Aplíquese el cuento también la UCI

Durante el pasado Tour de Francia se realizaron nada más y nada menos que 719 análisis antidopaje a repartir, a desiguales proporciones, entre los 198 ciclistas que tomaron la salida. Esto da una media de 3,63 controles por ciclista Todos ellos se saldaron con resultado negativo, afortunadamente.

gilbert

Desde hace años la UCI libra una cruzada en pos de la salud de los ciclistas. Ha instaurado unos sistemas de control que, a las personas que los desconocen, cuando toman conciencia de ellos, las dejan absolutamente sorprendidas. Llaman la atención sobre todo los perfiles biológicos. Cualquier variación “rápida e inesperada” de estos perfiles enciende las alarmas la UCI. El ciclista pasa a convertirse automáticamente en un “sospechoso” y aumentan los controles sobre él para que explique lo qué ha podido suceder.

Pero lo que definitivamente conmueve a las y los legos en materia ciclista son esos controles que yo llamo presenciales. El hecho de que un ciclista deba rendir cuentas de dónde está las veinticuatro horas del día durante los 365 días del año. Ya de entrada  cualquier catedrático de Derecho Constitucional español creo yo que pondría en solfa esta normativa. Pero independientemente de esto, son los propios ciclistas los que han aceptado su aplicación y por tanto…

Todo lo anterior lo justifica la UCI, como ya he escrito más arriba, en pos de la salud de los propios ciclistas y por un ciclismo más creíble, argumentos ambos absolutamente loables.

Sin embargo, el pasado sábado, durante la segunda etapa del Tour de Pekín, se llegó a un acuerdo de recortar la etapa. No voy a entrar en de quién partió la iniciativa, porque en estas ocasiones lo que más reina es la nebulosa y la indefinición. El argumento que aconsejaba obrar de esta manera eran los altos niveles de polución en el ambiente. También loable. Pero tengo para mí que durante la disputa del resto de etapas los niveles de contaminación no variarían mucho. Como prueba, el hecho de que no era la primera vez que, tras la disputa de esta carrera, los ciclistas regresaban a Europa y América y comentaban este asunto

Si la UCI quiere velar por la salud de los ciclistas, también debiera considerar estas cuestiones. Reitero que no es la primera vez. Pero es que demasiadas veces da la impresión que los objetivos de la UCI son mundializar el ciclismo cueste lo que cueste y engrosar sus arcas. Y que para la consecución de tales objetivos no va reparar en estas pequeñeces. Y una pequeña consideración para los ciclistas, los auténticos protagonistas de este circo: va siendo hora de que en situaciones de este tipo den un pasito para adelante.

Escrito por:
@Ranbarren

Sin comentarios

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar