El 9 del Mundial

Con un poco de demora pero sin falta haciendo valer el dicho de más vale tarde que nunca, los compañeros de Road&Mud os traemos nuestro particular 9 del mundial de Richmond.

1

1. Peter Sagan, premio a la regularidad. Y por fin le dio a la diana, muchos segundos puestos y muchos casis a lo largo de la temporada, pero en posiblemente en la más importante supo darle al centro de la diana para poder levantar los brazos en meta y llevarse su primer mundial. No se podría entender un 9 sin él, ya que a pesar de estar escondido a lo largo de la prueba y solo dejarse ver en los últimos KM, supo aprovechar su oportunidad para ganar. Ya lo dicen: más vale poco bueno que mucho y malo.

2. Michael Matthews, el Sagan en la sombra. Hablar de Michael Matthews como el nuevo Sagan puede ser un poco exagerado, ya que todos sabemos que la calidad del eslovaco es muy superior a la del aussie, pero remarquemos la temporada de ”Bling Matthews”. El corredor de Orica terminó tercero en Sanremo, tercero en la Amstel Gold Race, segundo en Québec y segundo en Richmond, una serie de resultados que para él son magníficos pero que le dejan  un sabor agridulce. Su carrera fue memorable, estando en las primeras posiciones en todo momento para evitar cortes y eso le permitió ser el primero en el sprint del grupo.

2

3. Ramunas Navardauskas, en la sombra. La victoria de Sagan no nos permitió llegar a ver el sprint del grupo por culpa de la mala realización de la carrera, un hecho que nos forzó a saber quién completaba el podium y el TOP 10 mediante el cartelito de encima de meta, primero apareció el nombre de Matthews y posteriormente una de las grandes sorpresas de la carrera: la bandera de Lituania acompañada por el nombre de Ramunas Navardauskas. Un corredor cuyo perfil de la etapa posiblemente le iba como anillo al dedo, con repechitos que descartarían a grandes sprinters y que permitirían un sprint más reducido sumado a las piernas bastantes fatigadas de los ciclistas que le acabarían dejando tercero. También se tiene que remarcar el trabajazo que hizo su compañero de selección Germinias Bagdonas.

4. Michal Kwiatkowski, honor al maillot. Posiblemente muchos otros ciclistas al ver que el perfil no les acababa de acompañar se hubiesen dejado ir y no lo hubiesen intentado, pero este no es el caso del ex campeón del mundo polaco. Kwiatkowski lo intentó de todas las formas aunque sin llegar a tener éxito. Primero atacó y se fue en un pequeño grupo que acabó siendo capturado en la última vuelta y luego en vez de ceder y ver como Sagan ganaba, aguanto el ritmo de cabeza para intentar luchar por un buen puesto en el sprint, terminando octavo y dejando muy buen sabor de boca.

5.Tom Boonen, incombustible. Y de nuevo apareció Tommeke para dar sus últimos destellos de brillo esta temporada en Richmond, delante de todo el mundo para demostrar que todavía hay Boonen para unos años más. El belga prefirió dejar los KM finales para sus compañeros de selección Gilbert y GVA para poder atacar con el grupo comentado anteriormente a falta de unas vueltas para llegar al final. El bueno de Boonen fue uno de los más activos a la hora de intentar que la ventaja se consolidase pero por detrás venían como trenes. Al final se tuvo que conformar con llegar a meta 35º, junto a su compañero de equipo Matteo Trentin.

3

6. Jos Van Emden, un tulipán gregario. No hay palabras para describir el valor del trabajo que hizo el corredor del Lotto Jumbo en los primeros KM de la carrera. Con un objetivo bien claro de endurecer la carrera para eliminar algunos rivales directos, se puso a tirar durante algo más de los 100 primeros KM de carrera con una entrega que nadie supero a lo largo del día. Un corredor que posiblemente hizo que las primeras horas de la etapa fuesen mucho más amenas al ver como Van Emden daba todo por su selección, un gran ejemplo de que el ciclismo es puro compañerismo.

7. Greg Van Avermaet, atento. Otro corredor belga que no pudo terminar en una posición decente fue Greg Van Avermaet, que a pesar de no obtener ese merecido premio se ha ganado un puesto en nuestro particular 9. Primero un ataque a unos 80 km de meta que estaba condenado al fracaso pero que puso miedo en el pelotón por unos instantes. Su segundo  intento fue cuando se metió en el grupo formado por Oliveira, Kuznetsov y Amador a unos 15 km de meta, pero no acabo de funcionar del todo. Una vez capturado y con la idea de estar en cabeza de pelotón lo que restaba de prueba, fue el primero en pisar las dos últimas subidas, un hecho que le dio ventaja en la segunda para poder salir a rueda de Sagan cuando atacó pero cediendo unos metros que acabarían siendo definitivos. Van Avermaet lo intento con todas sus fuerzas junto a Boasson Hagen, pero a pocos metros de meta fue cazado cediendo el turno de sprintar por una buena posición a Gilbert.

4

8. Ivan Stevic, el honor. En el ciclismo siempre gana el primero en llegar a meta (como bien comentábamos con Van Emden) sino que gana el que cumple con sus objetivos, y aquí llegamos al caso del serbio Ivan Stevic. Siendo el único corredor serbio de la carrera y a la edad de 35 años lograba meterse en la primera fuga del día en la que aguanto un total de 100 km, para posteriormente dar una vuelta de honor antes de bajarse de la bicicleta, en la que recibió el aliento y las felicitaciones del público que terminaron en una reverencia por parte del corredor que dejo sin duda la imagen del día.

9. Kanstantsin Siutsou, Nacer Bouhanni y Nelson Oliveira, combativos del mundial. Tres nombres con tres historias detrás de ellos. Posiblemente mucha gente diga que falta alguien entre los 3 mencionados, pero para nosotros se merecen estar. El bielorruso del Team SKY se metió en un total de dos fugas, primero en una a 80 de meta que no acabo de fructificar pero en la que comandaron la carrera durante 30 km, su segundo intento ya fue en la última vuelta cuando salto junto a Tyler Farrar sabiendo que si quería hacer algo tenía que intentarlo desde lejos. Otro que culminó una gran carrera viniendo con la inercia de su gran final de temporada fue el portugués Nelson Oliveira, que lo intento también en la última vuelta y que acabo 16 a pesar de las fuerzas gastadas anteriormente. Finalmente, queremos contar la historia de Bouhanni, un corredor que no atacó, que no salió mencionado en prácticamente ningún momento de la carrera pero que para nosotros fue el corredor más combativo de la prueba. Nacer Bouhanni sufrió un total de 3 caídas con dos cambios de bicis y terminó en 21º posición, un resultado espectacular viendo todo lo que paso. Sin duda una lección de coraje de la cual muy poca gente llegó a conocer.

Escrito por:
@DaniEscribano27

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *