De contradicciones y pantomimas

Polémica y división en el pelotón y en el mundillo ciclista. Eso ha generado la decisión tomada ayer de repescar a 93 corredores que entraban fuera de control en la etapa de Formigal. La etapa más emocionante de esta Vuelta, y una de las más bonitas de la última década, quedó manchada por el retraso de casi una hora de un pelotón que decidió tomarse a risa este deporte, a sabiendas de que la organización no iba a mover ficha por cumplir el reglamento.

La tomadura de pelo de esos 93 ciclistas es mayúscula, y una falta de respeto a otros compañeros, profesionales también, que reventaron su alma por aguantar en carrera; no solo en Formigal, si no también en etapas anteriores. Arrastrando lesiones, enfermedades o malos días, se esforzaron por entrar en control para dignificar un deporte que vive de la épica.

¿Qué pensará Jacques Janse van Rensburg? Un hombre que subió Soudet, Marie Blanque y Aubisque con la clavícula y la cadera rotas para tener que abandonar el día siguiente. O Nathan Haas, que llegó fuera de control hace días al completar la etapa enfermo…

La situación es aún más dañina para nuestra capacidad de comprensión cuando pensamos en que solo tres días antes, el pelotón llegaba a más de media hora de la fuga. La etapa del sábado fue dura, sí, y larga, también; pero eso no justifica de ningún modo que se tome por el pito del sereno la historia ciclista. Lo sucedido ayer fue una premeditada adulteración de la competición.

Kristijan Durasek, Chad Haga, Clément Chevrier, Tsgabu Grmay… son nombres de corredores modestos, que, ganen etapa o no, se merecen nombre y portada en los periódicos. Ayer se dejaron el alma para llegar en tiempo a meta y lo lograron. Profesionales de verdad.

formigal
Foto: eurosport.es

¿Y cómo lo justifica la organización? Cayendo en una auténtica contradicción en la que, una vez más, los intereses y la improvisación priman por encima de los valores deportivos.

Tras la etapa con final en Urdax, Javier Guillén afeaba al pelotón su actitud, incidiendo en lo perjudicial de su dejadez para patrocinadores y televisiones, rematando con un “esperemos que esto no se repita”. Ayer, en cambio, justificaba la necesidad de repescar a los corredores “por el bien del espectáculo”. Donde dije digo, digo Diego.

Pensemos en algunas consecuencias. Pensemos. Vuelta 2017, etapa similar a la del domingo. Un Contador lanza su ataque, Nairo sale tras él. Formolo, Felline y compañía piensan… ¿para qué nos metemos en estas batallas si total nos vamos a quemar y yendo de paseo nos repescan?. Que corran los tres equipos que se juegan la general que los demás ya disputaremos mañana… Pues nos queda un critérium de verano fantástico. Espectacular, como quiere la organización.

Cada ganador de etapa que queda de Vuelta, cada ataque, cada intento de cambiar el sino de la carrera de los 93 señalados, será cuestionado, puesto en duda. ¿En qué beneficia esto al ciclismo? Claro que ver un pelotón de carrera de barrio tampoco hace mucho bien, pero obligaría a los supervivientes a plantear una carrera diferente en lo que queda de competición, quizás fuera un banco de experimentos más interesante que los muritos del 25%. Quién sabe… Se ha perdido la oportunidad de comprobarlo.

Evidentemente, esto es una opinión, y habrá tantas como aficionados a este bonito deporte que a veces da la sensación de disolverse en nuestras manos. La regla del fuera de control debería ser estudiada y replanteada por la UCI, porque episodios como el de ayer no deben volver a suceder. Esperamos, con esta reflexión, suscitar más debate, estaremos encantados de leeros.

Escrito por:
@VictorGavito

6 comentarios
  • Fernando
    Publicado a las 20:48h, 05 septiembre Responder

    Yo propongo que, en los casos en que repesquen sin justificación (como ayer, donde la única razón es que eran muchos), los repesquen, si, pero que al día sgte salgan después de los demás, penalizados con la misma cantidad de minutos por los que superaron el límite. Para el caso, 27 minutos después. Así los repescados no tendrían muchas opciones de entrar en la fuga del día. Y para llegar al lote se lo tendrían que currar. A futuro lo dejarán de hacer.

  • Thomas Renuy (Manny)
    Publicado a las 22:45h, 05 septiembre Responder

    Yo también lo había pensado pero pensándolo mejor no creo que sea la solución puesto que en el día de hoy, siendo Tinkoff y Movistar, iría a tope con el único objetivo de volver a meter el grupo de 93 corredores fuera de control y dejar a Sky con 2 representantes para las etapas que quedan. Y el miércoles arrancarían con 40 minutos de retraso, etcétera, etcétera.
    La solución de la situación planteada no la tengo, aunque desde el principio, sin tomar en consideración los tiempos, considero que el grupo de Contador+Quintana formaba la moto 1, el de Froome la moto 2 el los 93 repescados el pelotón.

    • Fernando
      Publicado a las 00:19h, 06 septiembre Responder

      Claro el problema se puede volver inmanejable, con fueras de control en un largo etcétera, donde hay que tener en cuenta el problema logístico de para los organizadores teniendo las vías cerradas por más tiempo.
      Pero si la norma de repesca incluyera esta condición, te aseguro que lo de ayer no habría sido tan vergonzoso. Se habrían Se habría esforzado SKY por llegar en el límite para poder salir mañana con su líder; se habrían esforzado los equipos que se quedaron al completo para tener al día sgte opciones de fuga, y así. Es que el espíritu de la norma no es eliminar gente; el espíritu de la norma es hacer que hasta el último vaya a una velocidad decente

  • pepito
    Publicado a las 23:55h, 05 septiembre Responder

    Ni que fuese la primera vez que se toma decisiones iguales o parecidas en grande vueltas
    http://ciclismo.as.com/ciclismo/2011/07/22/mas_ciclismo/1311338589_850215.html
    http://www.biciciclismo.com/es/41-corredores-fuera-de-control-repescados-en-el-giro-19-05-2010
    De hecho creo que es una cosa normal, se agrupan en grandes pelotones porque saben que no los eliminaran.
    Justo salta la polemica cuando lo hace la Vuelta, yo creo que cualquier cosa que se haga en España se magnifica

    • Road&Mud_roadandmud
      Publicado a las 06:43h, 06 septiembre Responder

      Que sea “normal” no legitima nada.
      A nosotros la Vuelta nos interesa especialmente porque es la gran carrera de nuestro país.
      Está siendo una Vuelta a España espectacular y por eso duele más que se produzcan cosas así.
      Claro que ha ocurrido muchas veces… Pero perder 54 minutos en 100Km no creo que haya pasado tantas.

  • David
    Publicado a las 17:50h, 06 septiembre Responder

    Honestamente pienso que no deberían haberse repescado, ya que ni fue por causa de fuerza mayor ni extraordinaria. El único motivo fue que estos 93 corredores decidieron pasar el día tranquilos.

    Ignoro si dirección de carrera, o los comisarios (o quien tenga la potestad) avisó de manera clara y concisa a estos 93 corredores del riesgo que estaban corriendo al mantener esa actitud, pero me temó que no. Si les hubiesen alertado convenientemente de que estarían descalificados en caso de llegar más allá de los 30 minutos que se estimaba como cierre de control al inicio de la etapa, es más que probable que se hubieran puesto las pilas y el caso estaría resuelto.

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar