Giro 2016 – Reseña etapa 10 – Ningún capo se mueve

Giulio Ciccone  (Bardani CSF) ha conseguido una victoria emotiva en la décima etapa del Giro de Italia. El joven ciclista consigue su victoria más importante en su primer año como profesional. “Hoy es el mejor día de mi vida”, dice el ciclista italiano. “Las emociones son grandes”. “En un sentimiento que no puedo describir. No tengo las palabras. Me gustaría agradecer a todo mi equipo en lo que es un gran día”. Ciccone se había unido a la fuga entre las dos montañas de tercera categoría, formando al último un grupo de tres líderes en el penúltimo puerto de primera categoría para después atacar en un descenso técnico y mantener el liderato en el último puerto con final en Sestola. Ivan Rovny (Tinkoff) cruzo la meta en segundo lugar, 42 segundos detrás, seguido por Darwin Atapuma (BMC) con 1 minuto y 22 segundos de retraso.

image

Movimientos en la clasificación general

Brambilla comenzó a padecer en el puerto de primera categoría, sin embargo logró conectar con el grupo de los favoritos en el descenso. Ya en el último puerto perdió la rueda con el grupo principal pero no después de hacer un trabajo de sacrificio para su compañero Bob Jungels (Ettix), permitiendo conservar el jersey rosado para el equipo. “Es realmente increíble, el ciclismo no ha visto esto muy seguido”, menciona Jungels sobre el sacrificio de su compañero de equipo.

No fue un buen día para el equipo SKY, quien vio perdida todas sus aspiraciones en la clasificación general por la salida de Mikel Landa. Landa, quien había salido en octavo lugar general, cayó enfermo durante la noche pero fue capaz de comenzar la etapa de 219 kilómetros. Sin embargo, a pesar del apoyo del equipo, fue rápidamente distanciado por el pelotón y la decisión para él fue abandonar la carrera. Sir Dave Brailsford comentó: “Mikel estaba enfermo en la noche pero hablamos esta mañana y ha comenzado la etapa con la esperanza de recuperarse. Fue muy claro que la enfermedad le había afectado y que no sería capaz de continuar”. Landa había partido con un minuto y 18 segundos detrás del líder general Gianluca Brambilla después de un gran desempeño en la contrarreloj individual del domingo.  Comentando sobre la enfermedad de Mikel Landa, el doctor del equipo Inigo Sarriegue mencionó: “Mikel se levantó esta mañana sintiéndose mal con dolores abdominales. Parece ser que tiene una gastroenteritis viral. Lo vamos a evaluar en el hotel del equipo y luego determinaremos el mejor curso de tratamiento para asegurar que se recupere lo antes posible”.

Quien fue uno de los grandes damnificados fue el holandés Tom Dumoulin (Giant)  quien entró a 13 minutos  del ganador de etapa, perdiendo toda aspiración por la clasificación general. Esto le podría permitir una mayor holgura en caso de que pretenda conseguir alguna victoria de etapa. Por su parte Alejandro Valverde logró recortar 4 segundos al escualo Vincenzo Nibali en una etapa donde ninguno de los grandes favoritos se ha logrado mostrar aún. Quien logró descontar algunos segundos fue el costarricense Andrey Amador (Movistar) ante Bob Jungels. Sin embargo a pesar del trabajo de su compañero de equipo y de cronometrar una diferencia de 53 segundos, el pelotón aceleró la marcha logrando que solo descontara 5 segundos al luxemburgués. Tal parece indicar que se verán movimientos en lo que será  la cronoescalada de esta segunda semana de competición. Mañana toca una etapa de “transición” de 227 kilómetros, llevando al pelotón de Modena a Asolo, en donde André Graipel luce como el gran favorito a conseguir la victoria.

 Escrito por:
@SergioL612

Sin comentarios

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar