Guillaume van Keirsbulck – Preparado para triunfar.

Nuestro protagonista de hoy nació en Roeselare, pequeña localidad de Flandes occidental y una de las grandes cunas del ciclismo, hace ya veintiséis años, concretamente el 14 de febrero de 1991. Un chaval que desde sus inicios tenía clara cuál sería su profesión, el ciclismo.

En su paso por la categoría sub23, rápido demostró sus habilidades, triunfando en la Paris-Roubaix juniors, apenas con 18 años. Gracias a este resultado, unido a una regular temporada, un año más tarde, daría el salto como stagiare a uno de los grandes equipos del panorama internacional, el Quickstep – Innergetic, equipo en el que estaría enrolado durante las siguientes siete temporadas.

Resultado de imagen de Guillaume Van Keirsbulck 2011

Desde su primera temporada completa, demostró ser un auténtico corredorazo, nacido para triunfar; aprovechando todas las oportunidades que su equipo le cedía y trabajando duramente cuando fuere necesario, y así, llegaron los primeros grandes resultados. 4º en Le Samyn 2011, 7º en Halle Ingooingem 2011 y ganador de la Omloop van het Houtland en la misma temporada. Poco a poco fue avanzando, siempre a la sombra de los grandes corredores que corrían junto a él, corredores de los que aprendería mucho en sus primeros años. Hasta que en 2014, tras varios años dejándose ver en la cabeza de numerosas pruebas, llegaba una gran temporada para él; siendo 7º en la general del Tour de Qatar, 2º en la Driedaagse van West-Vlaanderen y sobretodo, ganando la general de la  VDK-Driedaagse De Panne-Koksijde y una etapa del Eneco Tour, una carta de presentación espectacular para un corredor nacido para las clásicas.

Resultado de imagen de Guillaume Van Keirsbulck 2014

Ya con más renombre en el pelotón, poco a poco tenía más libertad en el equipo. Esto se dejó ver en 2015, donde realizó una gran temporada de clásicas, siempre jugando al ataque, y obteniendo grandes resultados sin llegar a rematar, como el 5º puesto en la  Dwars door Vlaanderen. Algo más negro fue 2016, su libertad cada vez se veía más reducida y quedaba relegado en prácticamente todas las pruebas a su rol como gregario, apareciendo poco en los momentos decisivos y frenando su potencial. Posiblemente esto le hizo tomar la decisión de cambiar de equipo, dejar la escuadra de su vida, el Etixx – Quick Step, para enrolarse en el Wanty – Groupe Gobert, equipo de la categoría continental pro, en el que poder disfrutar de mucha más libertad, liderando en la temporada de clásicas al equipo.

Resultado de imagen de Guillaume Van Keirsbulck Le samyn

Tras un comienzo algo abrupto de temporada, sin dejarse ver en las primeras pruebas y estando lejos de los primeros puestos en el primer fin de semana de clásicas, dio una auténtica exhibición de caníbal en Le Samyn, demostrando ser un fuera de serie y realizando un auténtico monólogo en los últimos 50 kilómetros de prueba, saliendo a todos los cortes y destrozando a Alex Kirsch en la subida final, con el margen suficiente para celebrar la victoria y mandar callar a todos aquellos que desconfiaban de él. Un corredor que deja claro que está aquí para triunfar, y que este año, dará mucho de lo que hablar.

Escrito por:
@Sergioporquesi

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *