El fin de semana del 15 y 16 de julio del equipo Elkar Kirolak Bioracer-Elmet

La visión del fin de semana de las competiciones de este equipo femenino vasco a ojos de Julen Bilbao

 

Por fin tocaba un fin de semana de “doble sesión”, sin tener que hacer muchos kilómetros en la carretera para desplazarnos al lugar donde se celebraban las carreras.

El sábado tocaba correr el Campeonato de Euskadi, en Tolosa, y el domingo, “en casa”, en Sopelana, una carrera que puntuaba para el Torneo Euskaldun.

Se tengan esperanzas de alzar con el título o no, el Campeonato de Euskadi siempre es una cita especial. Una cita con la que sueñas terminar vestida con un maillot tricolor, rojo, verde y blanco, los colores de Euskadi, de nuestra Ikurriña. Quién sabe si cualquier despiste de las demás o buen día de una, pueda ser clave para alzar los brazos, esta vez, en Tolosa. Por comentar algo de Tolosa, sabed que fue capital de la provincia guipuzcoana hasta 1854 (1844-1854), año en el que cedió esa capitalidad a la actual, San Sebastian. Aún hoy en día, Tolosa sigue siendo una localidad importante en la provincia, dando nombre a la comarca en la cual se sitúa, Tolosaldea.

Pasando a lo que nos interesa, el Campeonato de Euskadi en línea para féminas, hay que decir que fue una carrera donde el papel de favoritas recayó en aquellas corredoras capaces de mover grandes desarrollos, las rodadoras, siendo Lourdes Oyarbide la máxima aspirante a lograr el título, como iba a ocurrir al finalizar. Como os podéis imaginar, el circuito era prácticamente llano. A pesar de no tener dificultades montañosas, a parte de algún repecho, la carrera no quedó exenta de ataques y una imposición fuerte de ritmo por momentos.

Veamos que nos decía Enara López, al acabar la carrera: “Ha sido una carrera llana, en la que he ido encontrando buenas sensaciones y estoy satisfecha con mi rendimiento. Lo único, mal posicionada al sprint. Pero por lo demás al tanto de los ataques y respondiendo.”

Enara López instantes antes de una prueba.

María Brizuela, la cadete leonesa, nos relata las impresiones que tuvo en Tolosa: “Pues muy bien, aunque no me gustó mucho el recorrido, al ser tan llano no pude hacer nada, pero aguanté muy bien el ritmo de las juveniles.”

María Brizulea celebra su victoria en Larrabasterra. Foto: Endika Oregui.

Y por último, pasemos a conocer las impresiones de Mireia Muñoz: “Pues en mi opinión demasiado llana, pero tiene que haber para todos. Bastantes ataques de las Bizkaias aunque sin éxito, y una escapada de dos que hemos neutralizado al final. La llegada un poco aparatosa al sprint pero bueno, esperemos mañana hacer mejor curro de equipo.”

Mireia Muñoz durante una competición. Foto: Rueda Lenticular

En cuanto a la jornada dominical, comentar que sí tenía dificultad montañosa, aunque no muy grande. Se daban tres vueltas, en las cuales en cada una de ellas, se subía Umbe, para acto seguido de la bajada subir Dobaran, y volver a subir una parte de Umbe, hasta el cruce, que volvía a llevar a la carrera al paso de meta por Sopelana. Decir también que tanto Umbe, por ambos lados, como Dobaran, no son dificultades montañosas exigentes, y menos para la élite del ciclismo femenino nacional.

María Brizuela, nuestra pequeña gran leonesa, nos comenta cómo le fue en la carrera: “Pues he tenido muy buenas sensaciones. Sobre el kilómetro veinte hemos hecho una escapada de unas diez corredoras y en el último repecho nos hemos ido seis. Al final el sprint no se me ha dado muy bien porque estaba muy cansada y, la verdad, esperaba más resultado, pero muy contenta en general, porque era una carrera muy dura y el ritmo ha sido muy alto.”

María Brizuela posa con el trofeo.

Viajamos a Galicia, más concretamente a Carballo, porque hay que hacer mención especial a nuestra galleguiña, Paula Sanmartín.

Este fin de semana se corría el Campeonato de Galicia en línea y nuestra gran corredora consiguió subir al pódium, llegando a meta como tercera en general, y… ¡¡¡CAMPEONA SUB 23!!! ¡¡¡ENHORABUENA!!!

Paula Sanmartín luciendo su oro en el podio.

Estas son sus declaraciones sobre el campeonato: “En total eran treinta y tres kilómetros, ya que corríamos cadetes, juveniles, sub23 y élites todas juntas. Se puso un ritmo alto y se hizo selección, en la que por delante quedamos tres élites, una cadete, una juvenil y yo. A medida que fueron pasando los repechos y poniendo un ritmo alto nos fuimos dos élites y yo, y después fuimos a palos. Me la jugué en la última bajada pero me pillaron y no me dio ni para esprintar, así que tercera élite y primera Sub23.”

Y esto fue todo lo que dio de sí el fin de semana del 16 y 17 de julio.

Escrito por:

@indionorte

Julen Bilbao

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *