Crecimiento del ciclismo femenino: Presente y futuro

Hace unos meses, en las vísperas del Giro Rosa, mostraba la estadounidense Mara Abbott al periódico The Guardian su visión nada optimista del futuro y presente del ciclismo femenino. En ella Abbott afirmaba que desde que ella había iniciado su carrera ciclista profesional, allá por el año 2007, había visto desaparecer a numerosas carreras ciclistas y que como consecuencia de esto había menos carreras en las que participar y que muchas de estas habían visto reducida su bolsa de premios.

Una visión que contrasta con la del presidente de la UCI Brian Cookson, quien se mostraba encantado con el progreso realizado, con el crecimiento y profesionalización del ciclismo femenino y con el establecimiento de su estatus dentro del deporte.

Dos visiones desde dos perspectivas acerca de la misma realidad ciclista, el escenario actual y el panorama del ciclismo femenino. Es por ello por lo que, ante estas dos visiones tan opuestas, en las siguientes líneas trataremos de analizar con datos objetivos cuál es la realidad y cuál ha sido el crecimiento del ciclismo femenino -únicamente analizaremos la disciplina de carretera – desde dos variables, el número de pruebas ciclistas y los días de competición, utilizando para ello los datos de la UCI.

¿Ha crecido el ciclismo femenino en estos últimos 12 años?

Crecimientos pruebas y días.
Elaboración propia con datos de la UCI

A juzgar por la gráfica anterior la respuesta es sencilla. El ciclismo femenino ha crecido, durante el periodo desde 2006 hasta 2012, tanto en el número de pruebas como en los días de competición a lo largo de cada temporada ciclista. El ritmo anual de crecimiento del número de pruebas ha sido del 4.26%, apreciándose claramente cierta irregularidad en esta tendencia creciente, con importantes y marcadas disminuciones en el número de pruebas ciclistas en los años post-olímpicos. A su vez, los días de competición a lo largo de la temporada ciclista también se han visto incrementados aunque en menor medida, a un ritmo anual del 2,73% pudiendo apreciar una vez más irregularidad en la tendencia creciente.

¿A qué se debe esto? Por las peculiaridades estructurales del ciclismo femenino. Los Juegos Olímpicos son el principal detonante de tan notable irregularidad. Además de la drástica reducción post-olímpica, marcando estos años los mínimos de cada ciclo olímpico de 4 años, en la gráfica se puede apreciar otra irregularidad entre las temporadas 2009 y 2010. Esta segunda irregularidad deba posiblemente su origen a un factor exógeno, la crisis económica que hemos vivido recientemente, acentuada con la crisis de la deuda soberana de especial manera en el continente europeo. La situación económica en Europa tiene especial importancia ya que, es el continente europeo el que sostiene en gran medida el calendario ciclista internacional femenino.

Importancia de los años olímpicos

Ello se debe a que en los meses previos a este evento cuatrienal, son numerosas las federaciones nacionales y organizaciones privadas (para satisfacer los deseos y necesidades de las anteriores) que organizan pruebas ciclistas de estatus UCI Élite Femenino. El objetivo de estas no es otro que el de organizar pruebas que otorguen puntos valederos para la clasificación olímpica y bien lograr que las ciclistas de su federación obtengan la clasificación como selección por ranking o lograr que alguna de sus ciclistas alcance los puntos necesarios para situarse en posiciones del ranking individual que den derecho a invitación por parte de la UCI.

Aunque esta práctica no tenga utilidad en el fomento o el desarrollo del ciclismo femenino (en tanto en cuanto supone que recursos de las federaciones u organizaciones son puntualmente gastados en la celebración de un evento, en vez de ser usados paulatinamente en la formación, detección o el desarrollo de talentos) cuenta al menos con el beneplácito de la UCI. Posiblemente por el incremento o repunte de ingresos que conlleva, en forma de tasas, cada cuatrienio para las arcas de la UCI.

2-distribucion-segun-categorias-del-numero-de-pruebas-y-dias-de-competicion
Elaboración propia con datos de la UCI

Por otro lado, la irregularidad, derivada de los periodos clasificatorios de los Juegos Olímpicos, se aprecia también cuando analizamos la distribución tanto del número de pruebas ciclistas como de los días de competición en el calendario internacional femenino. De manera que el año siguiente a la disputa de unos JJ.OO. (2008, 2012 y 2016) podemos apreciar una caída del peso relativo de las competiciones de categoría WE.2 tanto en el número de pruebas ciclistas como en los días de competición, apoyando la hipótesis de que son numerosas las pruebas de esta categoría que se crean de manera puntual para otorgar puntos en el periodo clasificatorio olímpico.

¿Ha sido el crecimiento del ciclismo femenino real?

Con anterioridad mencionábamos la importancia (y limitaciones) que tienen los Juegos Olímpicos en calendario ciclista internacional femenino. Es por ello por lo que debemos descontar la importancia que tiene este factor endógeno del ciclismo femenino para poder analizar, de manera objetiva, si el ciclismo femenino ha experimentado un periodo de crecimiento o auge real durante los últimos años.

Así pues, vamos a eliminar la estacionalidad o componente estacional de nuestra serie para analizar el crecimiento real. La estacionalidad es la relación de dependencia que existe con respecto a una estación del año. De manera análoga  a las estaciones del año. podríamos dividir el ciclo olímpico en cuatro partes o estaciones diferentes, apreciando la importancia de las “estaciones olímpicas” en la serie.

4-serie-desestacionalizada
Elaboración propia con datos de la UCI

Una vez que hemos desestacionalizado nuestras series, apreciamos con claridad el crecimiento en el ciclismo femenino. Así pues, vemos que en un primer momento los días de competición del calendario internacional femenino se reducen poco a poco al inicio del periodo analizado como consecuencia de la crisis económica mundial y posteriormente por la crisis de la deuda soberana caen de manera más dramática. Posteriormente se produciría un cambio, pasando a una tendencia alcista, que a pesar de la ligera caída de 2016, se mantendría significativamente en la próxima temporada.

En segundo lugar, analizando el número de pruebas ciclistas en el calendario internacional femenino vemos que la tendencia inicial decreciente no es tan marcada como en la variable anterior. Esto se debe a que en los momentos de crisis muchos organizadores tratan de reducir el número de días de competición de sus pruebas, para salvar la prueba. Además, y de manera análoga a los días de competición, se aprecia una marcada tendencia alcista desde el año 2012.

Conclusión

Cabe destacar el importante crecimiento tanto de los días de competición como del número de pruebas ciclistas en el calendario internacional femenino cuando valoramos la serie desestacionalizada, pasando de 80 pruebas y 178 días de competición en 2016 a 97 pruebas y 206 días de competición en 2017 (en contraposición con los valores nominales de las series temporales). Cifras que apoyan el crecimiento del ciclismo femenino y que sostienen un notable grado de optimismo a partir de 2017.

Para concluir, y a pesar de que los anteriormente expuesto sustente la afirmación del crecimiento del ciclismo femenino, resulta importante mencionar que para afirmar que el progreso del ciclismo femenino es una realidad habría que analizar el desarrollo de más variables como la exposición mediática, condiciones laborales, salarios, estructura de los equipos, etc. Y aunque no sean variables que podamos medir directamente, no se puede olvidar la importancia que juegan a largo plazo el desgaste de los organizadores  o la química en las relaciones de estos con la UCI.

Escrito por:
Diego Martín

Principales supuestos:

* Solo consideramos pruebas de categoría WE UCI, quedando excluidas por tanto las pruebas de carácter nacional o local.
** En los datos incluimos también el calendario de 2017 tal y como publicó la UCI, incluyendo carreras sobre las que existen o existían dudas sobre su celebración como la E.E. Bira o la DddW. 
*** Campeonatos mundiales, continentales, nacionales, JJ.OO., pruebas criterium no son incluidas.
**** Tres categorías: categoría .2, categoría .1 y categoría WWT o CDM.
Sin comentarios

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar