El reto que encandiló a Christopher Froome

Imagen relacionada

A finales del mes de agosto de 2011 La Vuelta Ciclista a España llegaba a la monumental ciudad de Salamanca donde se iba a disputar una etapa contra el crono de forma individual. El día anterior en la subida a La Covatilla el holandés Bauke Mollema se hizo con el liderato después del triunfo de etapa para Dan Martin. La contrarreloj se disputaba en un trazado técnico muy apto para especialistas y uno de ellos, el germano Tony Martin, iba a ser el vencedor de la misma. La noticia no obstante estaba en quien iba a dormir líder aquella noche en la ciudad salmantina, un gregario del británico Bradley Wiggins en el Sky, uno de los principales favoritos a la victoria final, se alzaba con el rojo de forma sorprendente después de una gran prestación en la cronometrada. Su nombre era Chris Froome y aunque al día siguiente iba a perder el liderato en beneficio de su jefe de filas Wiggins, acabó siendo el principal baluarte del conjunto Sky en aquella Vuelta, ya que terminó en segunda posición en la general a tan solo trece segundos del sorprendente vencedor Juanjo Cobo, que cimentó su victoria con una magnífica actuación en la etapa con final en el Angliru. Además Froome consiguió su primera victoria de etapa, en Peña Cabarga, donde años después repetiría triunfo. Aquel desconocido ciclista británico nacido en Kenia hizo su presentación en sociedad, y desde aquellos días iba a nacer una relación intensa de Froome con la Vuelta a España, un reto que a diferencia del Tour de Francia donde ya lleva cuatro triunfos absolutos, no ha conseguido terminar con la ansiada victoria. Un reto que desde el primer día encandiló a Chris Froome.

Resultado de imagen de Froome la vuelta

En 2014, después de tener que abandonar el Tour de Francia por caída, Froome se topó con un sensacional Alberto Contador, que tras la caída de Nairo Quintana en la contrarreloj de Borja, asumió el liderato para no soltarlo hasta el final de la ronda española. Chris Froome, aunque estuvo a buen nivel, no tuvo opciones ante la victoria del ciclista de Pinto y la Vuelta tenía que esperar un año más.

Un año después partía desde la salida en Puerto Banús como gran favorito al triunfo y con la motivación suficiente para conseguirlo, tampoco pudo ser esta vez. Tan sólo se llevaban tres kilómetros recorridos de la etapa reina de aquella edición, una etapa brutal con una interminable sucesión de puertos de montaña en el Principado de Andorra diseñada por Joaquín “Purito” Rodríguez. El británico de Sky se choca con un muro de piedra en la primera ascensión y aunque consigue acabar la etapa a más de ocho minutos del vencedor Mikel Landa, debe abandonar la carrera al día siguiente, otro año el reto de La Vuelta se tornaba en imposible.

Su último intento fue la pasada temporada, después de vencer su tercer Tour de Francia. El corredor de Sky llegó a la Vuelta a España con la aspiración de victoria, pero en esta ocasión el colombiano Nairo Quintana frenó sus opciones con su solidez en las etapas de alta montaña, Froome no obstante se hizo con dos etapas, repitiendo triunfo en Peña Cabarga, su cima talismán, y resultando vencedor de la contrarreloj con final en Calpe, dejando con emoción La Vuelta hasta el último día.

Su quinto asalto a la ronda española comenzará este sábado en la ciudad francesa de Nimes. Esta vez no tendrá delante a Quintana, que después de disputar Giro y Tour no estará presente en la salida. Sí que estará Alberto Contador, en su última carrera profesional, sin ser el que era pero con ganas de acabar a lo grande. Para Chris Froome la posibilidad de conseguir el doblete Tour-Vuelta una vez más, le sitúa en el primer escalón de favoritos, a su favor uno de los equipos más potentes del pelotón internacional y su constancia, en su contra quizá el recorrido y el cansancio acumulado después de la ronda francesa. Lo que está claro que su presencia en La Vuelta engrandece su figura una vez más. Atrás quedan los años en los que los corredores que disputaban el Tour se olvidaban por completo de La Vuelta a España. Froome luchará hasta el final por cerrar a lo grande una temporada que puede ser histórica.

Sin comentarios

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar