Balance Giro 2016 – Equipo a equipo (Parte 2)

Continuamos el repaso que iniciábamos el domingo de la actuación de los 22 equipos del terminado, y ya añorado, Giro de Italia 2016.

Lotto Soudal

Nota: 8

Destacamos a: En un equipo de guerreros, acostumbrados a batirse por los triunfos parciales, cerrar la Corsa Rosa con cuatro victorias es un éxito tremendo. Tres de ellas para el todopoderoso André Greipel, esa fuerza de la naturaleza que a fuerza de patadas destrozó los sprints en aquellas etapas en las que hacía falta más que llanear, eliminando a su gran rival Marcel Kittel. Además, Tim Wellens, un ciclista nacido para la batalla y el espectáculo, se anotaban una fantástica victoria en el primer final en alto. Jurgen Roelandts, Pim Ligthart Sean De Bie hicieron las delicias de los que amamos ver la preparación de un sprint. Lars Ytting Bak siguió con su habitual combatividad, aunque tardó en dejarse ver, y tuvo la malísima suerte de tener que retirarse por caída el último día. Adam Hansen, menos visible que otras veces, completó una gran vuelta más, y sigue haciendo historia. Y Maxime Monfort, en su línea discreta pero efectiva, sumó su noveno Top20 en una grande.

Decepción: No debería considerarse decepción porque hace ya tiempo que no está ni se le espera. Pero quien esto escribe se ha enterado hoy de que Jelle Vanendert ha corrido las 21 etapas del Giro.

Movistar Team

Nota: 7

Destacamos a: Alarga su leyenda Alejandro Valverde con el podium de gran vuelta que le quedaba, y anotándose además una etapa para entrar en el selecto club de ganadores en las tres principales rondas por etapas. Pese a una primera semana en la que la estrategia del equipo pareció bastante extraña, supo reponerse a los malos días con grandes actuaciones como la de la cronoescalada o el asalto al podium en la penúltima etapa. Andrey Amador prolongó su idilio con Italia, y, aunque se le hizo larga la carrera y tuvo que sufrir de lo lindo, terminó en otro magnífico top10. Primer costarricense en lucir la maglia rosa, su primera semana fue antológica, especialmente en los descensos. Giovanni Visconti fue el verso libre del equipo. En ocasiones dio la sensación de vivir obcecado con conseguir una etapa que no llegó a alcanzar, pero también es cierto que fue notable su combatividad y su presencia en carrera.

Decepción: Dicen que volvía a estar enfermo, y nadie duda de que sea verdad, pero volvemos a quedarnos con la cara mala de Carlos Betancur. Después de sus victorias de etapa en Castilla y León y Asturias, confiábamos en que tuviera más peso en el equipo, y, si bien intentó dejarse ver en los primeros días, se le notó corto de gas desde el primer momento. Algunos despropósitos tácticos, unidos a comentarios misteriosos de Valverde y explicaciones increibles de Txente García Acosta, como lo sucedido con en Sestola o en Cividale del Friuli.

valverde-amador-perdieron-sus-opciones-giro-1463845171051

Fuente: sport.es

Nippo – Vini Fantini

Nota: 5

Destacamos a: El otrora joven promesa del ciclismo italiano, “Príncipe” y temprano ganador de una maglia rosa, Damiano Cunego, llegaba como la gran baza del conjunto transalpino. Dio mucha presencia al equipo en el podium diario en su lucha por la maglia azzurra, pero su hundimiento en la última etapa alpina le dejó sin el preciado premio, por lo que deja un sabor agridulce. Nos quedamos con Giacomo Berlato, por su espíritu luchador en las fugas y especialmente por su espectacular labor de gregario en la decimocuarta etapa, en la que terminó absolutamente derengado y trasladado en ambulancia después de dejarse literalmente el alma por su jefe de filas en la fuga en busca de los puntos de la montaña.

Decepción: Tampoco se podrían calificar de grandes decepciones, pero el conjunto italiano tenía ciclistas de los que esperábamos al menos más presencia en algunos finales de etapa, como Grega Bole, Riccardo Stacchiotti Gianfranco Zilioli, casi inéditos en este Giro.

Orica GreenEDGE

Nota: 7

Destacamos a: El colombiano Esteban Chaves, sigue dando pasos en su progresión como ciclista, pero también en su carisma y admiración por parte de los aficionados. Un luchador dentro de la carrera y una eterna sonrisa, amabilidad y buen humor fuera de la misma. Espectacular Giro el suyo, con dos semanas en las que parecía ser el más fuerte en la montaña, y con el sueño rosa latente hasta casi el final, cuando, ya con la maglia a hombros, no pudo resistir la ofensiva de Astana. Primer podium en una vuelta grande, y a seguir creciendo para dar muchas alegrías a los escarabajos en el futuro. Para su éxito, contó especialmente con un gregario de auténtico lujo a su lado, un infatigable Rubén Plaza, que, aunque intentó sin éxito volver a repetir la machada de los pasados Tour y Vuelta, supo sacrificarse para su jefe de filas justificando con creces su fichaje por el equipo australiano.

Decepción: Quizás teníamos más ganas de haber visto a “Pocket Rocket” batiéndose en los sprints con los gigantes teutones, pero Caleb Ewan se tuvo que conformar con un segundo puesto en Bibione, justo antes de retirarse de la carrera. Con 21 años, todavía tiene mucho que decir y de seguro que las volatas del Giro, posiblemente las más exigentes del calendario, le han servido para aprender. De Damien Howson también esperábamos mucho tras el Tour de Romandia. Buen trabajo de gregario en la última semana para Chaves, pero aun tiene mucho margen de mejora y está llamado a ser más protagonista en ediciones futuras.

1859026-39177711-2560-1440

Fuente: eurosport.es

Team Giant Alpecin

Nota: 7

Destacamos a: Después de un comienzo de temporada aciago en cuanto a victorias, marcado por el atropello de pretemporada, el conjunto alemán no pudo empezar el Giro de mejor forma. Tom Dumoulin ganaba la primera crono y se vestía de rosa en su país, para jolgorio de sus paisanos, que abarrotaron las cunetas en las primeras etapas. En Praia a Mare volvía a demostrar su nivel el neerlandés, pero luego se iriía desfondando y un forúnculo dejaría por dejarlo fuera de la lucha e incluso de la carrera. El equipo tuvo en Georg Preidler a su mayor valor tras la retirada del jefe de filas. Muy activo en carrera, haciendo un gran Giro entrando en fugas claves. Llegó a tener una victoria en la punta de los dedos en la llegada a Corvara, y también realizó gran actuación camino de Risoul. El triunfo parcial que se le resistió al austriaco llegó a ultimísima hora con Nikias Anrdt, que se llevaba la etapa en el circuito final de Turín tras la descalificación de Giacomo Nizzolo. Dos etapas, pese a no haber conseguido dejarse ver en la general, es un gran balance para un equipo que necesitaba una bomba de oxígeno. Tobias Ludvigsson también fue protagonista en la primera crono, llegando a lucir el maillot blanco durante tres días.

Decepción: Si alguna decepción se puede achacar al equipo alemán, sería la de no estar en la lucha por la general. Pero la retirada de Tom Dumoulin dejó al equipo huérfano y en busca de otros objetivos que pudieron cumplir con creces.

Team Katusha

Nota: 7

Destacamos a: Uno de los gafados de este Giro ha sido Ilnur Zakarin. Mientras no ha tenido contratiempos, uno de los corredores más completos y guerreros de la carrera, pero una aciaga contrarreloj en Chianti lo descolgó en la lucha por el rosa a base de pinchazos y caídas. Cuando luchaba por colarse en el podium final, una caída en el descenso del Colle dell’Agnello acabó con su Giro. Una lástima porque el zarevich ruso estaba siendo un aliciente más del bellísimo espectáculo de la Corsa Rosa. Rein Taaramäe se armó de veteranía, clase, saber estar y buenas piernas para dedicar una fantástica victoria a su líder al día siguiente. La Z del estonio al cruzar la meta de Sant’Anna di Vinadio es uno de los gestos de este Giro 2016. Alexander Porsev, sin ser uno de los grandes velocistas de la carrera, se va con seis top10 en las volatas,

Decepción: Claramente el episodio entre oscuro y surrealista lo protagonizó Alexey Tsatevich en la crono de Chianti. Las imágenes mostraron claramente cómo el sueco se pasó más de media crono literalmente a rueda del sueco Tobias Ludvigsson. Ante la increíble inacción de los comisarios, el equipo se lió la manta a la cabeza y expulsó al corredor del Giro. Decisión polémica pero ante todo osada del conjunto de Konyshev.

20160524-635997094410685695_20160524180032-086-k0OE--911x683@MundoDeportivo-Web

Fuente: mundodeportivo.com

Team LottoNL Jumbo

Nota: 7

Destacamos a: Si no ganador moral, como mínimo un podium en los corazones de todos los aficionados. Steven Kruijswijk tuvo el rosa en sus característicos hombros hasta que una desafortunada caída echaba por tierra sus opciones de ganar el Giro. Demostró ser el más fuerte, defendiéndose como gato panza arriba ante la debilidad de su equipo ante los ataques de los rivales. El Giro es su carrera y este año ha dado un paso adelante. Gran noticia para el ciclismo. Primoz Roglic fue la revelación en la lucha contra el reloj. Reventó la banca en la primera etapa, quedándose a solo milésimas del rosa de Dumoulin, y confirmó que del salyo de ski a la gloria ciclista se podía pasar en pocos años con su triunfo en la crono de Chianti. Enrico Battaglin fue el único gregario fiable para “La Percha” en las etapas de montaña, reconvirtendo su labor en post del éxito del jefe de filas. Y mención especial para Maarten Tjallingii todo un ejemplo de lucha, aventurero incansable en las luchas contra el pelotón, que ha corrido su último Giro y lo ha hecho, como no podía ser de otra manera, colándose en la primera fuga de la carrera y en la última camino de Turín junto a Jos van Emden.

Decepción: Al igual que en la Vuelta 2015, Addy Engels, director por aquel entonces en el Giant de Dumoulin y ahora en el LottoNL de Kruijswijk, ha visto como un equipo es clave para que un líder vuele o se hunda. En la etapa de Risoul, volvimos a ver de nuevo el error que habíamos visto en la sierra madrileña. Ningún compañero de la maglia rosa logró colarse en la fuga del día, para servir de puente al líder. Tampoco tuvo demasiados compañeros cerca y estos desaparecieron cuando el ritmo se aceleró. La elección del momento del cambio de bicicleta tras la caída tampoco fue el adecuado, y Kruijswijk tuvo que sucumbir ante el empuje de los rivales. El hombres es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra.

Team Sky

Nota: 5

Destacamos a: Sin duda la relación del Sky con el Giro es tortuosa, y en varias ocasiones se ha dado un buen golpe con respecto a las previsiones generadas antes de la carrera. A pesar de ello, el navarro Mikel Nieve realizó una fantástica carrera, siendo uno de los mejores en la montaña, como prueba su gran victoria en Cividiale del Friuli y su conquista en la penúltima jornada de la maglia azzurra, gracias a su espíritu atacante desde las primeras rampas del Col de Vars. Meritoria también la batalla planteada por David López, un auténtico gregario de lujo que ha aprovechado su libertad para dejarse ver y demostrar su clase. Entre las caras positivas de Sky también destacamos al joven Sebastián Henao, que a la chita callando, ha sido el segundo mejor joven del Giro y top20 en la general.

Decepción: El abandono de Mikel Landa nos dejó a todos bajo un jarro de agua fría después del día de descanso, En la crono de Chianti se posicionó como el gran favorito para la maglia rosa, después de resistir en etapas explosivas que no le venían tan bien. Pero no pudimos ver al alavés batirse en la alta montaña, habrá que esperar a otra ocasión. Por su parte, Elia Viviani, se fue a casa al llegar fuera de control en la octava fracción. Un segundo puesto en Arnhem sin hacer sombra a un imperial Kittel es el único resultado destacable del gran velocista transalpino.

Tinkoff

Nota: 6

Destacamos a: El polaco Rafal Majka continúa en su línea de buen rendimiento en el Giro, aunque se está convirtiendo en un ciclista rácano y amante de la rueda ajena, cuando pensamos que tiene capacidad para mostrarse con mayor combatividad. Aún así, buen resultado en una carrera tan dura como la que hemos vivida. Manuele Boaro fue su gregario estrella, con un gran trabajo incluso en la montaña, poniendo a veces un ritmo más ambicioso en el pelotón que el de su propio jefe de filas. Bien Ivan Rovny, generoso en los esfuerzos en las fugas, aunque sin premio de victoria.

Decepción: Una vez más nos encontramos la situación de algunos jóvenes de los que esperábamos un paso adelante pero que también habrán crecido con esta oportunidad en una gran vuelta. Nos referimos a Jay McCarthy, al que nos gustaría haber visto más que en el último top10 logrado en Turín. Tampoco fue Pawel Poljanski el mismo que en la pasada Vuelta a España. Pero lo dicho, un equipo que tenía a Majka como bandera y que poco más podían haber logrado.

Trek Segafredo

Nota: 5

Destacamos a: Muy gris carrera del Trek Segafredo. Solo Giacomo Nizzolo pudo destacar con la consecución de la maglia rossa, gracias a su tesón por completar la Corsa Rosa y llevarse por segundo año consecutivo la clasificación de los puntos. Se le sigue resistiendo la victoria de etapa. En Cassano d’Adda Roger Kluge le dejó con un palmo de narices, y en Turín pasó de la euforia al cabreo en un instante, cuando recibió la noticia de su descalificación por cerrar a Modolo. Del resto del equipo, poco que destacar. Interesante el esfuerzo de un Fabian Cancellara que, pese a estar enfermo, sufrió para disputar las dos cronos, en las que hizo cuarto y octavo. Espartaco quería llevar el rosa al menos una etapa antes de su retirada, pero no pudo ser posible.

Decepción: Nos quedamos con las ganas de ver si Ryder Hesjedal nos regalaba una de sus últimas semanas a la ofensiva en busca de las etapas. El canadiense está lejos de ser un candidato al Giro, aunque una Corsa Rosa adorne su palmarés, pero siempre es un gran animador de la carrera. Su retirada por enfermedad en la decimocuarta etapa fue el final de dos primeras semanas muy discretas del norteamericano.

Fuente: willier.it

Fuente: willier.it

Willier Southeast

Nota: 4

Destacamos a: El equipo italiano, mermado y sin demasiadas bazas claras para luchar por nada destacable, tuvo en el albanés Eugert Zhupa un seguro de cuota de pantalla. Fantástico Giro el suyo por su lucha por colarse en las fugas del día y por su pundonor para aguantar el mayor tiempo posible en cabeza de carrera. Sin la presión de un equipo grande, una muy buena noticia el debut de Julen Amezqueta, Cristian RodríguezDaniel Martínez. Los tres se dejaron ver lo poco que pudieron y lograron llegar a Turín, un gran mérito en su estreno en una gran vuelta.

Decepción: Uno de los velocistas del futuro, Jakub Mareczko, entró en el Giro con el pie izquierdo. Fuera de ritmo y sin poder meterse en ninguno de los sprints de los primeros días, tuvo que bajarse de la bicicleta en la quinta etapa, perdiendo la gran oportunidad de medirse con los ases del embalaje. Muy poco hemos visto a Filippo Pozzato en carrera, aunque las cámaras buscaban su planta y sus tatuajes, por lo demás vivió escondido en cola del pelotón. A punto estuvo de regalarnos un chispazo de su clase en Cassano d’Adda, pero se vio superado y no pudo rematar. Funcionó mejor como hombre anuncio que como capitán de la escuadra transalpina.

Escrito por:
@VictorGavito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *