El semáforo de Milán-San Remo

Tras 293 km disputados, lo que la convierten en la clásica más larga del calendario UCI, la Milano Sanremo concluyó con la victoria final del alemán John Degenkolb que se impuso en el sprint por delante de Kristoff y Matthews. Desde Roadandmud os traemos nuestro ya habitual semáforo en que damos nuestro verde, nuestro ámbar y nuestro rojo.

Semaforo

Verde

Ante la sorpresa de todo el mundo, la baza del Giant-Alpecin John Degenkolb, fue el ciclista que alzó los brazos en la línea de meta de San Remo. El alemán no estaba cuajando una gran temporada en la que de 18 días de competición solo había sumado una victoria y en la Paris-Niza (última carrera que disputó) no estuvo al nivel que la gente esperaba de él. A pesar de eso se quitó la espina de no haber podido estar a la altura el año pasado (finalizó 39) y venció con solvencia la que según él ha sido la victoria más especial de su carrera hasta el momento. El otro verde se lo daremos a Matthews, que venía con la inercia de su buena Paris Niza donde se llevó una etapa más el maillot de la regularidad y que quedó en tercera posición cerrando el pódium. El joven australiano va progresando año a año consagrándose como un gran sprinter que pasa con facilidad las pequeñas cotas.

degen

Ámbar

Cuando nadie daba un euro por él al ver cómo sufría en las subidas del Poggio y de la Cipressa en la cola del pelotón, el que era el máximo favorito para llevarse la victoria final, Alexander Kristoff, se rehízo perfectamente y estuvo a punto de llevarse la victoria que le acabó robando Degenkolb (queremos destacar también el papel de su gregario Paolini) quedándose sin poder revalidar la victoria del año pasado. Otra de las sorpresas positivas del día ha sido la quinta posición del joven sprinter italiano del Lampre, Niccolo Bonifazio que merece ser nombrado en nuestro semáforo. Con tan solo 21 años, el italiano ha logrado un meritorio TOP 5 en la Classicisima demostrando que la cantera azurra tiene mucho futuro. Para cerrar el color ámbar, queremos dar también especial mención a Geraint Thomas, que pese a llegar en 31ª posición, se mostró combativo a más no poder. Primero colaborando para su equipo y más tarde atacando con Daniel Oss para poner un poco de salsa a la carrera, a pesar de ser cazado a pocos metros de coronar el Poggio.

Rojo

Daremos dos rojos a dos ciclistas de los cuales se esperaba mucho y que no han aparecido en el momento decisivo de disputar la victoria como son Lobato y Cavendish. El español del Movistar Team llegó a 5′ del vencedor siendo una de las primeras decepciones del día al ver como se quedaba en la Cipressa y quedarse sin opciones de no poder volver a luchar como lo hizo en la edición del año pasado quedando en cuarta posición. Por otro lado, el británico Mark Cavendish ganador de la edición del 2009 y en principio líder del Etixx, llegó con el gran grupo pero no tuvo las suficientes fuerzas para luchar por el sprint, y por lo tanto, su equipo se quedó sin bazas para disputar la victoria al ver como Kwiatkowski y Stybar se quedaban fuera de la lucha al caerse en el descenso del Poggio.

kolb

Escrito por:
@DaniEscribano27

Sin comentarios

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar