Carta de despedida de Cadel Evans

Sí, es verdad. Después de un largo periodo de reflexión y junto a las personas más cercanas a mí, siento que es el momento más adecuado para finalizar mi recorrido por el ciclismo profesional competitivo. Ha sido el viaje de toda una vida, algo que jamás podría prever cuando experimenté por primera vez la alegría de andar en bicis por los caminos de tierra de Bamyli (Barunga) en el Territorio del Norte. Es increíble lo lejos que dos ruedas pueden llevar a una persona.

Llegarán más cosas con el tiempo, pero ahora me gustaría dar las gracias a algunas personas: A mi familia y a mis amigos que son un mundo para mí, gracias. A los entrenadores con los que he tenido la tremenda suerte de trabajar, gracias. A los equipos que he representado y a los compañeros con los que he corrido y entrenado, gracias. Un agradecimiento especial a mi actual y último equipo BMC. Cada uno confió en el otro y gracias a eso ganamos un Tour de Francia. A mis mentores, que ellos saben quiénes son, gracias. A mis patrocinadores, que creyeron en mí y me apoyaron en los buenos y los malos momentos, gracias. Y al montón de aficionados y gente de todo el mundo que disfruta simplemente andando en bici. Gracias y seguid dando pedales.

Para mí esto no es un final sino el comienzo de un capítulo de mi vida con el ciclismo. Y sí, aún tengo algunas carreras importantes por delante desde el Mundial este domingo hasta la primera Cadel Evans Great Ocean Road Race del 1 de febrero de 2015 donde terminaré mi trayectoria en el ciclismo profesional. Espero veros allí.

Una vez más, gracias. Ha sido un honor y un privilegio.

Cadel

Sin comentarios

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar