Tour de Francia 2017 – Previa etapa 16. Puy en Velay-Romans sur Isère, 165 kms

En nuestra guía decíamos…

Tercera y definitiva semana del Tour, tras la segunda jornada de descanso los ciclistas vuelven a retomar la competición para disputar una etapa en la que probablemente el pelotón deje hacer al grupo que quiera conformar una escapada, pensando los hombres de la general lo que se les viene encima en los próximos días en los Alpes. Una etapa que concentrará su mayor dificultad en la parte inicial, con un terreno rocoso y quebradizo durante los primeros 70 kilómetros de etapa. Una vez los superen, incluidos dos puertos de montaña de tercera y cuarta categoría, el terreno será favorable y sin apenas dificultad concluyendo la etapa en Romans sur Isère tras 165 kilómetros.


HORARIO

Horario de salida:  13:40 h.

Horario de llegada (aprox): 17:10 h / 17:30 h.

TV: Directo en Eurosport a partir de las 13:40 h.

Twitter: @_RoadAndMud, #TourdeFrancia.

ANÁLISIS RECORRIDO

¡Regresa el Tour! Tras la segunda y última jornada de descanso, llega la tercera semana de carrera, que se espera apasionante y más decisiva que nunca. Esta 16ª etapa es uno de los parciales más cortos, aunque cuenta con 165 km. Los primeros serán los más complicados, y favorecerán los posibilidad de formar una escapada numerosa que complique mucho la vida el control de los equipos de los sprinters.

La carretera comienza picando para arriba y pronto llega un puerto de 3ª categoría, la Cote de Boussoulet, con 4’5 km al 6’3%. Suficiente para que entren la fuga hombres fuertes en todo tipo de terrenos, y por supuesto, en las subidas. Después el terreno se mantiene repechero. En el km 65, donde aún restarán 100 km a meta, se coronará la segunda y última cota categorizada de la jornada. Una subida al Col de Rouwey (4ª), con 2’8 km al 5’6%. A partir de ahí el terreno empezará a ser más favorable. Un descenso muy largo llevará a los corredores a unos últimos 50 kilómetros engañosos, con un terreno incómodo, pero que si la escapada es grande y consiguió hacer camino con anterioridad, dadas las alturas de carrera, podría tener futuro hasta la meta en Romans-sur-Isere.

Desde el arco del último kilómetro, como vemos en el perfil, la carretera pica para arriba. Es un factor a tener en cuenta para un posible desenlace al sprint, bien desde la escapada, o en el pelotón.

FAVORITOS

Una jornada más abierta de lo que parece si lo analizamos con perspectiva. A priori, vemos el perfil y parece poca cosa, pero si tenemos en cuenta de que se trata de la tercera semana de carrera, con los equipos mermados de fuerzas y de efectivos, con muchos intereses, muchos equipos que no han ganado, y que hay un hombre que arrasa en los sprints masivos por encima de todos que se llama Marcel Kittel, entonces nos daremos cuenta de que el escenario más lógico para lograr un triunfo para la mayoría de equipos sería luchar la escapada en el terreno inicial de la etapa, que es propicio.

Nadie querrá seguir trabajando para el Quick-Step. Si los equipos de los sprinters, como Lotto-Soudal, que aún no ha ganado con André Greipel, o Kathusa que aún no ganado con Alexander Kristoff, y algún otro más que consiguiesen engañar para trabajar se dedican a controlar los primeros kilómetros y consiguen que la escapada sea de poquitos corredores y sin mucho motor, entonces lograrán llegar al sprint. Pero es un punto complicado. Si la gente sale con ganas de batalla y de ganar, que debería ser lo normal en un Tour de Francia, entonces, Lotto-Soudal, y el resto de equipos de sprinters, incluido Quick-Step, deberán tratar de meter un hombre en el corte bueno.

Es muy posible que BMC, que aún no ha conseguido ningún triunfo, trate de situar a un par de ellos o tres en la fuga, como hiciera en la 15ª etapa. Aquí tiene corredores fuertes, para este tipo de parciales, como Stefan Küng y especialmente, Greg Van Avermaet. El belga ha dado al palo en las dos opciones más claras que tenía en este Tour, pero no debería desaprovechar la que probablemente sea la última gran oportunidad. Después del día de descanso, con ese terreno inicial perfecto para él, y un desenlace fantástico para sus condiciones, en una etapa corta y difícil de controlar, todas las piezas encajan.

Después tenemos una larga lista de corredores que encajan en un perfil similar, que se mueven bien en las clásicas. Encabeza este grupo la sensación de esta primavera, un juvenil de 35 años como es Philippe Gilbert. Ha estado activo los últimos días, y aquí tiene una buena oportunidad de buscar sus opciones. En Quick-Step están de dulce y ya llega su hora. Seguimos por Lilian Calmejane, Jan Bakelants, Tony Gallopin, Thomas De Gendt, todos ellos se están dejando ver en este Tour. Y sin olvidarnos de corredores como el veterano Sylvain Chavanel, Alberto Bettiol, que ha dado la sensación de estar muy fuerte estas últimas jornadas trabajando para Rigo, Simon Clarke o Tony Martin, quien probó desde lejos ya en la 15ª etapa. Kathusa aún no ha ganado y ni mucho menos lo puede fiar todo a una contrarreloj que veremos hasta que punto favorece al alemán con esa subida tan exigente.

Otros corredores rápidos, como Michael Matthews, si aún sigue empeñado en el maillot verde, no puede dejar pasar esta opción. Quedarse en el grupo sería sentenciarse ante Kittel. Pero el australiano es capaz de coger el corte. Pocos lo querrán ver en el, porque es prácticamente imbatible en ese final, pero una fuga se puede resolver de miles de manera diferentes, y no tiene porqué ser al sprint. Lo que está claro es que si quiere ganar, o al menos sumar más puntos de la regularidad, sus opciones crecen desde la escapada. Otro de esos hombres rápidos que deberían intentarlo son Sonny Colbrelli o Edvald Boasson Hagen.

Tampoco podemos descartar a corredores que se están mostrando muy combativos desde la salida, como los Fortuneo, con Maxime Bouet o Pierre Luc Perichon, los Cofidis, con Julien Simon podrían tener una buena carta, o los Direct Energy, que con Thomas Voeckler también podrían tener una buena carta, dependiendo del nivel de la escapada. El francés lo está probando todos los días de salida, se retira al terminar el Tour y querrá disfrutar a tope de sus últimas pedaladas.

Si por un casual, la escapada se formara en el primer ataque y los equipos controlasen con facilidad, además de los sprinters anteriormente citados, también tendremos que tener en cuenta a Dylan Groenewegen, Jhon Degenkolb, Nacer Bouhanni o Daniel McLay.

Para los hombres de la general se supone que debe ser un día de mayor calma. Tratarán de seguir alargando el día de descanso y recuperar energías para los Alpes, que se avecinan terroríficos con esas dos grandes jornadas de alta montaña en las que Galibier e Izoard ya se pelean por ser más decisivo el uno que el otro.

¡A disfrutar! Que estas etapas, si son peleadas, también tienen su encanto.

ZONA APUESTAS

Nuestra apuesta:  [BEL] Greg Van Avermaet

Nuestro outsider:  [ALE] Tony Martin  //  [ALE] Jhon Degenkolb 

 

Escrito por:
Álvaro Bartolomé Quevedo. @Alvaro_Queve

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *