Conclusiones tras E3 Harelbeke

El E3 Harelbeke es en sí mismo un carrerón como pudimos ayer comprobar. Sucede que, al estar tan cercano en fechas a Su Majestad De Ronde Van Vlaanderen, tiene casi la consideración de banco de pruebas para ese monumento. Pero ayer pudimos presenciar un magnífico espectáculo. Desde ahora firmaba yo que las grandes clásicas que estos días se avecinan tuvieran el interés que ayer tuvo el E3 Harelbeke. Para muestra de lo escrito, basta comparar con la Milán-San Remo del sábado pasado, confrontación en la que la “Soporísima”, como alguien la calificó, sale bastante mal parada.

La carrera de ayer estuvo condicionada por la avería de Fabian Cancellara. Lo positivo para Fabian, dentro de la desgracia, es saber que por fin va a tener un gregario de confianza a su lado en los momentos en los que estas carreras se deciden. Durante buena parte de su carrera deportiva, Cancellara ha tenido que resolver la papeleta solo en multitud de clásicas. Nunca ha tenido algún amigo a su lado. Y eso le ha lastrado y mermado su, a pesar de todo, extraordinario palmarés. Su nombre, ya lo saben, Jasper Stuyven; Stuyven es un ciclista con clase y con carácter. Ganó una etapa de la pasada Vuelta a España en Murcia a pesar de tener la muñeca dañada tras una multitudinaria caída que le obligó a abandonar al día siguiente.

sptdw178_670
Tim de Waele/TDWSport.com. Fuente: cyclingnews.com

Kwiatkowski y Sagan demostraron ser los más fuertes. Lo demostraron marchándose solos en una de las cotas. Sobre la repetición de los segundos puestos de Sagan, su forma de correr tan ofensiva, el luego verse superado por sus rivales en los sprints finales… se ha escrito tanto… que tampoco aquí aportaremos nada nuevo. Técnicos y preparadores de sobra tiene el eslovaco para analizar estas formas de correr. Ellos sabrán, mucho más que nosotros. Lo que sí es irrebatible es que no es habitual, al menos en el ciclismo de nuestros días, lo que está sucediendo con Sagan. Un Sagan que, no lo olvidemos, también estaba solo, sin ningún compañero, en el grupo delantero. Sin embargo el que no corrió solo, y ganó, fue el polaco Kwiatkowski. Atrás tenía como escudero a Stannard, que además subió al podio ganando el sprint de los perseguidores. Tampoco vamos a descubrir a Stannard, pero sí a corroborar que el ciclismo es un deporte de equipo.

Deporte de equipo sí, claro, pero siempre que haya fuerzas. El Etixx tenía a cuatro ciclistas en el grupo perseguidor. Stybar y Terpstra fueron sacrificados en favor de Trentin y Boonen. Pero el bluff de estos dos fue total. Preocupante lo de Tom Boonen a pocos días del inicio de los grandes monumentos. Lo de Boonen y con él lo de Ettix. Mucho trabajo tienen en este equipo en los próximos días. De cara al punto de forma de sus ciclistas ya poco se puede hacer. Donde debe radicar la cuestión es que sus técnicos adopten unas tácticas adecuadas a lo que han podido observar estos días en el día a día de sus ciclistas. Toca mojarse y decidirse. Y eso en un lugar donde se vive el ciclismo con tanta pasión, y tratando con mitos vivientes como Tom Boonen, les va a costar y deberán hilar muy fino.

1823135-38459931-2560-1440
Fuente: eurosport.com

BMC, representados en el grupo principal por Drucker y Oss, nunca tuvieron claro que pudieran ganar, y se dedicaron a contemporizar sin pasar a los relevos.

Sky continuó así su racha victoriosa de esta temporada alargando su tiranía.

Sin comentarios

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar