a las motos de la organización que iban debidamente señalizadas con una bandera roja que indicaba la prohibición de dicha maniobra. El reglamento dice que no se puede pasar a las motos con bandera roja. Entonces hubo mucho más revuelo por parte de los equipos y también por parte de los medios de comunicación que en la presente etapa del Giro, con varios equipos implicados en la clasificación general. Finalmente no pasó absolutamente nada.

Parece ser que ahí hubo una gran excepción respecto a lo que indica las reglas. Es evidente que nunca llueve a gusto de todos y la organización decidió no hacer nada al respecto, tal vez usando un poco el sentido común, o no.

Moto con la bandera roja en el descenso del Stelvio. Giro 2014

Como también se usa el sentido común cuando un grupo de corredores entran en meta fuera de control y se les repesca haciendo así caso omiso a la regla, una regla que dice claramente que en especiales ocasiones (mal tiempo, caídas u otros problemas, la regla puede ser modificada), pero en condiciones normales tiene que ser aplicada, quedando así eliminados de la competición.

Las reglas ofrecen CLARAMENTE una normativa para cumplir en carrera, pero parece ser que esta normativa se la saltan las organizaciones a la torera y cuando les da la gana.

Como vemos, y hemos visto durante mucho tiempo, esta regla no se aplica, con lo que uno llega a preguntarse… ¿Para que sirve esta regla? Y acaso, ¿Esto no es también adulterar la competición?

Seguramente que si la organización hubiera decidido no penalizar a Porte y Clarke no hubiera pasado absolutamente nada, y más cuando el sentimiento de injusticia es prácticamente unánime en las redes sociales y en los medios de comunicación.

Otra cosa sería entrar a valorar dicha regla que carece total y absolutamente de toda lógica. Por mucho que uno intente buscarle el significado no consigue entenderla. Gestos como estos hacen grande al ciclismo, buscando nobleza y valores, sobretodo para futuras generaciones venideras, y parece ser que cuando se encuentran se castigan.

Por otra parte, entrando a valorar la parte técnica de la carrera, no se entiende que Porte no fuera arropado por ningún miembro de su equipo en ese momento, que es cuando más se necesita debido a la proximidad de la meta.

Si nos fijamos sobretodo en esta edición del Giro, uno de los máximos favoritos también a la victoria final, Alberto Contador, siempre se encuentra rodeado por miembros de su equipo, minimizando al máximo cualquier problema en caso de que sucediera cualquier percance en la carrera.

Fueron muchos los corredores profesionales que mostraron su apoyo (o disconformidad con el reglamento) a los australianos Porte y Clarke a través de las redes sociales. Corredores como el suizo Fabian Cancellara, el portugués Rui Costa,  o el australiano Michael Matthews o los españoles Purito Rodríguez, Carlos Verona o Amets Txurruka entre otros.

También en el ámbito profesional se puede encontrar un comentario curioso que protagonizó el responsable de comunicación del Katusha Team, Philippe Maertens, enviando un tweet antes de hacerse pública la sanción, donde destacaba la acción de Clarke sobre Richie Porte pero recordaba la pena de dos minutos de tiempo según la regla 12.1.040 de la Union Ciclista Internacional.

Como decimos aquí, “tiro la piedra y escondo la mano”.  Ahí queda eso.

Richie Porte declaró en una entrevista ya por la mañana, que entendía que había cometido una infracción técnica, pero que era la última cosa que imaginó en aquel momento, lo único que quería era llegar a la meta lo antes posible y limitar la pérdida de tiempo. También comentó como fue el incidente, diciendo que cuando los chicos llegaron  a él, Clarke ya le había ofrecido y dejado la rueda. Dijo que surgió de forma espontánea, sin llegar a pensar que pudiera estar rompiendo las reglas y que todo sucedió de forma muy rápida llegando a actuar lleno de adrenalina.

También Simon Clarke se pronunció en las redes sociales, a través de twitter dijo sentirse triste por Richie Porte, que trató de ayudar a un amigo como lo haría otro y sentía el resultado de todo lo acontecido.

Hubo incluso un momento después de la etapa donde Porte llegó a ser TT (Trendin Topic) en las redes sociales. Es increíble hasta donde puede llegar el morbo, más que nada por la afición que arrastra el ciclismo estos últimos años. ¿Habrá que pensar que es cierto que últimamente está en auge?, ¿O simplemente nos va “la movida”?

Así pues, cuando nos preguntamos si es justa o no la sanción a Richie Porte y Simon Clarke, una cosa parece clara. El reglamento dice que es sancionable.

Por lo demás y como ya hemos visto lo acontecido en otras ocasiones, se podría actuar con sentido común o no en dicha sanción, pero claro, siempre será la organización de dicho evento quien tenga la última palabra.

Escrito por:
@Toni_Calvo

1Comment
  • Carrick on Suire
    Publicado a las 13:56h, 21 mayo Responder

    Yo comparto la sanción aplicada por la organización del Giro. Los reglamentos deben aplicarse siempre y en todo momento, salvo muy contadísimas excepciones. Su aplicación genera conocimiento de ese reglamento, para que en futuras ocasiones se conozca la sanción que puede conllevar una acción. Si se sanciona conforme a ese reglamento, no se va a dar lugar a dudas en futuras ocasiones de si se va a aplicar o no. Siempre va a existir ese precedente. Yo además comparto el espíritu y la redacción de esa norma reglamentaria. Ahora voy a exponer mi modesta opinión. No nombraré al protagonista aunque yo creo que buenos entendedores y entendedoras lo adivinarán rápidamente. Durante la década pasada corrió un ciclista que aparte de ser el mejor en una determinada carrera, recibió el apoyo sibilino de corredores de otras escuadras. Era tal el dominio ejercido que seguramente no hubiera necesitado de tal apoyo. Pero el caso es que se lo dieron. Unas veces tácito. Otras veces descarado. Yo soy partidario de que los aficionados tengamos claro que los miembros de un equipo sólo reciben ayuda de quienes visten como ellos. Y no de otros. Porque el caso que nos ocupa no es que yo te dejo mi bidón de agua. No. El caso es que yo te cedo mi rueda y me quedo sin poder avanzar durante un tiempo. No es cualquier tipo de ayuda. Al menos en mi opinión, esta sanción ayuda a la credibilidad del ciclismo. Por encima de los amiguismos, los coleguismos, el tú me caes bien y el otro no tanto, está el reglamento. Unas normas que cumplir que aseguran la limpieza de este deporte. Dicho todo esto sin menoscabo de la opinión vertida por el articulista, al que me precio de seguir y admirar.

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar