Crónica Liège-Bastogne-Liège

Y por tercera vez Alejandro Valverde  volvía a alzar los brazos en la meta de Ans, esta vez imponiéndose sin ningún pero, siendo el más fuerte  y el que mejor ha jugado sus bazas, algo que tanto se le ha criticado en otras ocasiones. Y es que lo que hace este corredor no deja indiferente a nadie, ya sea por que ha ganado o como en otras ocasiones se quede a las puertas de conseguirlo. Al  bala se le pueden discutir muchas cosas, pero lo que es innegable es que tardaremos mucho tiempo en volver a ver un corredor de estas características y que nos de a los españoles las alegrías que nos ha dado este corredor. Han sido muchas victorias, aunque hay quien opine que podrían haber sido muchas más si hubiera enfocado su carrera profesional hacia las clásicas. Lo que no se puede negar, es que tiene condiciones para ello, así que disfrutemos de los buenos ratos que nos regala y que nos regalará, porque todavía le queda cuerda para rato.

Antes de llegar al repecho final de Ans hemos podido ver una carrera movida en muchas ocasiones por los corredores del Astana, trabajando a favor de su líder Vincezo Nibali. El Tiburón de Messina tiene esta carrera entre ceja y ceja y no parará hasta que figure en su palmarés. También los corredores del Orica se movían inteligentemente para su líder, el aussie Simon Gerrans, ganador de la pasada edición, aunque esta vez la mala suerte se cebaba  con el corredor en la multitudinaria caída a falta de 40 km y otra posterior que le obligaría a abandonar. Cerca de los kilómetros finales eran los corredores del equipo ruso Katusha los que movían sus fichas y mandaban por delante a Giampaolo Carusso junto con el Astana, Jakob Fuglsang y el corredor del Saxo, Roman Kreuziger. Entonces le tocaba coger las riendas al corredor checo del Etixx, Zdenek Stybar y lanzar al pelotón antes de la subida a Sant Nicholas, y vaya si lo lanzaba que dejaba a la escapada con muy poquito margen. En las primeras rampas de la cota vimos ya a un Alejando Valverde que dejaba patente que tenía fuerzas y era el primero en lanzar un ataque y poner a todos en guardia. El italiano Nibali le daría continuidad al ataque realizando la selección del grupo, quedándose muy reducido, con apenas veinte unidades y todos con el cuchillo entre los dientes. Por detrás un maltrecho Gilbert (tocado por su caída en Flecha-Valona) quedaba rezagado y sin opciones, y el ritmo fuerte que imponía Carusso dejaba también fuera de combate al campeón del mundo Kwiatkowski, ganador en Valkenburg hace una semana.

En el descenso hacia Ans, Carusso seguía comandando el pelotón y lo hizo hasta las primeras rampas dentro de la población. Ya en las primeras rampas, Valverde dejaba claro que no estaba dispuesto a dejar pasar otra oportunidad de no ganar su carrear preferida, pero sería el corredor madrileño Dani Moreno quien arrancaba justo al paso por el ultimo kilometro con una fuerza que nos hacía pensar que nadie podría darle caza, puesto que en pocos metros cogía una distancia considerable y por detrás nadie reaccionaba. Sería entonces cuando el propio Valverde cogería las riendas y se lanzaba a por el de Katusha y pegado a su rueda Joaquim Rodríguez, que con su compañero por delante “tan solo” tenía que seguir la rueda del murciano. Pero pronto se vio que El bala llegaba con mucha fuerza ya que antes del último giro a izquierdas neutralizaba a Moreno y poco después llegaban el resto de corredores. Tras la curva fue Purito quien lanzó el sprint en un intento desesperado por conseguir lo que por unos momentos habían tenido en sus manos pero Valverde estaba hoy extraordinario y en un sprint sublime se alzó con la victoria por tercera vez en su carrera, tan solo el joven Alaphilippe fue capaz de hacerle sombra, aunque sin opción real de arrebatarle lo que por derecho le correspondía al corredor murciano que una vez más nos ha regalado una tarde de ciclismo de las buenas, de esas que recordaremos cuando este corredorazo se retire, esperemos que más tarde que pronto. El tercer cajón del pódium quedaba para “Purito” Rodríguez que otra vez se quedaba a las puertas de ganar una carrera que se le resiste, pero que tiene clase y valentía de sobra para volver a intentarlo  en otras ocasiones, aunque el tiempo se le agota.

Escrito por:
@oscarpinacdm

Sin comentarios

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar