De enero a febrero: las semanas se llenan de ciclismo

La salida de enero y la entrada de febrero confirman que la temporada ciclista ya está al máximo ritmo. En estos últimos días hemos asistido a cuatro vueltas por etapas de bastante buen nivel (Dubai, Herald Sun, Valencia y Etoile de Bessèges), además del arranque del calendario italiano con el GP Costa degli Etruschi. Los equipos van abriendo la lata, los grandes líderes se van asomando a los triunfos, y los grandes velocistas siguen apuntando muescas en el revólver en la búsqueda del reinado de los sprints.

Dubai Tour – Viento, arena y dominio teutón

Poca historia ha tenido esta edición de la carrera emiratí. La suspensión de la etapa de Hatta Dam por los fuertes vientos restó algo de atractivo a la carrera. Eso sí, ese mismo viento, unido a la arena del desierto, brindó una bonita batalla, abanicos inclusive, en la tercera jornada. Una batalla que llegó a ser literal, cuando el ucraniano Grivko agredía a Marcel Kittel. Las imágenes mostraban la cara ensangrentada del corredor de Quick-Step. El de Astana, expulsado de la carrera, se justificaba denunciando un movimiento agresivo del velocista teutón. Este nuevo émulo de Vitali Klitschko debería aprender que las cosas no se resuelven a golpes. Habrá que enviarlo al rincón de pensar una temporada. Veremos si su equipo muestra mejor cabeza que su corredor y toma las medidas disciplinarias correspondientes.

En lo estrictamente deportivo, Marcel Kittel se mostró imperial en las volatas. Quick-Step está llenando los bolsillos de etapas con todos sus corredores rápidos. El alemán solo se dejó en la cartuchera la bala del tercer día, tres etapas y la general, para comenzar el año pletórico de moral, en busca de recuperar su reinado como el mejor velocista del pelotón mundial.

Fuente: euronews.com

John Degenkolb volvía por sus fueros venciendo en la tercera etapa. Su estreno con Trek-Segafredo no podía ser mejor. Lástima para él la suspensión de Hatta Dam, etapa en la que podría haber apurado sus opciones para luchar por la general. Buen síntoma ver a “Degen” venciendo de nuevo, será un corredor a tener muy en cuenta en las clásicas de primavera.

En el capítulo de jóvenes a seguir, muy interesante estreno Riccardo Minali. El hijo de otro gran sprinter, Nicola Minali, no se arrugó en la lucha por los embalajes desde el primer día. Con solo 21 años, tiene margen para dar alegrías a un Astana que no cuenta con muchos nombres para ese tipo de finales.

Por parte de los españoles, buena carrera de Juan José Lobato en su debut con el LottoNL. El de Trebujena siempre rinde a buen nivel en Dubai, y, sin la etapa que mejor le venía y teniendo que proteger a su jefe de filas Dylan Groenewegen, consiguió acumular puestos de honor para aumentar su confianza. Iván García Cortina también se dejó ver e incluso se metió en la fuga del último día, el asturiano no se arruga y tiene por delante un gran año de aprendizaje.

Volta a la Comunitat Valenciana – Un cóndor sin rival

La contrarreloj por equipos del primer día parecía dejar bastante encaminada la general. El apabullante triunfo de BMC situaba a ciclistas como Ben Hermans o el joven Manuel Senni con licencia para soñar, aunque sin perder de vista al siempre amenazante Wout Poels, quien tenía en Mas de la Costa la opción de arañar los 21 segundos perdidos en Orihuela.

Camino de Denia, el Alto de Montgó a pocos kilómetros de meta no tenía la suficiente dureza para reventar la carrera, pero a modo de Poggio de Sanremo servía para dar alas a aquellos que buscaban anular el sprint. Sin la mayoría de los grandes nombres de la velocidad en liza, parecía caldo de cultivo para los cazaetapas. El guión se cumplió y la victoria fue para el incansable Tony Martin. El alemán estrenaba así los colores del Team Katusha – Alpecin, siendo fiel a su estilo batallador. Quién sabe, quizás ahora, se enfoque sus habilidades de killer, primando esa potencia que lo ha llevado a ser uno de los grandes croners de los últimos tiempos.

La tercera etapa, marcada por el mal tiempo, se quedaría en jornada de transición. Magnus Cort Nielsen le daba un triunfo más a Orica-Scott, que se afianza como uno de los mejores bloques del comienzo de año. El danés no da puntada sin hilo y está aprovechando las oportunidades que le brindan las situaciones de carrera. Bouhanni y Coquard tendrían que esperar (aunque el segundo de ellos sí sonreiría dos días después, venciendo en la jornada de clausura). Destacamos el quinto puesto de Enrique Sanz luciendo los colores del combinado español. El navarro se encuentra sin equipo después de un año bastante decepcionante en Southeast. Sin duda un ciclista para dar buenos puestos y que cumpliría a la perfección en conjuntos continentales o procontinentales.

Fuente: cadenaser.com

Las previsiones del primer día se rompieron en añicos en las terribles cuestas caprinas de Mas de la Costa. Un cóndor desplegó sus alas y se puso a volar, sin que nadie pudiera ni acercarse a su sombra. Nairo Quintana decidió hacerse un regalo de cumpleaños: victoria de etapa, liderato y el primer triunfo del año para su equipo. Una ascensión que, pese a ser a principio de temporada, haría temblar a cualquiera de sus grandes rivales. Solo cuatro ciclistas consiguieron llegar a menos de un minuto del boyacense: Merhawi Kudus, un joven eritreo en el que están puestas muchas esperanzas africanas; Amaro Antunes, el escalador del Algarve que tiene en 2017 la oportunidad de demostrar que es un corredor con el que contar en los grandes finales de montaña; Wout Poels, uno de los grandes derrotados del día; y Primoz Roglic, que rindió mejor que su, a priori, jefe de filas Steven Kruijswijk. Buen papel de Ben Hermans y sobre todo de Manuel Senni, que, pese a no lograr defender el liderato, lograron asegurarse el pódium en la general final.

Herald Sun Tour – El premio que el buen gregario merece

Varias imágenes resumen lo que ha supuesto esta carrera para el equipo Orica-Scott. La alegría de Esteban Chaves abrazando al ganador de la segunda etapa y líder de la carrera, Damien Howson; el trabajo de todo el equipo en bloque para salvar un desafortunado pinchazo del maillot amarillo en la tercera jornada; o la celebración de todos los miembros de la escuadra australiana al confirmarse la victoria final. Damien Howson es un corredor de equipo, cuyo papel en la penúltima jornada de la Vuelta a España 2016, dejándose el alma para hacer buena la jugada maestra de Esteban Chaves, ha quedado en el recuerdo de los aficionados. Esta vez la gloria ha sido para él, y “Chavito” pudo devolverle tantas ayudas recibidas en las grandes carreras. Cuando un corredor así cumple su sueño y sus líderes lo celebran casi más efusivamente que sus propios éxitos, se demuestra que el equipo funciona.

Fuente: heraldsun.com.au

La carrera se presumía como un duelo cara a cara entre los dos equipos WorldTour, Sky y Orica, y en cuanto a la lucha por las etapas así fue. Chaves y Froome aprovecharon su marcaje mutuo para dar alas a sus segundas espadas. Danny van Poppel, que ya había comenzado el año demostrando buenas piernas, se llevaba el efímero prólogo, con solo 2100m ideales para un sprinter de su consistencia. Luke Rowe e Ian Stannard completaron el triplete del conjunto británico en lo que a parciales se refiere, demostrando que serán corredores importantes en la primavera ciclista. En la única etapa con final masivo, UHC estrenaba su 2017 gracias a Travis McCabe, dejando bien a la vista los nuevos colores del equipo estadounidense.

Capítulo especial merece la actuación del equipo Korda Mentha Real Estate Australia; una especie de selección nacional que mezcla jóvenes promesas con ciclistas contrastados, ofreciendo una oportunidad de formación en estas pruebas clásicas del verano aussie. Cinco de sus corredores terminaron en el top10 de la general, destacando a perlas de la cantera como Jai Hindley (2º), Michael Storer (5º) y Lucas Hamilton (7º), todos aún en edad sub21. El trabajo del país oceánico con sus jóvenes debería ser modelo a seguir en más de una de las naciones que presumen de tradición en este deporte de la bicicleta.

Etoile de Bessèges – Paso a la nueva generación

Dos velocistas destacaban sobremanera en la nómina de corredores que partían el pasado miércoles de Bellegarde, el francés Arnaud Démare y el noruego Alexander Kristoff. Y ninguno de los dos desaprovechó la oportunidad de abrir la lata de la temporada. El galo de FDJ se adjudicó dos etapas, además de ser tercero en la que ganó el nórdico de Katusha-Alpecin, segundo a su vez en las dos etapas vencidas por Démare.

En la lucha por la general, había curiosidad por ver si el veterano Sylvain Chavanel se hacía por fin con un triunfo que se le resistía en su dilatado palmarés. Pero los jóvenes ya no llaman a la puerta, la derriban directamente, como demostró su compañero de equipo Lilian Calmejane, al vencer en solitario la etapa reina y defenderse como gato panza arriba en la crono final. El de Direct Energie, a sus 24 años, ya tiene en su haber una etapa en la Vuelta a España, y demuestra su evolución como un buen corredor en la media montaña con una más que interesante punta de velocidad. Otro corredor valioso para el conjunto de Bernaudeau, que está llamado a ser uno de los gran dominadores en la categoría Profesional Continental.

Fuente: lequipe.fr

En el pódium lo escoltarían Tony Gallopin, brillante triunfador de la crono final que siguió engrosando el gran arranque de año del Lotto-Soudal, y el joven Mads Würtz Schmidt, uno de los ciclistas que da el salto al WorldTour con la vitola de ser uno de los importantes en clásicas y contrarrelojes de la próxima década. Cuarto se quedaría uno de los ciclistas en los que la afición gala tiene puestas más esperanzas, Pierre Latour, que realizó una fantástica crono final en una carrera que no era la mejor para sus características de escalador. Nils Politt (22) y Christophe Laporte (24) han sido los otros dos corredores de la nueva generación en la parte alta de la general, ciclistas que habrá que tener en cuenta en estos próximos años, especialmente en pruebas de un día.

G.P. Costa degli Etruschi – Italia abre el telón

La primera semana de frenesí ciclista finalizaba con una habitual de la apertura del año. Italia daba el pistoletazo de salida a su temporada con la prueba toscana.

La resolución de la carrera vio cómo el gran favorito se llevaba la victoria entre la lluvia gracias a un ataque decisivo en la última cota a 10Km de meta. Diego Ulissi le daba al UAE Abu Dhabi la segunda del año tras el triunfo de Rui Costa en Argentina. El equipo emiratí estuvo en la cuerda floja, con su licencia WorldTour en entredicho después del bluf del proyecto chino de TJ Sports. El heredero del histórico Lampre se ha reivindicado de la mejor manera posible, con los triunfos de sus corredores insignia. Ulissi es un pura sangre, que ha sabido sacrificar cierta pérdida en su punta de velocidad con un ciclismo ambicioso y ataques en los momentos clave que lo llevan a ser uno de los cazadores más despiadados del pelotón.

Foto: Tim De Waele

Dos clásicos de estas carreras italianas de un día, como Manuel Belletti y Francesco Gavazzi se imponían en la volata que decidía el pódium. Seguro que ambos darán alegrías a sus equipos en 2017.

Nos alegra ver también en puestos de la carrera a Mikel Aristi. Sexto final, el español de Delko Marseille necesita recuperar la confianza después de un 2016 para olvidar.

Por delante nos llega una semana más tranquila, con algunas carreras menores y campeonatos nacionales en el hemisferio sur. Recarguemos pilas, porque después ya no habrá tiempo para el respiro.

 Escrito por:
@_RoadAndMud

Sin comentarios

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar