Giro 2016 – Previa 11ª etapa

En nuestra guía decíamos

De nuevo volvemos a tener una etapa larga que sobrepasa los doscientos kilómetros. Es una etapa completamente llana, a excepción de la Forcella Mostaccin, una cota situada a 20 kilómetros de la línea de meta y que tiene bastante dureza llegando a contar con una pendiente máxima del 16% en sus menos de tres kilómetros de distancia. Se prevé una llegada al sprint, pero los corredores deberán tener especial cuidado ya que a falta de 900 metros de la línea de meta habrá una curva bastante cerrada. La primera y última vez que Asolo fue final de etapa en el Giro de Italia fue en el año 2010, donde el tiburón Vincenzo Nibali obtuvo la victoria.

Horario:

Hora de salida: 11 : 45 h.
Hora de llegada (aprox.): 16 : 54 h / 17 : 26 h.

TV: Directo en Eurosport / Teledeporte a partir de las 14:15h.

Análisis Recorrido:

De nuevo nos encontramos ante otra etapa maratoniana en el Giro de Italia. Nada más y nada menos que 227 km
tendrán que recorrer los corredores de camino a Asolo. Un “estupendo” terreno llano marcará la monotonía durante más de doscientos kilómetros. A partir de aquí, se inicia otra carrera, justamente coincidiendo con la subida a Forcella Mostaccin (2’9 km al 9% aprox.) donde el kilómetro final de ascensión supera el 10%, alcanzando máximas del 16%. Un auténtico muro que puede romper la carrera. Después descenso y tramos muy estrechos, que acompañarán a los corredores ya hasta meta. A falta de 5 km, la última dificultad, un repecho adoquinado de un kilómetro al 6%, que puede marcar el desenlace de la etapa.

Favoritos:

11ª etapa del Giro, y con esta superamos el ecuador del mismo. Después del segundo día de descanso nos encontramos con una dura etapa de montaña, con puertos de mayor longitud y con rampas de una dureza severa, que siempre a alguno se le atraganta. El mayor perjudicado ha sido Mikel Landa, que debido a un virus estomacal, según informaba su equipo (Sky), ha tenido que abandonar la Corsa Rosa. Una verdadera pena para el espectáculo de la carrera, y más aún para el propio Landa y el ciclismo español, que pierden una oportunidad de oro para seguir creciendo. Pero contra factores como la salud poco más se puede hacer, solo recuperarse, y volver más fuerte. No obstante, el Giro sigue, y lo que a nosotros nos acontece es valorar la próxima etapa.
Así pues, volverán de nuevo los kilómetros llanos de desgaste, para tener, como decíamos, en el final, la sorpresita con los rampones de Forcella Mostaccin. En una etapa como esta, se puede decir, que hay dos escenarios posibles.

El primero de los escenarios, es que una fuga consiga triunfar. Y si analizamos la situación, esta opción tiene muchas papeletas. Es un día en el que los sprinters están totalmente descartados, y por tanto, no veremos a los equipos de los hombres rápidos controlar la escapada. Su oportunidad vendrá claramente al día siguiente. Lo peor es que el trazado inicial no favorece una gran pelea para formar la escapada, siendo un terreno tan de llanura, pero deberían ser muchos los equipos que intentasen colocar algun miembro en la misma. Tendremos que tener en cuenta pues, a corredores como: Stefan Denilf, al cual le viene a la perfección el final de la etapa de hoy y no es una amenaza para la maglia rosa, Adam Hansen, Georg Preidler, podría repetir para Giant, Valerio Conti, Moreno Moser o Matteo Montagutti, que ya probaron en Arezzo terminando tercero y segundo respectivamente, Tim Wellens, Enrico Battaglin…la lista es muy amplia.

Personalmente, me gustaría destacar a Simon Clarke puede tener su oportunidad para buscar un éxito personal. Es un corredor que sabe defenderse en todos los terrenos. Sabe rodar bien, lo que le beneficiará en su intento de coger la fuga en ese terreno llano del principio, pero también sube muy bien, que será la clave en el final. No es lo suficientemente fuerte para ganar sobreviviendo a los presumibles ataques de los gallos en la subida a Forcella, así que por eso tendría que buscar sus opciones desde la fuga, y esta etapa es un gran día para ello.

Por otro lado, el segundo de los escenarios, sería que algún equipo tomase la decisión de controlar la escapada, buscando sus opciones de victoria. En favor de este segundo escenario juegan los más de 200 km llanos, que es probable que echen para atrás a mucha gente en su intento por meterse en la escapada, pues es más fácil controlar para el pelotón. Quizás, unos de los más interesados podrían ser los Lampre, para Diego Ulissi, que es uno de los candidatos la victoria si consigue sobrevivir a los cambios de ritmo en la subida de Forcella. De llegar en un grupito reducido, es de los más rápidos. No solo el italiano tiene opciones aquí, también Alejandro Valverde podría aprovechar para inaugurar su palmarés de victorias en el Giro y sumar unos segunditos de bonificación de esos que le encantan al ‘Bala’. El resto de favoritos (Nibali, Chaves, Majka, Kruijswijk, Pozzovivo, Zakarin…) deberían llegar juntos, en un grupo más o menos reducido, pero siempre puede haber sorpresas. Gianluca Brambilla, con su habilidad en las superficies “imposibles” y su punta de velocidad, es un candidato firme también a la victoria, pudiendo alargar así la racha de Etixx, siempre y cuando el jóven líder Bob Jungels pueda responder con suficiencia a las exigencias de la etapa en su parte decisiva.

En este supuesto, habrá que tener presente también a un corredor muy batallador y que desenvuelve como pez en el agua en este tipo de finales ratoneros como es Stefano Pirazzi. El corredor de la Bardiani tiene que buscar sus opciones, y sin ser un peligro para clasificación general quizás tenga boleto en un ataque decisivo en los kilómetros finales. También podría hacerlo incluso desde la fuga, aunque parece complicado vista la paliza que se ha propinado en el día de hoy en la llegada a Sestola. Lo mismo ocurre con el jóven debutante Giulio Ciccone, al que también sienta muy bien el recorrido. Estará pletórico de moral tras la victoria cosechada, pero seguramente necesite reponer fuerzas antes de volver al ruedo en busca de otra etapa.

Pero me gustaría destacar a Nicolas Roche, en caso de que la carrera llegase compacta a las rampas de Forcella Montaccin. Sin Landa, el Sky tiene que rehacerse, y buscar nuevos objetivos. Roche está lejos en la general, y no es una preocupación para los favoritos. Dudo que se meta en la fuga, porque el desgaste sería muy grande, pero tiene la suficiente capacidad para tratar de aguantar a los mejores en la subida decisiva. Incluso coronando con algunos metros perdidos podría volver a conectar. Es bastante rapidete y habilidoso, así que podría ser uno de esos corredores que salieran por el corner para dar la sorpresa.

De cualquiera de las maneras, un final de etapa trampa que puede ser muy interesante, y que con los rampones de Forcella Montaccin, a más de uno le puede dar un buen susto.

Zona apuestas:

Nuestra apuesta: [IRE] Nicolas Roche
Nuestro outsider: [AUS] Simon Clarke

Escrito por:
@Alvaro_Queve

Sin comentarios

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar