Valverde, rey del Muro de Huy

Una vez más lo ha vuelto a hacer, una vez más se ha superado a sí mismo, una vez más ha vuelto a ganar, y una vez más ha vuelto a hacer historia. De las que perdurarán por los siglos de los siglos en los libros del ciclismo. Hoy Alejandro Valverde Belmonte se ha superado a sí mismo y, no solo eso, con la victoria en el Muro de Huy, o como se empieza a conocer entre los entendidos del mundillo el “Muro del Bala”, ha logrado algo que hasta la fecha nadie había conseguido realizar antes: ganar cinco veces la Flecha Valona. Y no conforme con ello, pulveriza otro récord y establece una marca difícil de superar, las cuatro últimas victorias en el Muro de Huy han sido rubricadas de forma consecutiva por el murciano. Un nuevo récord al alcance de muy pocos o ninguno. Con esta quinta victoria que completa la manita, ya aventaja en dos victorias al que muchos consideran el mejor ciclista de todos los tiempos, “El Caníbal” Eddy Merckx. A continuación, les ofrecemos un breve recuerdo de sus cinco victorias en la Flecha Valona, y es que, como dice el dicho, no hay quinto malo.

2006 – El despertar de la fuerza. La primera:

Corría 2006, todavía resonaba en nuestras cabezas la primera victoria española en este mítico muro tan sólo tres años antes. Quién diría que iba a empezar aquel 19 de abril de 2006, justo hoy hace 11 años, un idilio histórico del murciano con la prueba. El corredor del por aquel entonces Caisse d’Epargne – Illes Ballears, lograría su primer triunfo tras responder a un poderoso ataque de su compatriota David Etxebarria, cogiéndole primero la rueda para en los últimos 200 metros lanzar el ataque final, que a la postre le valdría para conseguir su primera Flecha Valona por delante del asturiano Samuel Sánchez, que corría entonces en Euskaltel y de Karsten Kroon del CSC.

2014 – Continua el idilio español en Huy. La segunda:

Ocho años hubo que esperar para poder ver la segunda victoria de Valverde en Huy, la primera de las cuatro consecutivas. Pero este triunfo sería el tercero que lograrían los españoles de manera consecutiva. En las dos ediciones anteriores, un tal “Purito” Rodríguez y un tal Dani Moreno darían sendas alegrías a la afición española. Continuaba el idilio de los españoles con Huy y continuaba el de Valverde. En esta ocasión no hubo contrataques, ni marcajes a rueda, lo que hubo fue una remontada tremenda. Un Valverde que a 200 metros estaba completamente encerrado lanzaría un brutal ataque, incontestable, que le serviría para ganar su segunda Flecha Valona con una facilidad pasmosa. El pódium lo completó en segunda posición el irlandés Daniel Martin, que por aquel entonces ya supo lo que era verse superado por Valverde. En esta última edición le ha vuelto a ocurrir lo mismo . Y en el tercer escalón, el polaco Michal Kwiatkowski.

2015 – No hay dos sin tres. La tercera:

Una vez más don Alejandro Valverde daba una lección magistral a todos los aficionados del ciclismo encabezando el pelotón desde abajo, demostrando que su segunda victoria no había sido casualidad, que quería igualar el récord de victorias de la prueba y hacerse un hueco en los libros de historia. En esta ocasión el ataque vino algo más tarde de lo que nos tiene acostumbrados. Si bien es cierto que comandando el grupo desde abajo, el ataque final se produjo en los 100 metros finales, pero como es habitual ganó como lo que es, un auténtico portento físico, entrando una vez más en primera posición y en esta ocasión por delante de un jovencísimo Julian Alalaphilippe y Michael Albasini.

2016 – Valverde hace historia. La cuarta:

Estaba en las quinielas, todos sabíamos que era capaz de conseguirlo, pero resultaba difícil que por tercer año consecutivo lograse ganar la prueba, nadie lo había hecho antes. Nadie había ganado hasta el momento en cuatro ocasiones la carrera belga. Pero si alguien es capaz de hacer algo parecido, ese es Alejandro Valverde. Y vaya si lo hizo, un magnífico acercamiento de su compañero de equipo hasta dentro del último kilómetro que le permitió gozar de una magnífica posición permitiría al “Bala” encarar la ascensión final a Huy en cabeza del pelotón, y, tras coger la rueda de Dan Martin, remataría para culminar su gesta y ser el primer corredor que había logrado hasta el momento ganar la prueba en cuatro ocasiones. Insólito. Inigualable. Por segundo año consecutivo el francés Julian Alaphilippe se tuvo que conformar con la segunda posición, completando el pódium Daniel Martin.

2017 – No hay quinto malo. La quinta:

Si conseguir cuatro victorias de la misma prueba, tres de ellas de manera consecutiva, es algo que supera los límites de lo heroico, imagínense cinco victorias de la misma prueba y cuatro de ellas consecutivas. Partía dentro de todas las quinielas de favoritos, desde la afición española había grandes esperanzas depositadas en él, su equipo había realizado un fantástico trabajo controlando la carrera. Tras coger bien la rueda de un sorprendente y jovencísimo David Gaudu, el murciano lanzaría uno de los ataques más potentes de los que hemos disfrutado en el Muro de Huy, un ataque lejano que le serviría para ganar quizás de la manera más clara de sus cinco victorias en la prueba. Segundo, una vez más, Daniel Martin y tras él el belga de BMC Dylan Teuns. Once años después la historia se repite, once años después el “Bala” sigue ganando, once años después el “Bala” sigue haciendo historia.

Cinco victorias sí, no es una broma, es historia. Historia del ciclismo español e historia del ciclismo mundial. El ciclismo buscará tu reemplazo, pero probablemente no se encuentre. Simplemente irrepetible, gracias por tanto don Alejandro Valverde Belmonte.

Félix Donate Mazcuñán. @Donate98

Un comentario de “Valverde, rey del Muro de Huy

  1. Precioso corte el que han puesto que reflaja, bien a las claras, lo que ha sido el final de etapa. En él se ve perfectamente: 1) la capacidad, experiencia, dominio y control de carrera que ha demostrado, una vez más, Valverde (increible).2) La bendita osadía del joven Gaudu.3) El esteril trabajo de equipo de SKY para llevarse la etapa (con Henao me pasa que lo veo como un corredor que le cuesta “atreverse”). 4) La incomprensible desaparición de Woods cuando tenía cogida una posición envidiable. Y por último la nueva estrategia de Dan Martín por llevarse una carrera que se le resiste. Amigo Dan tendrás que seguir esperando. Tenemos un nuevo “extraterrestre” entre nosotros. ¿Hasta cuándo?….no se sabe…pero 37 son ya muchos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *