Entrevista con Cristina Álvarez Mendo

Cristina Álvarez Mendo es la cabeza visible de la Vuelta a Asturias como directora de la misma, y presidenta del Club Ciclista Aramo, organizador de una carrera que cuenta ya con más de 90 años de vida. Seguidora de los pasos de su padre, el fallecido Julio “Mendo”, que llevó a la Vueltina a convertirse en una referencia de nuestro calendario en las últimas décadas del s.XX, ha conseguido recuperar la ilusión por la carrera después de afrontar una dura crisis que llevó incluso a la suspensión de la edición de 2014. La dedicación y el esfuerzo realizado por el equipo humano, y como a la propia Cristina le gusta decir, “familia”, que trabaja por sacar adelante cada año esta histórica carrera, han conseguido reflotar una carrera en uno de los territorios con mayor afición ciclista de la Península. Todos estos méritos le han llevado ser galardonada con la Medalla de Bronce de la Real Orden al Mérito Deportivo, y a ocupar el cargo de tesorera de la Asociación Nacional de Organizadores de Carreras Ciclistas.

La Vuelta a Asturias sigue dando pasos adelante para recuperar viejos laureles, y este año ha conseguido contar con una etapa más. Hablamos con ella días antes del comienzo de la prueba (que se disputará entre los días 30 de abril y 2 de mayo) para recoger sus impresiones sobre la situación de la Vuelta y del ciclismo actual.

busto_1--575x323
Cristina Álvarez, tras recibir la Medalla de Bronce al Mérito Deportivo. Fuente: lne.es

– Empezamos hablando de una figura que fue muy importante para el periodismo y el deporte asturiano, especialmente para el ciclismo; tu padre. Julio Álvarez Mendo fue alma mater y figura clave de los mejores años de la Vuelta a Asturias. Imaginamos que el ciclismo forma parte de tu vida desde niña por ello. ¿Nos podrías hablar un poco de él y contar cómo entraste en el club y apostaste por seguir los pasos de tu padre?

Sí, mi padre fue el alma Mater de la vuelta durante más de 50 años. Se podría decir que la Vuelta Asturias es la “Vuelta Asturias de Julio Álvarez Mendo”, porque casi el 90% de las ediciones fueron organizadas por él,  por lo tanto es una figura irrepetible.

Yo comencé desde muy joven a interesarme por el ciclismo y a asistir a las vueltas, primero para acompañar a mi padre y luego poco a poco fui introduciéndome dentro de la organización  y viendo como él trabajaba. De ahí que cuando se produce su fallecimiento, toda la familia del Club Ciclista Aramo de forma unánime, pensó que yo podría representar esa figura de cara seguir con su legado. Al principio pensé que era una locura, pero acepté, sin saber realmente en lo que me metía. En este momento, después de ocho años con este trabajo, puedo decir que fue de las mejores decisiones que tomé, porque Mendo sigue vivo con la Vuelta. y sé que estará muy orgulloso de que su hija y todo el equipo del Club sigan más unidos, si cabe, que cuando él lo capitaneaba.

– Te hemos escuchado decir que en nuestras vidas todos hemos tenido algún traspiés. Ese fue el caso de la Vuelta a Asturias cuando hace dos años tuvisteis que cancelar su celebración apenas cinco días antes de su inicio. ¿Cómo se toma tan difícil decisión sabiendo que la no celebración de la misma puede suponer una pérdida del impulso mediático definitiva y decisiva? 

Cuando se toma una decisión de ese calado se hace de forma muy meditada. Hubo razones de suficiente peso como para no comprometer el trabajo de muchísima gente que está alrededor de esta organización y que dan todo su esfuerzo, su cariño y su ilusión (incluso a veces arriesgan su dinero) para que esta prueba salga adelante. La falta de compromiso y de la palabra dada hizo que no tuviésemos otra opción que suspender. La Vuelta Asturias es una organización seria; si en una edición el presupuesto no está garantizado, la prueba no sale. Es una decisión que tenemos tomada desde que entramos en el club y que respetaremos por encima de cualquier cosa.

Pero lo importante no es mirar atrás, sino hacia delante y ver que después de esa parada la Vuelta vuelve si cabe con más fuerza, con una imagen renovada y un tercer día de carrera, ¿podemos pedir más?

– Tras esa decepción, sin embargo habéis sabido reponeros y reinventaros para volver a ser una cita obligada en el calendario internacional español (UCI Europe 2.1). Cuéntanos un poco cómo fueron esos primeros momentos donde a priori el objetivo fue probablemente recuperar la motivación y entusiasmo de tu grupo de colaboradores para superar la decepción del año anterior, aprender y volver a conseguir celebrar la Vuelta a Asturias. Suponemos que tendría mucho que ver el hecho de contar con un equipo humano que es casi una familia entregada a esta carrera. No en vano, la carrera recibe en el mundillo ciclista asturiano el apelativo cariñoso de la Vueltina.

Efectivamente, la Vueltina no tiene una estructura profesional de empresa como tal. Sin embargo, alrededor existen muchísimos colaboradores que son parte del Club Ciclista Aramo, cuyo único objetivo a lo largo del año es trabajar para que, algo como la Vuelta, por la que trabajan con tremenda ilusión y tremendo esfuerzo, sea capaz de salir año tras año con un presupuesto que ni se acerca al de las otras grandes vueltas de su categoría.

Ese es el secreto, no hay más que mucho trabajo, constancia e ilusión. En todo momento la gente del Club sabía a ciencia cierta por mi parte que la vocación era la de seguir con la Vuelta Asturias.

– Este año se ve un salto más con respecto al año pasado, tanto en la política de comunicación (nueva web, redes sociales, etc.) como en el aumento del número de etapas y de las actividades paralelas. 

Efectivamente este año pensamos que era el momento de efectuar un cambio dentro de la imagen de modernización de una organización que viene trabajando desde hace muchísimos años de la misma manera. Hemos estado haciendo pequeños cambios, sobre todo en la imagen corporativa y en los nuevos modelos de comunicación a través de redes sociales, porque todo ello también nos ayuda a trabajar mucho mejor con nuevos conceptos de patrocinio.

También estamos apostando por un modelo de ciclismo que tenga más que ver con el espectáculo que con solamente con el de una prueba deportiva de primer nivel profesional en el ciclismo. Pensamos que ciclismo aúna otro tipo de valores que también queremos fomentar, y así devolver a la sociedad parte de lo que los aficionados nos dan con su presencia en las llegadas o metas.

12932914_962521770452085_2474541536505129113_n

– En esta línea de acercar el ciclismo a los aficionados y apostar por los valores a fomentar desde el punto de vista social, para esta edición habéis incluido una serie de actividades paralelas a la competición deportiva profesional. ¿Podrías hablarnos un poco de ellas?

El ciclismo es un deporte popular y de la gente, al que le gusta participar a todo el mundo, desde los más pequeños a los mayores. Por lo tanto, el acercar el ciclismo a la sociedad es uno de los grandes retos futuros

En la Vuelta este año hemos firmado un convenio con la Fundación Ecopilas, para hacer una prueba más sostenible. También hemos apostado por la cantera, y ya desde hace dos años trabajamos con las escuelas para hacer una Vuelta Asturias Junior, que devuelva la ilusión a los niños en buscar nuevos referentes dentro el ciclismo profesional, como espejo en el que mirarse. El hecho de que esos niños suban al pódium con los profesionales les hace sentir una nueva ilusión por el deporte que aman y a la vez compartir momentos con sus ídolos, además de participar en una prueba donde la infraestructura y la imagen es de una carrera profesional. Esto les hace una tremenda ilusión a ellos pero también a nosotros como organizadores.

Además la vuelta este año pretende ser mucho más solidaria, por lo que hemos puesto en marcha dos ciclo-carreras solidarias a favor de la Asociación Española contra el Cáncer, en las que vamos a fomentar la participación de la sociedad, el disfrute de la bicicleta como elemento de transporte, y a la vez el carácter social y solidario que el ciclismo aporta como deporte.

– Conseguir participación de equipos de nivel es uno de los grandes problemas de este tipo de carreras debido a la actual estructura del calendario ciclista. ¿Qué expectativas hay para esta edición? ¿Cuál sería una participación ideal en cuanto a número de ciclistas y equipos? ¿Cómo se puede convencer a los grandes equipos WorldTour de participar en la carrera asturiana?

La presencia de equipos WorldTour es una cuestión de calendario, y sobre todo, de retransmisión en directo de la señal de televisión, puesto que ellos viven única y exclusivamente de los sponsors publicitarios que les pagan.

El hecho de que una carrera tenga televisión en directo es clave para que la participación de los equipos sea mucho mejor de la que tenemos actualmente, aunque en este momento tenemos que estar muy satisfechos por que tenemos en nuestras carreteras corriendo en Asturias al mejor equipo del mundo del Ranking UCI, que es el Movistar.

– ¿Alguna vez habéis tenido ambición o habéis creído la posibilidad de dar un salto de categoría (HC o WorldTour)? ¿Es algo viable a medio/largo plazo?

Para nosotros sería una tremenda ilusión poder dar el salto a categoría WorldTour o HC. pero no deja de ser una utopía. En estos momentos es una cuestión única y exclusivamente de presupuesto, es decir, de dinero. Es fundamental para competir contra carreras que nos multiplican por diez el presupuesto y que optan también a ser carreras de categoría superior. Por lo tanto, tenemos que ser realistas y, a la vista del presupuesto, sin que las instituciones se impliquen o que llegue un gran patrocinador que nos ayude a cubrir la producción de la señal en directo de TV, resulta utópico pensar en alcanzar esa calificación.

– Durante la pasada década, dos sucesos casi simultáneos sacudieron al ciclismo internacional y en particular al español: La Operación Puerto a mediados de 2006 y el comienzo de la crisis económica mundial en el tercer trimestre del año 2007. Sin embargo, ante un escenario tan negativo, el ciclismo asturiano ha sabido y podido aportar cierta luz en el panorama ciclista internacional, gracias fundamentalmente a la figura de dos grandes ciclistas: Samuel Sánchez (campeón olímpico, podio final en La Vuelta y en el Tour entre otros grandes resultados) y Dani Navarro (“top-ten” en La Vuelta y en el Tour entre otros grandes resultados) ¿Cual es en tu opinión la perspectiva actual del ciclismo asturiano? 

Sin duda tanto Samuel Sánchez como Dani Navarro han sido los importantes referentes de ciclismo asturiano en los últimos años.

El futuro del ciclismo asturiano pasa por dos aspectos fundamentales: la recuperación de las carreras de base, de cantera, y sobre todo la apuesta por la mejora del número de equipos profesionales que corren en España, ya que muchos de los chavales que llegan amateurs no pueden dar el salto a profesionales por la falta tanto de equipos como de carreras. Esto es algo que debe de solventarse en el futuro si queremos que la cantera asturiana vuelva ser un referente para el ciclismo internacional. Para Asturias en particular sería muy importante ser capaces de crear un equipo con estructura profesional de un cierto nivel, de categoría continental profesional.

– Cuando fue desvelado a los medios el principio de acuerdo de Alonso con el extinto Euskaltel-Euskadi, la ilusión se notó en el mundo ciclista. Sin embargo, por ahora, este proyecto no ha llegado a ver la luz y ha terminado fracasando. ¿Cómo crees que afectaría al ciclismo asturiano la creación de este proyecto el año que viene o en futuros años? ¿Crees que La Vuelta a Asturias podría aprovecharse del impuso de este proyecto (si viera la luz), generando sinergias organizativas y alcanzando el nivel de años anteriores y quién sabe si lograr la inclusión en las categorías UWT o HC?

Como he comentado en las preguntas anteriores la creación de nuevos equipos sería algo muy importante para la mejora de la participación de las carreras en España y fundamentalmente implicaría en la recuperación de los presupuestos con los que se organizan estas carreras. Todo ello a su vez nos permitiría poder producir la señal de televisión en directo, una de las claves fundamentales para hacer carreras de nivel WorldTour.

– ¿Se ha planteado alguna vez colaborar con las comunidades aledañas para conseguir mayor proyección o participación?

En algunas ocasiones sí que pensamos en poder sacar alguna etapa fuera de Asturias, pero su  complejidad a la hora de la coordinación entre comunidades nos echó para atrás. Aunque nos descartamos esa posibilidad.

– ¿Cómo de implicadas están las instituciones asturianas en la Vuelta a Asturias? ¿Es fácil convencer a patrocinadores, instituciones y ayuntamientos de los beneficios económicos de invertir en ciclismo?

Es una cuestión de convencimiento de que el ciclismo es un escaparate turístico de los lugares y de las ciudades por donde pasa. En este caso, vuelvo a incidir en que un aspecto fundamental es la posibilidad de producir señal de televisión en directo, que nos abriría la ventana de nuestros recursos a todo el mundo, y además de forma mucho menos costosa que una campaña de publicidad en televisión. El ciclismo es un producto que interesa tanto en países europeos como países en Sudamérica, un aspecto que no es valorado en este momento por las administraciones públicas. Nos encontramos casos en los que pequeños ayuntamientos contribuyen proporcionalmente de manera mucho más importante que grandes instituciones con grandes presupuestos, que realmente no apuestan por el ciclismo como el gran escaparate  que realmente es. Pero la idea del Club Ciclista Aramo es seguir en su línea de trabajo, constancia e ilusión y haciendo las cosas como creemos que se deben de hacer, que es pasito a pasito.

1507663_486154784904231_8394460698161590302_n

– Cambiando de tema, el ciclismo femenino está muy presente en la actualidad informativa que tratamos de divulgar en R&M. Como organizadora, ¿en algún momento has llegado a plantearte la celebración de una prueba femenina, incluida en el calendario elite UCI? 

Estamos intentando que la Vuelta Asturias recupere su esplendor de hace unos años. Hemos estado haciendo cambios y mejoras, y pretendemos que se consoliden el futuro con un mínimo de tres o cuatro días y con la televisión en directo. Una vez conseguido este objetivo, sí nos habíamos planteado la posibilidad de dar el salto a las féminas, porque creo que se merecen también que haya una carrera profesional en Asturias, dado el nivel de las ciclistas que tenemos en el Principado.

– Como mujer, te has abierto paso en un mundo dominado fundamentalmente por hombres, que poco a poco empieza a contar con más mujeres (staff en los equipos, vicepresidenta de la UCI, propietarias, etc.) ¿Crees que se están dando pasos adelante en ese sentido o aún queda mucho camino por recorrer?

La mujer está dando pasos importantes ya, en cuanto a valía, en el mundo de los organizadores. Como es evidente, la mujer tiene tanta capacidad como puede tener cualquier hombre, por lo tanto es normal esa  evolución. Sin embargo, todavía son mínimas las que se encuentran en puestos de responsabilidad y en puestos de dirección que permitan a la mujer se capaz de tomar las decisiones finales. Aunque estamos en el buen camino, creo que nos falta un largo trecho para poder equipararnos a lo que en ese sentido tienen los hombres.

Entrevistada:
Cristina Álvarez Mendo

Entrevistador:
@VictorGavito

Sin comentarios

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar