CX desde dentro- Aida Nuño En Milton Keynes, las protagonistas fueron ellas

En el viaje de vuelta del Reino Unido tuve el impulso de intentar escribir algo parecido a una crónica. Tenía en la cabeza frases que luchaban por salir, pero que no parecían tomar la forma de una historia. Quizás necesitaba reposar la experiencia y dejar que se fuese clarificando el dibujo de qué había significado realmente la Copa del Mundo de Milton Keynes. Así que decidí dejarlo para otro día, y me abandoné a un corto pero profundo sueño junto a mi desconocida compañera de butaca.

Unas semanas después, y ya a las puertas de Namur, parece un buen momento para dejar que los dedos conviertan los sentimientos madurados en palabras que puedan transmitir una parte de lo vivido allí.

Aida_205

Se esperaba mucho de Milton Keynes. La fiebre ciclista que se vive en el Reino Unido ha quedado bien plasmada en carreras como el Women’s Tour de este mismo año. Una carrera que dejaremos marcada en la historia de la evolución del ciclismo femenino y que muchos de nosotros seguimos con interés desde la distancia. Aquellos que no sepan de qué hablo, seguro que aún tienen en la retina las impresionantes imágenes de las cunetas en las etapas británicas del pasado Tour de Francia. Pues eso. Con estos antecedentes y siendo la primera vez que la Copa del Mundo de Ciclocross salía de la Europa continental, las expectativas eran altas.

Pero vamos al grano. No puedo hablar de Milton Keynes sin hablar de Helen Wyman, una de las grandes culpables de que la Copa del Mundo aterrizase en su país. No soy imparcial al hablar de ella, soy consciente. Desde hace muchos años la sigo con especial aprecio. No tiene la fuerza de Compton, ni la técnica de Cant, ni la genética de Vos, pero ha sabido pulirse a sí misma para llegar a subirse al pódium de todo un Campeonato del Mundo y de un montón de World Cups. Quizás terminó de conquistarme cuando leí que se había ido a Bélgica en un 205, persiguiendo el sueño de dedicarse profesionalmente al ciclocross. Eso sí, no sin rellenar antes el colchón de su futuro. Se fue tras terminar sus estudios de Fisioterapia y ya con cierta experiencia profesional a las espaldas. Pasional sí, pero no insensata.  Poco a poco se ha ido haciendo un hueco, y hoy en día es una de las ciclocrosswoman más respetadas del panorama internacional. Siempre sonriente y respetuosa, se ha convertido además en uno de los referentes en el crecimiento del ciclocross femenino, siempre dispuesta a mejorar la situación colectiva y a dejar a las siguientes generaciones un escenario mejor… Todo parecía dispuesto para que Helen escribiese una página de oro en Milton Keynes. Hubiese sido tan ¿justo? que consiguiese su primera Copa del Mundo en casa, que habría sido el final perfecto, al menos, de un capítulo del libro de su paso por el ciclocross. Pero la vida rara vez se rige por guiones fáciles, y no pudo ser. No cuajó su mejor carrera y entre los ánimos de una multitud que no dejará de admirarla, se quedó lejos del pódium. Le bastaron unos pocos segundos para dedicarle la mejor de sus sonrisas al pelotón de niños que la esperaban nada más cruzar la línea de meta. Las cámaras no quisieron desperdiciar el momento, y entre choques de manos, palmadas y alguna foto robada, se perdieron la entrada en meta de una más de sus fans, una asturiana que se colaba en el puesto 13º y que, de otra manera, también vivía un día especial.

Fuimos conscientes nada más llegar al circuito. El ambiente, el montaje y el número de espectadores no tenían mucho que envidiar a un mundial. Me llamó la atención el ambiente más familiar y menos fanático que el que solemos ver en Bélgica. Muchas familias y muchos niños y niñas en busca del autógrafo de cualquiera de aquellos nombres que aparecían en esas hojas que manoseaban con nerviosismo. Todos sabían quiénes eran Helen Wyman, Ian Field y Nikki Harris. Lo sabían porque lo vieron en la tele, en el programa de la carrera y hasta en el colegio.

Aida_Milton

Todos están allí preparados para animar, provistos de banderas, de listas de inscritos y de ganas de espectáculo. La recta de salida es corta y nos metemos pronto a los resbaladizos taludes del circuito. Hay caídas y montoneras, aunque no me afectan demasiado porque ya se están aclarando cuando llego yo… Paso sobre la 20ª la primera vuelta, aunque sin demasiado tiempo perdido. Sé que voy remontando poco a poco y me encuentro con más confianza de la que pensaba en un circuito tan técnico. Cuando me dicen que voy la 17ª miro hacia delante y veo a Havlikova y a De Boer. “Esta vez el 15 está demasiado caro”, así que puede que ya haya llegado a mi puesto. Pero el maillot de líder de la Copa del Mundo está cada vez más cerca y parece alcanzable. Cuando llego a su altura espero un poco, unos metros más allá está la zona más dura, donde hay más público y más fotógrafos…quiero testigos del momento, y paso a De Boer corriendo a pie. Juntas llegamos hasta Havlikova y Anthony. Por delante, pero ya algo más lejos, viaja Majerus. Deshacerme de ellas no resulta fácil, pero otro top-15 está al alcance de la mano, así que hay que apretar a tope. En algún momento, mientras me concentro en dejarlas atrás, llego a la altura de la campeona luxemburguesa, no recuerdo dónde ni cómo la adelanto, es un momento que tengo completamente borrado. Quizás llega un momento en el que el cuerpo se está exprimiendo tanto que no hay margen para mantener la grabadora encendida. Un fallo en una de las últimas curvas me hace pensar que perderé un puesto, pero lo mantengo y sigo apretando para asegurar un 13 que hoy no representa nada malo. Al entrar busco la cámara, porque allí en casa seguro que me están viendo. Pero la cámara no me busca a mí, porque allí, a pocos metros, está la protagonista del día, haciendo que hoy existan un montón de niños deseando correr ciclocross. Ella y Nikki Harris, que regalaba un tercer puesto a una afición entregada, son las grandes protagonistas del día. Ellas.

Escrito por:
Aida Nuño Palacios
@tulipaida

Sin comentarios

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar