Entrevista a Loren Rowney Primera Parte – Superando el estrés y las dificultades mentales.

loren 3

Nacida en Johannesburgo, Sudáfrica, en octubre de 1988 y criada en Gold Coast, Australia Loren Rowney es una de esas ciclistas diferentes, quien en los momentos más difíciles o controvertidos es capaz no sólo de aportar algo de luz, de claridad, sino también de mostrarnos una perspectiva diferente con la que enfocar diversas cuestiones.

Hace unas semanas nos enteramos de la triste noticia de que la leyenda de BMX Dave Mirra había acabado con su vida. El “Black Dog” había vencido a un atleta de élite nuevamente. En ese momento y de manera espontánea Loren Rowney, quien vio un reflejo de sus propios problemas en los de Mirra, supo vislumbrar una oportunidad para causar una influencia al compartir sus sentimientos y experiencias personales a lo largo de un  excepcional artículo. Cuando le preguntamos acerca de la posibilidad de traducir y volver a publicar su artículo ella aceptó diciendo: “Yo sólo quiero correr la voz, y que la conversación fluya”, sugiriendo que una vez que ella se había sincerado, eso podría potencialmente conducir a fomentar y legitimar a otras personas a hacer lo mismo.

En primer lugar, gracias por tu profunda personal y sincera contribución en un tema tan difícil y, a veces tabú, como la depresión. Ha habido reacciones positivas y comentarios a su artículo que potencialmente pueden conducir a una mayor debate sobre la psicología del deporte y a las estrategias de afrontamiento. Por otra parte, ha sido una gran oportunidad para aquellos que nunca han competido al más alto nivel, como en mi caso, para darse cuenta de la tristeza a la que un atleta puede tener que enfrentarse y lo abrumado que puede llegar a sentirse.

El sacrificio al que los ciclistas se comprometen, consiguiendo a veces muy poco a cambio, los hace a veces replantearse si merece la pena molestarse en hacer lo que hacen. Es tan difícil que aceptar que uno debe ser feliz porque hizo algo lo mejor que pudo, dando el 100%, pero que hay muchos factores que no tenemos en cuenta y que se escapan de nuestro control, que son aleatorios.

Cuando estamos persiguiendo nuestro sueño o nuestras pasiones podemos llegar a abstraernos de tal modo de gran parte de nuestra vida que ya no es sólo algo que hacemos o que tenemos sino que pasa a ser parte de lo que somos. Claramente puede llegar a ser, por mucho, la mayor parte de nuestra identidad personal, de nosotros mismos como individuos, de manera que al final del día que podría ser muy difícil de reconocer nuestra vida, nuestra existencia sin ese sueño, sin esa pasión. Esto es a veces el caso de las jóvenes ciclistas que se enfrentan a enormes dificultades en su camino en su camino hacia el ciclismo profesional. ¿Cómo y qué  consejos les daría a ellas para llevar algo de luz a la oscuridad a la que podrían estarse enfrentando?

Luz en la oscuridad  nunca va a ser un viaje simple o fácil. La mente (nuestros pensamientos), en mi experiencia, es un todo muy complicado. Creo que a veces lo que nos falta es perspectiva. Un sabio amigo me dijo que dejara de hacer cosas y me tomara una pausa cuando sintiera esos momentos de oscuridad, que reconociera lo que tengo, y tratara de encontrar lo positivo, en lugar de buscar, y afligirme en lo negativo  lo cual es tan fácil de hacer. A veces razonar un poco, es todo lo que se necesita para salir de esa situación. Hablar con uno mismo es una de las habilidades más importantes que una persona puede aprender en su vida. No soy una maestra, pero estoy tratando duramente de convertirme en una.

Comenzaste fuerte la temporada 2015, venciendo la clasificación de la montaña del Santos’s Tour Down Under, jugaste un gran papel como gregaria de lujo contra el viento en Qatar, pero tan pronto como comenzó la temporada de clásicas de primavera sufriste un muy desafortunado y desgarrador accidente en Drentse 8 van Westerveld cuando un espectador golpeó tu manillar provocandote una gravísima caída en la que te fracturaste la clavícula. Sin embargo, realizaste un regreso increíble, compitiendo tan solo 6 semanas después de ese grave accidente, volviendo a tu estado físico previo, realizando buenas actuaciones para el equipo, y, finalmente, consiguiendo buenos resultados personales con dos victorias durante el mes de agosto en La Route de France y Trophée d’Or Femenino. ¿Cómo calificarías tu temporada de 2015? Cualquier comentario sobre la temporada 2015 que te gustaría hacer.

Supongo que decepción. Yo estaba teniendo una buena primavera, y siento que me robaron eso, debido a algún idiota. Nunca llegué pasar página con ese accidente, que me lanzaban a la cara en las redes sociales. La gente constantemente con ganas de hablar de ello. En el momento no me daba cuenta, porque me saco las cosas de encima, las guardo en una caja … lo cual es malo. Pero ese accidente realmente tuvo un impacto adverso en mí mentalmente. Debería haber esperado más tiempo para volver. A posteriori. En general, 2015 fue un año duro, mi accidente, una ruptura, mi madre enfrentándose al cáncer en Australia, mi equipo disolviéndose, y yo no sintiéndome a gusto en el equipo. Fue una montaña rusa, pero me recuperé y terminé fuerte, así que eso es algo. Terminar una temporada con dos victorias en suelo europeo es un buen año, pero siempre podría haber sido mejor.

Loren Rowney
Loren posa sonriente después de imponerse en la cuarta etapa de La Route de France.

Esto ya es tu quinta temporada como ciclista profesional, ¿cuáles fueron las mayores diferencias y desafíos a los que te enfrentaste durante su primera temporada como profesional cuando pasaste de competir en las carreras nacionales para competir en carreras inscritas en el circuito UCI y en el WWT? (anteriormente pruebas de la Copa del Mundo de la UCI) ¿Qué consejos le darías a las ciclistas que se encuentran dando el salto hacia el profesionalismo?

Mi transición hacia profesionales fue bastante suave en 2012. Tenía un plan claro. Fui a la EE.UU., gané un montón de carreras, me divertí muchísimo, he hice algunas amigas increíbles. Fue un año fantástico. Ni que decir tiene, que mi primer gran shock con el sistema sucedió en el GP de Plouay-Bretagne (Copa del Mundo), en mi segunda carrera europea, después de haber ganado una etapa en La Route de France (pensé que si podía ganar allí, tenía Europa bajo control… ¡cuán equivocada estaba!). Plouay fue una revelación en cuanto al nivel al que estaba compitiendo. Estas chicas eran rápidos. Pensé que iba bien, pero esto era otro nivel, y desde ese momento en que me quedé cortado como si nada, yo sabía que tenía pasos agigantados de trabajo por delante antes de estar realmente establecida y preparada para el pelotón europeo.

Manténgase atentos para la siguiente entrega de la entrevista con Loren Rowney.

Entrevistada:
Loren Rowney

Entrevistador:
Diego Martín

Sin comentarios

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar