Giro 2016 – Previa 18ª etapa

T15_MadonnaDC_2_alt

Horario:

Hora de salida: 11 : 15 h.

Hora de llegada (aprox.): 16 : 57 h / 17 : 35 h.

TV: Directo en Eurosport / Teledeporte a partir de las 14:15 h.

Análisis Recorrido:

Jornada maratoniana, con 240 km por cubrir para los corredores. Terreno prácticamente llano el que nos llevará hasta la parte final, donde la acción se encuentra concentrada en los últimos 30 km de golpe y porrazo. La clave de la carrera, en la que se decidirá todo, será la subida a Pramartino (2ª). Uno de esos muros explosivos, con 4’6 km al 10’5% de pendiente media, y máximas del 17%. Además, después de venir de más de 200 km de falsos llanos, eso puede producir un cortocircuito en las piernas de más de uno. No hay que olvidar que estamos en la tercera semana, que esto llega a su fin, y que los corredores no pueden estar más cansados. Después, el descenso será muy técnico, que los dejará a 3 km de la meta en Pinerolo. La organización aún reserva una sorpresita más, y es un repecho que se las trae. La subida por la calle Principia de Acaja (450 m al 14% y con máximas del 20%) puede ser el último punto crucial que determine el desenlace final de la etapa, para bien o para mal de unos y otros. El descenso de esta pequeña cota también será complejo. A partir del arco del último kilómetro, terreno llano, con algunas curvas sin mayor dificultad.

Como curiosidad, la última llegada a Pinerolo en una Gran Vuelta por etapas fue en el Tour de Francia, donde triunfó una escapada, con victoria final para Edvald Boasson Hagen, en 2011. En el Giro de Italia tenemos que remontarnos hasta 2009. Ese año el ganador fue Danilo Di Luca.

S05_Valcava_3D

Favoritos:

Una jornada interminable, de esas que ves el perfil y no sabes si reír o llorar. Los primeros 200 km para echarse una siesta. Es probable que incluso algún corredor se la eche. Mientras echan una cabezadita, la fuga, espero que numerosa, pues muchos son los equipos sin ganar aún, y es nuevamente, un gran día para ello, cogerá minutos. El desenlace final será, eso sí, para despertarse de golpe. Y pobre de aquel que no haya puesto la alarma en hora.

Por tanto, es un día con dos escenarios posibles: que llegue una escapada, o bien, que algunos equipos controlen, y se juegue entre los hombres de la general. Yo personalmente considero que la primera es la opción más factible. Ya son muchos los días de competición, el cansancio se acumula, y los dos días siguientes son de extrema dureza. Todo dependerá del tipo de fuga que se forme. Esta se tendrá que configurar en un terreno llano, que es el aspecto que juega más en contra. Si el corte que se consigue marchar por delante es grande, debería triunfar. Si por el contrario, el pelotón solo deja marchar a un grupo pequeño de corredores, la etapa podría estar detrás.

En cualquier caso, espero mucha batalla por formar parte de la escapada. Serán muchos los corredores con posibilidades de entrar, y de un perfil variado. Habrá que fijarse en buenos rodadores pero que se defiendan en las subidas, por eso del terreno llano en el que tendrán que atacar para coger la escapada. Vamos a fijarnos pues en Matteo Montagutti, muy activo durante todo el Giro. Mostrándose muy regular. Ya ha cogido varias fugas anteriormente, siendo segundo en Arezzo. Está ante su gran oportunidad. Su compañero y lider del Ag2r, Pozzovivo, seguramente le dé su consentimiento, pues no parece una jornada en la que pueda sufrir en demasía.

Habrá que tener en cuenta también a Tim Wellens, Matteo Busato, Simon Clarke, José Herrada, Nicolas Roche, Maxim Belkov, Gianluca Brambilla, Alexander Kolobnev, Stefano Pirazzi, Pieter Serry, etc.

Para esta etapa, como siempre, traigo mi propia apuesta personal. En esta ocasión serán dos los hombres en los que confío para hacer un gran papel.

El primero de ellos es Georg Preidler. El austríaco de Giant demostró mucha fortaleza en la jornada reina de este Giro. Podríamos habernos vistos obligados a alabar su desempeño en toda la etapa, con análisis a nivel táctico perfecto, de no ser porque en la parte final, bien movido por la ambición o por la precipitación derivada del cansancio, cometió el error de arrancar demasiado pronto. Hasta entonces, había sido magistral su interpretación de la carrera. Sufriendo en las subidas sin poder seguir el ritmo de un colosal Atapuma, pero regulando y conectando en los descensos. Seguro que ha aprendido la lección, y volverá a probar, con más decisión y esperemos que con más fortuna.

El segundo es el hombre todoterreno de Cannondale, Moreno Moser, que ya se ha colado en numerosos cortes. En Arezzo terminó tercero. El resto de días tuvo que trabajar siempre para algún compañero estando en la fuga. Mañana parece el hombre indicado, y debería tener total libertad para buscar un éxito personal.

En cuanto a los hombres de la General, tenemos a Steven Kruijswijk dando la sensación de control y poderío absoluto. No debería tener dificultades en solventar la etapa el corredor de Lotto NL Jumbo, que además debería estar mejor acompañado en esta ocasión. No obstante, habrá ataques seguro, y más en un puerto corto, pero muy explosivo, y con un descenso peligroso después. Quizás el más interesado en atacar sea Ilnur Zakarin. Al ruso se le ha visto muy fuerte, y tiene que seguir probando, no solo para conseguir una etapa, sino también para poner en apuros al resto de rivales. El podio es una posibilidad para el de Kathusa. Por su parte, Johan Esteban Chaves y Alejandro Valverde no deberían tener muchos problemas en superar la jornada con los mejores. Incluso pueden tener un buen chance para ganar de nuevo en caso de disputarse la etapa en un grupo de favoritos reducido. Por su parte, Vincenzo Nibali sería un gran favorito en una etapa como esta, pero es cierto que ha estado sufriendo bastante estos días atrás. Aún así, conociendo al siciliano seguro que vuelve a probarlo. Por último, Rafal Majka, Domenico Pozzovivo, Bob Jungels, Andrey Amador y compañía tratarán de defender sus posiciones de la mejor manera posible.

En definitiva, es una etapa que a priori debería beneficiar a una escapada, en la que muchos equipos querrán entrar, y los los favoritos deberían llegar en un pañuelo, pero si alguno pasa por un mal momento en las empinadas rampas de Pramartino podría dejarse un tiempo precioso. No sería de extrañar llegar a perder incluso en torno a 1′ en meta. No se puede descartar nada, puesto que la mayoría de las veces son los ciclistas, y no los recorridos, los que hacen duras las carreras, y no hay que remontarse muy lejos para comprobar este hecho. Sólo con recordar la 16ª etapa de esta edición podemos tener por seguro, que no hay día fácil y que el espectáculo irrumpe en la carretera sin necesidad de llamar a la puerta.

Zona apuestas:

Nuestra apuesta:  Moreno Moser
Nuestros outsiders:  Matteo Montagutti /  Georg Preidler

Escrito por:
@Alvaro_Queve

Sin comentarios

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar