Diario de un globero en el Camino Portugués a Santiago – Día 1

Coimbra – Albergaria a Velha (70km)

Un buen globero se enfrenta al Camino de Santiago con dos claros objetivos: disfrutar y sobrevivir. Así que este primer día se puede calificar de muy provechoso, pues ambos aspectos quedan cumplidos con creces.

Arrancamos el Camino en la académica ciudad de Coimbra. Una preciosa localidad elevada a orillas del Mondego y donde su histórica universidad llena de historia y tradición sus calles, plazas y cafés. Dos asturianos y un inglés nos poníamos en marcha a las 8 de la mañana después de un copioso desayuno.
2016-08-17-PHOTO-00002477Nuestra primera preocupación, ante la escasa información encontrada en Internet, era encontrarnos con problemas en la señalización o en el alojamiento. Nada más lejos de la realidad, las flechas amarillas nos acompañaron durante todo el trayecto, ayudándonos en la orientación. Los albergues que jalonan el camino, son pequeños, pero nuevos y cuidados. Afortunadamente, tampoco el calor decidió endurecer la jornada.

En esta primera etapa no nos hemos encontrado mucho peregrino. El ambiente jacobeo brilla por su ausencia y en general los pueblos tienen poca vida, las vacaciones estivales se dejan notar.

La salida de Coimbra transcurre por una pista ciclable junto al río, y en los primeros kilómetros el asfalto es el protagonista, transitando por carreteras secundarias con escasa circulación. En su mayoría el terreno es llano, con pequeños y asequibles repechos y algunas zonas muy agradables de gravilla y tierra que circulan entre bosques de pino y eucalipto. La única dificultad en los caminos es alguna acumulación de arena que hace difícil controlar la bicicleta y que llevó a los huesos de un servidor a probar el tacto del suelo lusitano.

Nuestra primera parada se producía en Mealhada, localidad famosa por su leitão (cochinillo), unos 25km después de iniciada la marcha. Allí pusimos sello en la credencial del peregrino en el albergue, recomendable lugar para descansar para quien pretenda poner término a su jornada. Es destacable también que todas las localidades de cierta entidad cuentan con carriles bici o pistas ciclables muy nuevas o en construcción, lo cual siempre se agradece.

La ruta sigue la tónica de carreteras secundarias y caminos de tierra, siempre predominando el terreno llano. La tranquilidad del entorno y lo asequible del perfil nos permite disfrutar del paseo. En Águeda (km 50) fijamos nuestro siguiente objetivo, pues el hambre comienza a apretar y la tentación del famoso leitão hace rugir nuestro estómago. Antes de llegar, unos 3km bastante feos que transcurren por un polígono industrial. Afortunadamente, eso se olvida rápido al llegar al coqueto pueblo de Águeda. En agosto, el arte urbano tiene protagonismo y las calles se llenan de color y buen ambiente.

2016-08-17-PHOTO-00002479 Después de dar buena cuenta del cochinillo (sin excesos) y el café de rigor, encaramos los últimos 20km que nos llevarán a nuestra meta. Con la comida aún reciente, nos llevamos una pequeña sorpresa nada más salir de Águeda. Un repecho corto pero muy empinado que nos hace retorcernos sobre la bici. Quizás uno de los pocos momentos de cierta dureza en la etapa, más allá de la propia acumulación de kilómetros.

Coronado el repecho, tramo muy aburrido por una carretera que atraviesa otro polígono y algunos pueblos curiosos” como Mourisca de Vouga, con algunos palacios neoclásicos decadentes que llaman la atención. La cosa no mejora con nuestras piernas ya castigadas. Una carretera en obras y varios cruces por la carretera general hacen algo tediosa esta parte de la ruta. Aunque el camino nos da una tregua con un pequeño tramo de tierra que cruza un puente junto a un bonito y agradable estanque fluvial.
2016-08-17-PHOTO-00002478 La tregua dura poco, y llegamos a la parte más desagradable de la etapa: un tramo de un par de kilómetros por carretera general. A pesar de que el arcén es ancho y cómodo, el paso y el ruido e coches y camiones resulta molesto, sobre todo cuando ya estábamos acostumbrados a la tranquilidad y el silencio.

Menos mal que la “tortura” dura poco, y un giro a la izquierda nos indica una pequeña carretera que asciende a la localidad de Serém. Es el segundo repecho destacable del día, con tramos duros y con una carretera que se agarra mucho, pero después de los camiones, se agradece volver al silencio aunque sea a base de chepazos.

Pasado Serém, un ancho y agradable camino de tierra entre eucaliptos nos lleva a nuestro destino. Algunas zonas de esta senda están bastante desprotegidas al estar los árboles plantados recientemente. El viento y el sol podrían hacer sufrir bastante en esos tramos, pero hoy han sido benévolos y nos han permitido completar la etapa sin más incidencias.

En Albergaria a Velha, el alojamiento para peregrinos hace honor al nombre del pueblo. Un lugar apacible, con olor a nuevo, garaje para guardar la bici, cocina amplia y duchas limpias. Más no se puede pedir.

Mañana seguramente empezaremos a notar el castigo de venir cortos de entrenamiento. Las agujetas y el dolor donde la espalda pierde su nombre son previsibles, pero ganas de disfrutar de la bicicleta nos sobran, así que esperamos cruzar el Duero y llegar a la espectacular ciudad de Oporto. Os lo contaremos, si los hados nos son favorables, en Road&Mud.

Escrito por:

@VictorGavito

1Comment
  • Julio Gavito de Luis
    Publicado a las 08:24h, 18 agosto Responder

    He empezado a leer, desde mi silla, tus experiencias jacobeas portuguesas. Sera un placer seguirte dia a dia, sabes que para mi, y estoy seguro que para mas gente, tu escritos son deliciosos por el tema y por la propia escritura en si
    Deseando que no vuelvas a ” probar el tacto del suelo lusitano”, pedaleare mentalmente con vosotros hasta Oporto.
    Un abrazo

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar