Crónica Campeonato del Mundo Sub23 masculino – CX Zolder 2016

Necesitábamos una mañana como la de hoy para pasar el sabor amargo que nos había dejado la tarde del sábado. Y así fue, auténtico carrerón el ofrecido por los jóvenes sub23 en Zolder. Hemos visto a diez corredores con opciones hasta la última vuelta, momentos inexplicables, errores, ataques, barro, lágrimas y hasta hemos soñado con una medalla española. ¿Qué más se puede pedir?

La prueba arrancaba a una velocidad de vértigo, con un arreón casi a modo de sprint del estadounidense Curtis White que enfilaba el grupo. Desde el primer momento prometía ser un gran día, pues Felipe Orts lograba hacer una muy buena salida y colocarse entre los diez primeros.

Pronto la selección belga, plagada de estrellas y muy necesitados de una victoria, tomó el mando de la carrera. Fue Hoeyberghs el primero en lanzar su ataque, con Quinten Hermans a su rueda. Su compatriota Soete se uniría a la ofensiva de los locales, pero un grupo comandado por un fuerte Gioele Bertolini conseguía mantener la distancia y provocar una nueva fusión.

CaCoOnwWcAcZd0j

Thijs Aerts se caía cuando comandaba el grupo, lo que aprovechaba Daan Soete para lanzar un nuevo ataque. Ahí llegaba uno de los grandes momentos para la afición española. Felipe Orts salía con fuerza a por el belga, demostrando técnica y buenas piernas. Un salto después de una de las subidas nos hacía levantarnos del asiento. Auténtico placer escuchar las excaamaciones de sorpresa de comentarista y público ante la irrupción del valenciano. Por detrás, Kevin Suárez llegaba a pasar a 20″ del grupo principal, en decimoquinta plaza, aunque no conseguiría enlazar y se vería superado por algunos corredores más.

Antes de completar la tercera vuelta, Orts cambiaba rápido de bicicleta y volvía al grupo de favoritos, mientras se sucedían las caídas entre los elegidos. Primero sería el francés Roussol el que se iba al suelo, y a continuación el neerlandés Wouters cuando iba escapado. Sería superado por Soete, Iserbyt y Hermans, que se destacaría con unos segundos de ventaja. Ante estas vicisitudes, el grupo de elegidos crecía y pasaba de ocho a once corredores los que llegaban a la parte decisiva con opciones.

CaCtpx5WIAAK4p7

El checo Adam Toupalik salía a por Quinten Hermans, y la dupla llegaba a acumular una decena de segundos de ventaja. Eli Iserbyt daba un tremendo arreón en el grupo perseguidor y conseguía llegar a la cabeza. El italiano Bertolini hacía lo propio para formar un cuarteto de aspirantes a medalla. Entonces, el sorprendente Adam Toupalik lanzaba un tremendo estacazo en la subida, demostrando ser el más fuerte en ese momento. Llegaba el checo lanzado al penúltimo paso por meta, al toque de campana. ¡Pero saltaba la sorpresa! Ante la estupefacción de todos, Toupalik levantaba los brazos y celebraba la victoria. ¡Quedaba una vuelta!

CaCuvtBXEAA1k-N

Pese a su tremendo error, el checo se rehacía y seguía hacia adelante en persecución de Bertolini, Hermans e Iserbyt. El italiano se iba al suelo en la subida del puente y perdía definitivamente contacto, mientras que el checo volvía a ponerse en cabeza con una actuación prodigiosa. Iserbyt probaba las fuerzas de sus dos rivales con un par de ataques, pero era Toupalik de nuevo el más fuerte y el que llevaba el peso del trío, en el que Hermans mostraba mayores síntomas de cansancio.

En los metros finales, Adam Toupalik se ponía por delante para lanzar un largo y agónico sprint, pero terminaría siendo superado por Eli Iserbyt. El gran favorito, alegraba así el día a la entregada afición blega, y dejaba al pobre corredor checo con una medalla de plata con sabor muy amargo, pues, de no cometer el error en la penúltima vuelta, daba la sensación de tener piernas para llevarse el maillot arcoíris. Su cara en el podium era un poema, y desde hoy creo que Adam Toupalik ha ganado muchos seguidores a pesar de su derrota.

CaCwuI6WIAAEIjm

Felipe Orts entraba en sexto lugar, a quince segundos del campeón del Mundo, en una actuación sencillamente sensacional. Los aficionados españoles a este bello deporte tenemos razones para soñar. Ojalá esto siva de acicate para que se apueste por nuestros jóvenes y por el ciclocross nacional. Orts y Kevin Suarez (20º) demuestran que merece la pena. De momento, 2016 tendrá más carreras internacionales en la Península, y nuestros nuevos embajadores allende las fronteras tendrán nuevas oportunidades de emocionarnos como hoy.

Sin comentarios

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar