Alexis Vuillermoz, el talento eclipsado de AG2R La Mondiale

Tour de France 2015 8th stage

El ciclismo francés vuelve a estar en auge, con una gran cantidad de ciclistas jóvenes que son capaces copar las primeras posiciones al más alto nivel. Eso sí, aún sin llegar a terminar de pulir esos talentos que devuelvan a lo más alto del podio de la carrera de casa a una nación que lleva sin ver ganar a un francés en el Tour de Francia desde que lo hiciera uno de los grandes, Bernard Hinault, en 1985.

Entre todos esos grandes talentos encontramos en cabeza a un Thibaut Pinot que ha devuelto la esperanza a la afición francesa, confirmándose en el Tour de 2014 como un claro aspirante a alcanzar en algún momento la pesada corona, al lograr terminar tercero, tras su veterano compatriota Jean – Christophe Peraud. No es para menos que los franceses empiecen a soñar, movidos en parte por la desesperación de haber tenido que pasar 17 años, para poder volver a ver a un francés en el podio. El último que lo consiguiera fue Richard Virenque en 1997, y de repente, en esa ocasión, no fue uno, sino dos, los que estuvieron en París acompañando a Vincenzo Nibali. A esta generación de perlas francesas pertenecen también Warren Barguil, Tony GallopinRomain Bardet, que año a año va madurando, y quién sabe, si fiel a su filosofía de ataque, en alguna ocasión, pueda dar esa alegría a una prensa francesa caracterizada por presionar a sus jóvenes talentos, hasta tal punto de exprimirlos y desgastar el brillo que parecían tener, precisamente por querer sacarlo a relucir demasiado rápido. Y es que la presión se hace asfixiante y copiosos han sido los casos en los que no se han cumplido las expectativas, siendo Pierre Rolland, uno de los casos más relevantes en el ciclismo reciente.

Vuillermoz_

Alexis Vuillermoz, vive una historia paralela. El corredor francés de Ag2r La Mondiale, nacido el 1 de junio de 1988 (28 años) en Saint – Claude, es uno de esos talentos que crece en la sombra. Curtido en el ciclismo de montaña, donde consiguió tres medallas en Campeonatos Mundiales (1 oro y 2 bronces), y otras tantas en los Europeos (1 oro y 2 platas), en la especialidad de campo a través, se ganó el salto al ciclismo en ruta profesional de la mano del equipo Saur Sojasun en 2012.

Alexis es un corredor habilidoso y muy explosivo, algo que aprovecha a la perfección en carrera y que lo hacen un ciclista muy alegre de ver en pantalla. Probablemente, sus orígenes en el ciclismo de montaña han potenciado el desarrollo de ese tipo de facultades, que lo hacen destacar en perfiles de etapas muy quebrados, defendiéndose con suficiencia en la alta montaña, y destacando en las subidas cortas y explosivas, así como en los descensos técnicos y peligrosos. Así lo ha venido demostrando a lo largo de su carrera, en la que aún no ha tenido excesivos premios, desde su salto a la especialidad del ciclismo en ruta. El menudo escalador francés dio una auténtica exhibición en el Giro de Italia de 2014, en la que sería su primera temporada en el equipo Ag2r. Bajo las órdenes de su líder en aquella ronda italiana, Domenico Pozzovivo, fue capaz de deleitarnos, comandando el grupo de favoritos una y otra vez, para poner ese ritmo de gregario que tantas veces criticamos, pero que desde la perspectiva de esos corredores, tiene un mérito ineludible. No contento con realizar su particular gesta, regalando su esfuerzo en beneficio su compañero, fue capaz de terminar 11º en la clasificación general, en la que era únicamente, su segunda Gran Vuelta. Debutó en el Tour de Francia el año anterior, un Tour, en el que se dejó ver en numerosas escapadas, proporcionando su carta de presentación, y llegando al ciclismo de carretera para quedarse.

Esa misma temporada protagonizó numerosas escapadas kilométricas, encomendándose a la heroica y rozando la gesta, pero sin premio final, como pasara en la Route du Sud, donde se tuvo que conformar con el maillot de la montaña. No obstante, el premio terminaría por llegar y lograría su primera victoria profesional, al llevarse una etapa del Tour du Gévaudan Languedoc-Roussillon (2.1) y terminar tercero en la clasificación general.

Stage winner Alexis Vuillermoz of France, right, breaks away from the pack with Britain's Christopher Froome, wearing the overall leader's yellow jersey, in the final climb towards the finish line in the eighth stage of the Tour de France cycling race over 181.5 kilometers (112.8 miles) with start in Rennes and finish in Mur-de-Bretagne, France, Saturday, July 11, 2015. (AP Photo/Laurent Cipriani)
Alexis Vuillermoz atacando en el Mur de Bretagne – Photo: Laurent Cipriani

El año pasado fue el año de su confirmación. 2015 se tradujo en un gran paso adelante por parte del ‘puncheur’ francés. Comenzaba la temporada muy temprano, en el Tour de San Luis (11º), para seguir demostrando su calidad ante el público vasco en la Itzulia (14º). La explosión definitiva fue con su magnífico puesto en La Flecha Valona, eclipsado, por el poste de Julian Alaphilippe, otro de los jóvenes que roban las sonrisas y aprobaciones del público francés, y que dejan a Alexis un poco más en el anonimato. Un “anonimato” del que saldría posteriormente, tras repetir una gran actuación (3º) en la llegada al muro de Huy del Tour de ese mismo año, para lograr después la que es hasta ahora su mejor victoria,  la 8ª etapa del Tour15′ con llegada en el Mur de Bretagne, tras realizar un potente demarraje en los últimos 2 km y manteniendo el gas hasta meta. Un gas que no podría mantener en la última parte del Tour, finalizando 26º.

En la actualidad, se encuentra seleccionado por su equipo para el Tour de Francia, que supondrá su cuarta gran vuelta por etapas, y tratará de buscar nuevamente sus oportunidades, tras llegar en un gran estado de forma, como demostró en el Campeonato Nacional en Ruta francés (3º) que se anotó Arthur Vichot. A buen seguro que tiene fijada entre ceja y ceja la segunda etapa de este Tour 16′, con llegada en Cherbourg en Cotentin (1’9 km al 6’5%). Un día de desquite que está a la vuelta de la esquina, en el que captar por un instante toda la atención, y en el que podría estar programado el ‘eclipse de Vuillermoz’.

Escrito por:

@Alvaro_Queve

Sin comentarios

Escribe algo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar