Tour de Francia 2017 – Previa etapa 20. Marsella-Velódromo Marsella. 22,5 kms CRI

En nuestra guía decíamos…

Penúltimo día de competición, Marsella, esa ciudad de contrastes en la Costa Azul, decidirá el campeón del Tour de Francia. Una etapa, que en caso de estar la general muy apretada, puede ser de infarto. Su corto kilometraje nos hace pensar que la crono se decidirá por pequeños detalles, por unos pocos segundos. Una crono totalmente llana a excepción de la subida a Notre-Dame de la Garde, una pequeña subida de algo más de 1 kilómetro al 9,5% que coronarán a 6,5 km a meta. Vertiginoso descenso, y de nuevo terreno completamente llano en busca de la meta en el Velódromo de Marsella. París ya está aquí.


HORARIO

Horario de salida (primer corredor: Luke Rowe):  13:50 h.

Horario de salida (último corredor: Chris Froome): 17:04 h.

TV: Directo en Eurosport a partir de las 13:50 h.

Twitter: @_RoadAndMud, #TourdeFrancia.

ANÁLISIS RECORRIDO

¡Y ya hemos llegado a Marsella! Casi sin darnos cuenta estamos ante la contrarreloj final de este #TDF2017. El último paso hacia la fiesta de París. Se trata de una crono de fuerza, como todas aquellas que se realizan después de 20 días de competición. El que no llegue con gas suficiente puede despedirse de cualquier pretensión. Consta de 22’5 km divididos en dos partes. El primer tramo (más largo) favorecerá a aquellos corredores más especialistas en la disciplina. El primer punto intermedio está situado en el km 10’2.  La segunda parte tiene una subida de 1’2 km al 9’5% que puede hacer grandes diferencias especialmente si no se ha guardado. Es un auténtico muro con rampas de hasta el 17%. En la cima estará situado el segundo punto intermedio (km 15’6). Una subida para escaladores puros, con su posterior descenso rápido y técnico en el primer tramo, al que le siguen unos últimos 5 km de falsos llanos hasta la meta en Marsella.

FAVORITOS

¡Todo por decidir! Llega la contrarreloj final del Tour de Francia. Con este tipo de crono, podemos decir que habrá dos batallas, una por la general, y otra por la etapa. El único hombre que podría conseguir e triunfo y mojar la oreja a los especialistas en su jornada sería el propio líder, Chris Froome. El británico ha llegado bien al final del Tour y lo tiene todo de cara para llevarse su cuarto #TDF. No ha ganado ninguna etapa en esta edición, así que seguro que lo dará todo para ver si, además de asegurarse el amarillo en París, también obtiene el premio de la etapa. El muro le beneficia, pero el resto de la contrarreloj no tanto, ya que tendrá rivales más frescos y en buena forma que también esperaban con ganas esta jornada.

Los principales candidatos para la etapa son:

Primoz Roglic. El esloveno se desenvuelve como pez en el agua en la disciplina. La crono parece diseñada para él, y si muestra las piernas que tuvo en Galibier, poco puede hacer el resto. Para mí, el claro favorito.

Tony Martin. El alemán se ha dejado ver poco en este Tour, aunque si que ha hecho algún test en ciertas etapas. No tuvo el día en Düsseldorf, pero tendrá esta etapa en mente sin duda alguna. El muro no le va nada bien, pero el resto de la crono le permitirá volar. Debería tener un buen día para vencer, pero mínimo lo va a pelear.

Stefan Küng. Quizás pueda ser la gran sorpresa para esta contrarreloj. BMC aún no ha ganado etapa en este Tour, y tiene depositadas sus mayores esperanzas en el joven suizo, que ya realizó una segunda posición muy meritoria en la crono de Düsseldorf.

Jonathan Castroviejo. Una buena baza para el conjunto Movistar, que no ha ganado etapa en lo que llevamos de Tour, y que podría salvar la imagen del equipo telefónico sobre la bocina. Difícil, pero no imposible. Lo más normal es que Castro pelee por el podio, pero no más.

Vasil Kiriyenka. El bielorruso es capaz de cualquier cosa. Si se levanta con ganas de pelear por la etapa podría luchar por ella perfectamente. Quizás sea un poco corta para él, pero no se le puede descartar. Tendrá total libertad para disputarla, es más, quizás sea hasta obligatorio, para salvaguardar las diferencias con Ag2r en la clasificación por equipos, que sería el primer año que ganan.

Michal Kwiatkowski. La gran sensación del Tour. En Düsseldorf hizo buena crono, y lleva todo el Tour dándolo todo. Si le queda un gramo de fuerza hará el test de la contrarreloj para Froome y Landa. Si tiene gas para 22 km de contrarreloj, le viene al pelo. Ojito con el polaco, aunque es arriesgado apostar por él.

También habrá que tener en cuenta a otros corredores que han llegado fuertes al final y que van bien contra el reloj para el Top10 de la etapa, como son Tony Gallopin, que dijo que el recorrido no le iba mal y que intentaría hacer una buena contrarreloj, Thomas De Gendt, Sylvain Chavanel, Diego Ulissi, Vegard Stake Laengen, Damien Howson, Andrew Talansky o Taylor Phinney.

En cuanto a la pelea por la general, el podio parece estar casi cerrado. Romain Bardet y Rigoberto Urán parece que pelearán más bien por decidir en que puesto del cajón terminan. A priori, Rigo siempre fue mejor en la cabra, pero lleva años sin ser el mismo que fue, y este año está subiendo mejor porque también está más fino que nunca. Bardet es una pluma también, así que no es lo idóneo. Difícil decantarse por alguno, pero viendo lo “fácil” que ha ido el de Urrao para arriba, me quedo con el como segundo en la general.

Después tenemos a Mikel Landa, que llegará con fuerzas. Ha mejorado mucho en la disciplina, aunque no los suficiente como para recortar ese minuto que pierde con dos corredores en buena forma que luchan también por el podio. Espero, sinceramente, una buena crono de Mikel, que puede que sorprenda a más de uno. Seguro que saldrá a tope, por si acaso, por cosas del destino, se le presenta una oportunidad. Fabio Aru no parece una amenaza real, habiendo llegado tan justo y con una pequeña enfermedad (según su equipo) al final del Tour. El Top5 parece cerrado.

El resto de posiciones es un poquito más de lo mismo. Dan Martin está sexto, un poco en tierra de nadie, y parece que será su puesto definitivo. La lucha por el maillot blanco entre Simon Yates y Louis Meintjes está sentenciada, salvo que ocurra algo extraño. Ambos se pueden defender bien en la crono y el británico no debería tener ningún problema en emular a su hermano y llegar de blanco a París un año más tarde. Habrá que ver lo que es capaz de hacer Alberto Contador, que podría ser de los mejores de la general en esta contrarreloj, pudiendo luchar por el Top5 de la etapa y tratar de adelantar a Warren Barguil en la clasificación de este #TDF2017. El pinteño, lejos de su mejor nivel, lo dará todo, pero quedar 9º o 10º no cambiará nada, en un Tour gris para él en cuanto a resultados, aunque bastante gratificante para todos aquellos que disfrutamos de su espectáculo en varias jornadas.

ZONA APUESTAS

Nuestra apuesta:  [SLO] Primoz Roglic 

Nuestro outsider:  [SUI] Stefan Küng  

Nuestro podio final del Tour:  [GBR] Chris Froome  –  [COL] Rigoberto Urán  –  [FRA] Romain Bardet

Escrito por:
Álvaro Bartolomé Quevedo. @Alvaro_Queve

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *